World Soccer Winning Eleven 9, Impresiones

Zico y Nakamura nos presentan la nueva entrega futbolera de Konami Tokyo. El futuro Pro Evolution Soccer 5 se nos aparece en versión nipona y nosotros, ni cortos ni perezosos, hemos dejado los pads echando humo probándolo. Fútbol sólo para tus ojos.

Como viene siendo habitual desde hace unos años, cada Agosto en Japón se da a luz una nueva versión de la saga futbolera World Soccer Winning Eleven, creada por Konamityo. Lo que antes pasaba desapercibido para la mayoría de europeos (excepto para los fans del fútbol digital), ahora se sigue con especial interés para saber qué nos traerá en Europa su versión PAL, Pro Evolution Soccer 5. En Meristation llevamos varios días probando, pasando, tirando, dando patadas y recibiéndolas en nuestras PS2. He aquí nuestras primeras impresiones del título...

Está claro que muy pocos títulos de cualquier género pueden competir con un programa bueno de fútbol. FIFA y PES se llevan la palma en ventas todas las Navidades; FIFA Soccer es el programa deportivo más famoso del planeta, mientras que PES hace unos años que se está mostrando como el preferido por la mayoría de los usuarios debido a sus grandes dotes de simulación en todos sus apartados. Mientras FIFA nos deleitaba con presentaciones, licencias y comentarios excelentes, PES nos daba el resto: fútbol.

Ultimamente, sobre todo este año pasado, las cosas se han emparejado bastante. FIFA lucha por sobrevivir a su fama de 'foto y poco más' con programas tan buenos como su último UEFA Champions League, mientras que PES4 no ha sido un paso adelante (más bien al contrario) con respecto al excelente PES3. FIFA 2006 parece que se presenta con muchas novedades 'de verdad', mejoras jugables muy palpables y siguiendo con su -buena- política de juego on-line en Europa. Para ver qué nos traerá PES5, nos hemos hecho con una copia de WE9. Zico y Nakamura son desde hace días nuestros compañeros inseparables.

La novena entrega de la saga se presenta con novedades en varios apartados: se han conseguido más licencias de clubes (Chelsea, Arsenal,.....); por fin se podrá jugar on-line -aunque su anterior WE8 Liveware Evolution inició ese camino- y además hasta 4 jugadores en un 2 vs 2 que puede ser antológico; y sobre todo, una conexión con la versión WE9 de PSP mediante USB que nos permitirá continuar jugando partidos y entrenando a nuestro equipo sin estar delante de la consola de sobremesa.

WE9 supone, a grandes rasgos, una vuelta a los mejores momentos que nos dio WE7 Final Evolution y PES3. Es verdad que aún posee varios defectos MUY mejorables, y que se han añadido otros a la fluidez de juego, pero por otro lado se ha ganado en otros conceptos de simulación. Es cuestión de cada uno saber si prefiere el nuevo estilo que están imprimiendo a su saga Konamityo. El 'timing' de los partidos se ha ralentizado, dando más énfasis a la estrategia, al contacto físico y a la habilidad para saber leer los partidos.

Lo que sí está claro es que son unos futboleros de los pies a la cabeza, y su gran reto es recrear lo más fielmente posible un partido de fútbol real en nuestras manos, aunque ello haga frenar la jugabilidad en algún caso. Fútbol es fútbol, y aunque los videojuegos son para jugar, Seabass Takatsuka nos hará sufrir en muchas ocasiones mientras nos adaptamos a la más realista adaptación digital del fútbol real que hemos visto hasta ahora. Preparaos a cambiar el chip en muchos sentidos...

Y decimos cambiar el chip porque en muchos apartados las condiciones y respuesta son muy diferentes. Las jugadas al primer toque (las típicas X,X,X, triángulo de los anteriores juegos) han pasado casi a la historia. Si lográis hacer una, daros por satisfechos. El juego es más pausado, pero no porque la transición de la pelota sea más lenta, sino porque subir la bola controlada es mucho más duro. Por qué? En primer lugar, por la intención de los programadores de acentuar mucho más el cuerpo a cuerpo. Si en los anteriores juegos las luchas 1 vs 1 eran más 'ligeras', en WE9 las condiciones establecidas para peso, inercia y velocidad de los jugadores tienen mucho más efecto.

Esto se traduce en más contactos, más empujones, más patadas y zancadillas. En definitiva, más 'embrollo' en medio campo. Presionad a un contrario que lleva el balón, si simplemente vamos a su lado corriendo, meteremos el cuerpo. Pero si además pulsamos X, también intentaremos con las piernas quitarle el balón. Los valores físicos de los jugadores (resistencia, fuerza,...) tienen más importancia que nunca, ya que aguantar al contrario requiere destreza al pulsar X para no cometer falta y además saber situarse para ganar el espacio hacia el que quiere ir el jugador. Anticiparse a su movimiento es la clave defensiva en este juego.

Como decíamos antes, el juego en la parcela ancha es más embarullado debido a las condiciones físicas subrayadas en esta nueva jugabilidad. Solución? Tener las ideas claras de cómo juega nuestro equipo, qué hacer y qué no. En este WE más que en ningún otro, debemos de tener claro cómo jugar la bola. Los 1 vs 1 en carrera a pesar de que tenemos más opciones de control, son más difíciles de solventar. Ahora Ronaldo, Owen o Giuly corren, claro, pero los defensas tampoco son mancos -sería mejor decir cojos- y para que los delanteros saquen ventaja en velocidad necesitan espacio delante de ellos... espacio que no dejarán en mayor medida.

Y es que la IA de los contrarios se ha mejorado notablemente. Ahora aprovechan más el cuerpo para parar a nuestros jugadores, se hacen mejores coberturas entre ellos y meten más el pie. Lo mismo podemos decir para los movimientos defensivos de nuestros jugadores, cuyas transiciones son más coherentes y -por ejemplo- los centrales no se caen a los costados tan fácilmente, y nunca si hay un lateral por allí (algo que sí ocurría antes, y que era un error de bulto). En este sentido, vemos que Konamityo sí ha trabajado duramente para mejorar esos defectos que nos amargaban los partidos.

La física del juego, cuidada como siempre, se sigue mejorando versión tras versión. Si como decíamos antes, ahora los jugadores sufren más los cambios de ritmo y de dirección debido a la mayor importancia de sus características físicas (peso, resistencia, velocidad, etc) también la pelota ha mejorado su comportamiento y su interactuación con todos los elementos del juego (palos, jugadores, porteros e incluso árbitro). Los tiros lejanos son más realistas, fuertes y con más sensación de peso de la bola.

Los pases, tanto los largos, como los rasos o adelantados también se han mejorado. Bien es verdad que en ocasiones los pases rasos se quedan muy lentos cuando no deberían serlo, pero forma parte de la aleatoriedad del juego. En realidad, los pases dependen muy mucho de la posición y timing del jugador al hacerlos. Debemos entrenar y precisar bastante los pases, ya que ahora es cada vez más raro que vayan al pie, y debemos mover al jugador hacia el balón para que éste lo recepcione, y no siempre bien. Como véis: fútbol.

Mención especial merecen los pases adelantados, tanto los rasos como los elevados. El paso adelantado normal (triángulo) ya no es esa gran ventaja que ha sido hasta ahora para los atacantes, debido sobre todo a la mejor respuesta de los defensores. Lograr una jugada donde un pase adelantado deje sólo a nuestro jugador ante el portero nos costará bastante trabajo, algo muy normal. El pase adelantado alto tampoco es tan efectivo como antes, sobre todo por la física de bola, ya que al tener más peso la pelota 'corre' más. Necesitaremos bastante espacio detrás del jugador para que pueda sacar ventaja de un pase elevado.

Otro dato a resaltar son los saques, tanto de banda, como de portero, o las faltas. El portero puede sacar en largo con una nueva animación, y los saques de banda largos también tendrán una barra de potencia para calcular cuánta distancia darle. Las faltas parece que se han facilitado algo a los usuarios, ya que son más fáciles de ejecutar y de meter gol.

Los porteros han mejorado con respecto a PES4/WE8. Se manejan mejor en las salidas 1 vs 1, no hacen la estatua tanto como antes, y seguimos viendo auténticas palomitas a mano cambiada que nos obligan a verlas dos o tres veces para degustarlas como se merecen. Tampoco están libres de algunas 'pifias', lógicamente, pero en general sus movimientos y colocación están mejor resueltas. Quizás se podría mejorar un poco su posición con respecto al palo corto en las entradas por banda, pero nada muy descarado.

Los centros, así como los remates de cabeza también han sufrido variaciones. Tanto los centros más altos (1 pulsación de O), como los medios (2 pulsaciones) son más rápidos. Cabecear ahora hace que tengamos que ser más 'finos' en la colocación, ya que ganar la posición dependerá casi exclusivamente de que nos coloquemos lo mejor posible. También es más difícil meter goles de cabeza si estás con un defensor encima, ya que su cuerpo impedirá que nos coloquemos de forma efectiva. Sin embargo, los cabezazos en solitario también son más efectivos por la libertad que tenemos al rematar. Muy realista.

En cuanto a los controles, nos encontraremos con novedades. El botón R2 (debido a su ausencia en la PSP) ha sido desprovisto casi de cualquier uso, y los cambios de dirección que antes se realizaban con este botón ahora se realizan simplemente con la cruceta o el stick izquierdo. Cualquier cambio de dirección de 90º con respecto a nuestra dirección, se hará como cuando pulsábamos R2. No es un cambio al que sea fácil adaptarse, e incluso a algunos no les gustará porque se pierde rapidez en su ejecución.

Ahora podremos realizar la 'elástica' de Ronaldinho pulsando 3 veces L1, y aunque PSP no dispone de stick derecho, en PS2 sí podremos seguir realizando la marsellesa típica de Zidane. Ahora con L2 haremos el cambio en las faltas que antes se hacía con Select (tirar directo, finta o con pase) y en definitiva es mucho más importante saber cuándo pasar -aunque la CPU a veces nos sigue haciendo rectificaciones sobre nuestras órdenes al pad, ya que algunos pases al primer toque no los hace hasta que el jugador se coloca el balón-, teniendo mucha más influencia los choques entre jugadores y su forma de 'proteger' el balón.

Durante el juego veremos también mejoras, como la mejor colocación del árbitro (con sus animaciones individualizadas al pitar las faltas en la dirección correcta, aunque a veces los jugadores se paran a protestar mirando hacia la zona donde no está el trencilla), una aplicación de la ley de la ventaja mucho más realista y efectiva -por fin-, e incluso situaciones como puede ser que un jugador se lesione solo, sin haber encontronazo por medio, o que un jugador esté en el suelo y los del equipo de la CPU echen el balón fuera para que sea atendido, o por el contrario si lo echamos fuera nosotros que nos lo devuelvan. Son detalles que hacen grande a un título.

Técnicamente, WE9 no añade mucho más a su anterior versión, más que nada por que la máquina está exprimida al máximo. Sin embargo, vemos que el césped se ha mejorado, hay texturas más definidas para los rostros (como siempre, algunos realmente parecen calcados pero otros son muy mejorables), no encontramos ni la primera ralentización en juego, animaciones nuevas para las celebraciones, replays con nuevas vistas, jugadores con camisetas por fuera del pantalón, escenarios nevados -con el consiguiente aliento helado de los jugadores- y pequeños detalles más que iréis viendo según se juega.

Destacar también defectos que no se han corregido: los banquillos siguen estando vacíos (esto es realmente lamentable, cuando unos simples sprites lo arreglarían), no hay linieres en el campo -aunque se vean en algunas cinemáticas- y como hemos dicho antes, los jugadores al protestar al árbitro muchas veces miran para donde no está. Otros detalles a mejorar gráficamente son las camisetas de las selecciones o de los clubes no licenciados, que son realmente pobres. Un poco más de trabajo en su diseño no sería mucho pedir, aunque el modo edición es realmente potente y muchos usuarios lo disfrutarán de lo lindo, tanto para diseño de camisetas como rostros, elementos secundarios como muñequeras, anillos, pendientes, etc.

En cuanto a modos de juego, destaca el Nippon Challenge go for 2006!. Esta opción es un nuevo modo donde tendremos que llevar como seleccionador nacional al combinado japonés hasta el título en el Mundial de Alemania del año próximo. Esto nos hará participar en amistosos y en las sucesivas eliminatorias, eligiendo a nuestros jugadores de entre una larga lista para hacer las convocatorias. El nivel de Japón no es de los más bajos, así que pasar las primeras fases será fácil, e incluso llegar al mundial no nos costará mucho, pero una vez ahí... el infierno.

En cuanto a opciones estratégicas, todo lo anterior y más, con dos nuevas posiciones que podemos elegir para nuestro once: ST o segundo punta y WB o carrilero (que puede ser tanto por la izquierda LWB o por la derecha RWB). Depende de nosotros querer utilizarlos así o no, ya que las demás opciones (defensivas zonales o al hombre, tendencias ofensivas, zona de efectividad, etc) son las mismas que en las anteriores entregas, es decir, las más completas que se han visto hasta ahora.

Por lo demás, los típicos modos de juego de la saga: copas, ligas, la Liga Master con bastantes novedades que no hemos sido capaces aún de descubrir completamente debido al idioma -seguramente hasta la versión PAL no llegaremos a saber qué podemos hacer en su totalidad- y el esperado modo on-line. El modo Training es más largo y divertido, con más pruebas y retos. En definitiva, todo lo que esperamos de un WE pero ampliado.

WE9 nos ha dejado un gran sabor de boca, pero aún hay camino por recorrer -y no sólo en cuanto a licencias por conseguir-. En muchas ocasiones los jugadores responden a lo que le manda la máquina, no a lo que le mandamos nosotros. Saques de portería o de falta con un ángulo de giro limitado (porqué no puedo pasarle al portero?), delanteros que no pueden presionar un saque de banda o del arquero, movimientos de los jugadores que no van hacia donde le mandamos (a no ser que los desbloquees con R1+R2, pero la cuestión es 'porqué están bloqueados?'), correción de posición por parte de la CPU... hay cuestiones que todavía tienen que ser -muy- mejoradas, pero en general WE9 es una optimización de la saga, un nuevo 'feeling' que os hará sudar muy mucho para sacar todo lo que tiene dentro.

Para muchos puede ser muy duro -quizá demasiado-, para otros es lo que estaban esperando de la serie, para todos es la prueba de que PES4 fue un pequeño paso atrás. Paso que con WE9/PES5 quedará en el olvido dentro de muy pocos meses. Nosotros seguiremos dándole con la ayuda de nuestro querido Jon Kabira y su nuevo comentarista T. Nakanishi, mientras esperamos la llegada de PES5. Hace otro partido?...

Pro Evolution Soccer 5

Konami se acerca un paso más a la realidad del fútbol con esta nueva entrega de su saga PES.

Pro Evolution Soccer 5