Buzz: The Music Quiz, Impresiones

Buzz: The Music Quiz, es uno de los próximos títulos de Relentless Software. Un rompecabezas basado en los concursos de la tele, un juego completamente original que continúa la nueva política de la compañía basada en innovar en el aspecto social de los videojuegos.

Por 25 pesetas, dígannos...

Se trata de uno de los juegos más extraños del próximo catálogo de Sony para el próximo invierno. Es un concurso de carácter musical, muy al estilo de los programas concurso de TV, en el que más de 5.000 preguntas sobre música pop nos estarán esperando para que comprobemos el nivel de nuestros conocimientos en este campo. Nuestros conocimientos y el de nuestros colegas, pues el juego será apto para todos los públicos y multijugador hasta para 4 personas.

Podemos llegar a pensar que Buzz es un simple juego de preguntas al estilo Trivial Pursuit, pero los chicos de Sony no han querido quedarse anclados en el pasado y han decidido reorientar este tipo de juegos hacia algo más elaborado, participativo y por supuesto divertido. Categorías de preguntas diversas, como las de rellenar el fragmento de la letra que falta, las preguntas tipo trivial, las de qué pasó tal o cual año, etc.

Lo primero que se hace es elegir personaje entre los 16 que tenemos a nuestra disposición, y mientras se completa el número de participantes, hasta un total de 4, tenemos que darnos cuenta que esta elección sólo nos aportará cosas en el sentido estético de la palabra, ya que la sabiduría musical la tendremos que poner nosotros. Presentado durante la conferencia previa al E3 2005 de Sony Computer Entertainment Europe sorprende por su frescura y originalidad. Tan original es con respecto a los demás que hasta vendrá con cuatro pulsadores diseñados especialmente para el juego.

De la misma manera todos los juegos tipo puzzle con distintos periféricos (ya sean eyetoys o micrófonos) a base de una atrayente jugabilidad se han hecho con un importante hueco entre las preferencias de los jugones, y muchos de estos juegos han cosechado premios en múltiples ferias y revistas del sector, Buzz no va a ser una excepción, porque a parte d su planteamiento, sorprende por sus periféricos.

El juego saldrá a la venta acompañado de su propio mando, mejor dicho de sus 4 mandos multifunción, ya que la posibilidad de jugar partidas entre 4 colegas es la más atrayente del juego. Al tratarse de un juego exclusivo para PS2, los 'zumbadores' especialmente diseñados para él vienen acompañados de un concentrador USB para que puedas conectarlos todos a la vez. Los zumbadores contribuyen todavía más a convertir el juego en un verdadero concurso y le dan un toque diferente a todo lo que hemos visto hasta ahora.

Este mando está diseñado para agarrarlo con una mano y poder apretar con el pulgar el botón superior, con lo que obtendríamos (si somos los primeros en apretarlo) la posibilidad de contestar a la pregunta, haciendo uso de los otros cuatro botones adicionales que están ubicados a la altura de los otros cuatro dedos de la mano, y cuyos colores se corresponden con las opciones de respuesta que hay para las preguntas.

La modalidad principal de juego se basa en turnos de miles de preguntas. Como buen concurso televisivo, no se trata solo de contestar preguntas y ya está, sino que habrá distintos tipos de rondas, 8 en concreto, cada una de ellas con distintas variaciones y normas para hacer que el juego no entre en una rutina monótona que haga perder interés por él a los jugones.

La primera de las rondas es la más normal de todas y en ella podemos coleccionar una buena cantidad de puntos con los que poder competir en las siguientes. Luego nos esperan rondas como "Snap", vertiginosa ronda de preguntas con distintas respuestas posibles en las que los más rápidos camparán a sus anchas. O como el tipo de "el dedo más rápido" en la que prima la velocidad por encima de todo. O el tipo "ladrón de puntos" en la que se puede hacer que alguno de nuestros rivales pierdan parte de sus puntos, algo muy importante teniendo en cuenta que no jugamos contra la playstation sino contra nuestros colegas.

También tendremos una en la que a modo de bomba se irán pasando los turnos de respuesta entre los concursantes mientras se vayan acertando las respuestas y antes de que se agote el tiempo, perdiendo quien falle la pregunta que le corresponde o al que alcance el final de la cuenta atrás. La modalidad "offloader" permite al jugón decidir quien de los otros concursantes ha de responder a las preguntas que menos "nos gusten".

"Look before you leap" nos ofrece la posibilidad de ganar más puntos cuanto antes se responda con el riesgo de perderlos si se hace mal. Mientras que "Tie Breaker" será una ronda muy exigente, "Buzz stop" cambiará un poco las formas al tratarse de un minijuego de coordinación visual.

No sólo contaremos con esta modalidad principal de juego. Habrá otros dos modos que prometen alargar la vida de este juego. El modo Quickfire Quiz deja de lado el parloteo y el sistema de rondas, y en su lugar se limita a lanzar una ráfaga de preguntas a las que sólo podrá contestar el jugador que sea más rápido al pulsar el zumbador. El que antes consiga alcanzar la puntuación objetivo ganará la partida. El modo Quiz Master te da la posibilidad de ser presentador y estar al mando del cotarro, ya que este modo te permite elegir las preguntas a las que tendrán que responder los demás jugadores. Los zumbadores te permitirán averiguar quién ha sido el más rápido, y con el mando analógico DualShock repartirás los puntos como corresponda.

Volviendo al modo principal, el concurso lo maneja un presentador cuyo nombre da nombre al juego, Buzz, el cual se encargará de formular las preguntas y de explicar cada fase del concurso. Como compañera de trabajo tendrá a una ayudante llamada Rose que se encargará de todo el trabajo complementario. Ambos se encargarán de poner las notas de humor en el juego.

En el estudio televisivo en el que se desarrollan las partidas no faltará de nada ni las luces de colores, ni los efectos especiales, ni la pantalla gigante, ni los aplausos enlatados... El alcance de las preguntas del juego se remonta a música de los años 50 y llega hasta temas y artistas de éxito en el año 2005, así que hay canciones para todos los gustos. El juego incluye más de 1.000 archivos de música con fragmentos de canciones que servirán de pistas en algunas preguntas.

Los 16 personajes entre los que podemos escoger a nuestro representante virtual vienen a reunir a algunas de las tribus urbanas más reconocibles por sus gustos musicales, como por ejemplo los mods o los heavys, pero también tenemos tipos fanáticos de verdad, como el personaje disfrazado del Elvis de la época de Las Vegas, con lentejuelas y todo.

El juego vendrá en DVD, y las hazañas o desastres de los concursantes pueden quedar grabadas para la posteridad en la tarjeta de memoria. Como experiencia o divertimento social que podríamos definir este juego, es indudable que las más altas cotas de diversión se conseguirán en las partidas multijugador en las que juguemos 4 amiguetes.

Evidentemente este puede ser el primer paso hacia una nueva rama en el género de juegos que encasillamos como puzzle. Imaginaros que sacan más adelante uno para cada país a base de preguntas de los artistas musicales nacionales. O llevando un poco más allá piensa en juegos de preguntas de cultura general, de deportes, de cine, etc. El manual del juego incluirá una abundante lista de preguntas y, por si fuera poco, se publicarán aún más en la página web oficial del juego en cuanto ésta se abra al público. Además podremos preparar nuestras propias preguntas si lo deseamos.

De que Relentless Software, la empresa desarrolladora de este juego, se está especializando en juegos musicales (fueron los creadores de "DJ: Decks and FX") no cabe duda, pero para rellenar el catálogo de preguntas tuvieron que echar mano de Sony. Son estos tipos de juego (Buzz, Singstar, Eyetoy, etc.) los que consiguen que PS2 sea una experiencia lúdica para mucha más gente que lo que puede suponer contar sólo con los fieles jugones de siempre.

Si para muchos ajenos al mundo de las consolas agarrar el mando y atender a tantos botones ya supone un aumento de la tensión con la que ya de por si se enfrentan a la consola, la iniciativa de este otro tipo de juegos, tratando de innovar para simplificar la jugabilidad obtiene como recompensa un alto grado de aceptación por ambos bandos, el de los jugones ocasionales y el de los jugones empedernidos.

Buzz!: El Gran Concurso Musical

Un juego de preguntas y respuestas sobre los últimos 50 años de música Pop en el que no faltará detalle, ni concursantes rivales, ni presentador enrollado. Además vendrá acompañado de 4 exclusivos mandos para poder jugar a pleno rendimiento con él.
Buzz!: El Gran Concurso Musical