Soul Calibur III, Impresiones

Gabriel de las Heras

El impresionante currículum de esta serie de Namco va camino de ampliarse con su última entrega, que saldrá en exclusiva para PS2. Hace un par de semanas estuvimos probándolo de nuevo, y hoy hacemos un recorrido por el tercer cuento de espadas y almas eternamente contado...

El impresionante currículum de esta serie de Namco va camino de ampliarse con su última entrega, que saldrá en exclusiva para PS2. Hace un par de semanas estuvimos probándolo de nuevo, y hoy hacemos un recorrido por el tercer cuento de espadas y almas eternamente contado...

Échale un vistazo a Soul Calibur III en movimiento en este vídeo.

La leyenda que nunca morirá.

Hay pocos juegos que sean reconocidos  por todo tipo de jugadores. Pero de vez en cuando nos encontramos con pequeñas obras maestras, que gracias a su gusto y cuidado por los detalles se ganan el respeto de todos, independientemente de su plataforma. En 1997 Soul Blade apareció para PlayStation, sembrando la semilla de una saga épica que ha visitado las todas las consolas de esta generación con el aliciente de personajes exclusivos para cada sistema y que ahora se sublima en la tercera parte de Soul Calibur.

SoulCalibur narra la historia de la lucha entre el bien y el mal a lo largo de todo el planeta durante la época renacentista. Soul Edge es un arma maldita que otorga a su poseedor el poder definitivo, pagando el precio de su alma. Soul Calibur es la hoja de la virtud, la única capaz de derrotar a ese poder demoníaco. Luchadores de los cuatro continentes pugnan por hacerse con ella.

SoulCalibur es también uno de los mejores juegos de lucha uno-contra-uno, con el añadido de emplear armas además de puños. Dese el principio Hiroaki Yotoriyama, productor de la serie, se preocupó de que el juego no acabase al vencer a todos los contrincantes. Para ello se incluyeron más modos de juego, como el modo Maestro de Armas; Un arcade de tintes roleros  en el  que el jugador  debe recorrer el mundo superando combates atípicos para ir uniendo nuevas armas a su armería.

Soul Calibur en el presente

Y, hasta aquí la lección de historia. El pasado 14 de julio el señor Yotoriyama, productor de la saga estuvo en Madrid y tuvimos el placer de descubrir muchos nuevos detalles de esta tercera entrega de su propia mano en una entrevista en exclusiva. Entre las diversas novedades comprobamos la aparición de nuevos modos de juego, tres nuevos personajes e interesantes opciones de creación y edición de luchadores. Así que como dijo Jack, vamos por partes.

Los nuevos modos

En primer lugar tenemos el modo Tales of Souls. Es el típico modo historia que conocemos desde StreetFighter. Un arcade en el que tendremos que ir venciendo a diferentes contrincantes hasta llegar a enfrentarnos al mismísimo demonio que alberga Soul Edge. De este modo conocerimos las desventuras de nuestro personaje.

Lo que todavía no nos han aclarado es si contaremos, por fín, con escenas de render en el final como ocurre con Tekken o seguirán empleando el soso recurso del grabado en blanco y negro con unas letras sobreimpresas.

De esta manera desbloquearemos los diferentes personajes ocultos de la plantilla hasta completar el plantel de 25 luchadores. Parece ser que el personaje central de la historia vuelve a ser Sigfried, el paladín Alemán. Como muchos recordarán Sigfried consiguió empuñar SoulEdge y vengar a su padre, pero la espada acaba poseyendolo y transformandolo en Nightmare, un autentico caballero del infierno. Todo apunta a que quizás Sigfried consiga redimirse en esta entrega y recupere su humanidad. Después de todo es lo normal al concluir las trilogías, ¿no?.

El siguiente modo que pudimos ver fue el modo Soul Arena. Este incorpora una serie de minijuegos que recuerdan a las exóticas condiciones de victoria que nos imponían en algunos combates del modo 'Maestro de Armas'. El primer minijuego  es el modo 'Soul Swing'; en él las fuerzas físicas del escenario se alteran y al recibir un impacto fuerte el luchador saldrá disparado hacia la pared y rebotará como si esta tuviese muelles. Esto hace el juego fluido y demencial.

'Wisp Attack' permite enfrentarse lanzando pequñas bolas verdes de energía al ejecutar los movimientos. Por lo que pudimos apreciar los combates son cortos pero muy intensos, quizás se pierda un poco la esencia del juego original, pero no deja de ser una opción curiosa.

El minijuego 'Coin Collector' nos fija obtener un número determinado de monedas antes de noquear al contrincante. Al conseguir impactar al enemigo este desprenderá monedas que flotan por el suelo y se recogen al pisarlas. Habrá que pulir la tactica para impactar sin ser demasiado eficiente. Por último, en 'Colosus' nos deberemos enfrentar a una estatua gigante que recuerda a un poco a Berserker y a la que aparecía en el escenario de Cassandra en las anteriores entregas. Desde luego va a ser todo un reto vencer a un gigante a base de golpes en las espinillas.

Pero las novedades no acaban en esta simpática colección de extravagancias, van mucho más allá.

Recorriendo el mundo de Soul Calibur III

El modo Torneo Mundial te permite entrar en una competición entre cientos de luchadores para lograr hacerse con el título de mejor luchador del mundo. Supongo que a muchos se les comenzarán a iluminar los ojos pensando en horas de juego tumbando rivales en Internet, pero lamentablemente el juego no incorpora características on-line, pues Yotoriyama considera inaceptable que haya jugadores  en paises que cuenten con mejores conexiones mientras que otros tengan que sufrir conexiones ineficientes, con lo que ello significa en un combate. Por eso este modo es similar al arcade de Tekken 5, donde deberemos enfrentarnos a jugadores virtuales en diferentes ligas hasta llegar a hacernos con el cinturón de campeón.

A estas alturas, los incondicionales de la saga comenzarán a preguntarse qué pasa con el modo 'Weapon Master', sin duda el modo más entretenido para un jugador y que permite desbloquear casi todas las mejoras, armas y vesturarios del juego. Pues lamentamos comunicaros que esta tercera entrega no cuenta con este modo. En su lugar se ha creado el modo Crónicas de las Almas. Este modo viene a ser una versión 2.0 del anterior, revisando el sistema de juego pero manteniendo las inspiraciones RPG.

El nuevo modo también se basará en la estrategia en tiempo real, donde nuestro personaje recorrerá el mundo encontrandose con diferentes enemigos y decidiendo el destino de batallas entre reinos. Al ir superando estos combates nuestros luchadores irán adquiriendo experiencia y mejorando sus estadísticas hasta subir de nivel. Esto repercutirá en su fuerza, agilidad, resistencia... así como nuevos combos.

Sin duda este es el modo que más espectación ha creado, pero también es del que menos nos han informado, pues están siendo muy celosos con él, hay que tener en cuenta que no quieren jugarse su mejor carta todavía.

Estos son los nuevos modos de juego. Su productor ha decidido apostar por esta variedad de estilos de jugar a pelearse en vez de depender de conectarse o no a la red para ampliar la vida del juego. Desde luego es algo a agradecer y es una de las razones por las que Soul Calibur se ha ganado su buen nombre. Tampoco pasa nada por no ser on-line, si a alguien le parece poco poder jugar a todo esto con 25 luchadores, quizás hacerlo con sus propias creaciones le añada algo de encanto a la batalla.

Por supuesto el juego también cuenta con los modos Vs. que ya se han convertido en indispensables.

Los personajes de la nueva historia

Los personajes de Soul Calibur siempre han tenido una personalidad muy definida que les hacia resultar carismáticos, estos nuevas incorporaciones prometen estar a la altura. Tres son los nuevos luchadores que se incorporan a los clásicos. Por un lado tenemos a Setsuka. La nueva luchadora recorre el mundo con aspecto de inofensiva damisela japonesa, que porta un parasol para protegerse de sus excesivos rayos, cuando detrás de esa fachada se esconde un ardiente espíritu de venganza que se vale de la espada oculta en la sombrilla para ejecutar sus ataques, al más puro estilo de Zatoichi.

Por otro lado tenemos a Tira, una guerra pequeña pero letal y con unas curvas que harían quedar catatónico al más duro de los templarios, que se mueve por el escenario como si fuese una bailarina. Su arma es curiosa cuanto menos, es una espada circular que emplea a modo de hulahop y con la lacera a sus contrincantes bailando a su alrededor. Por último, el misterioso Zasalamel porta una guadaña. Su aspecto recuerda al segador siniestro (parca) pero como si fuera en negativo, pues su piel es oscura y sus ropas blancas. Las intenciones de este personaje no están muy claras pero, no parecen ser demasiado positivas.

El salto cualitativo de SCIII

El modo creación de personajes es, probablemente, la joya de la corona de esta edición. El sistema se basa en arquetipos preestablecidos como se hace en los juegos de rol. Al comenzar se nos preguntará el sexo de nuestro guerrero, a continuación deberemos elegir su oficio, entre los seis diferentes tipos: Samurai, Caballero, Ladrón, Balarín, Santo(clérigo) y Ninja. Cada uno de estos cuenta con su propio estilo de lucha, si le echais un poquito de imaginación sabreis que estilo corresponde a qué  personaje.

Obviamente el Samurai se parecerá a Mitsurugi en sus movimientos y el ninja a Taki, etc. Una vez tengamos decididas estas dos cosas entramos por fín en la fase tunera. Quien no se ha creado un equipo de Pro Evolution con sus amigos de jugadores, pues el sistema es bastante parecido. De una larga lista de opciones deberemos elegir cara, tamaño, peinado, color de piel y de pelo, ojos... y por supuesto todo el vestuario y equipo que llevará. Hay que reconocer que la cantidad de objetos llega a ser abrumadora y llega a costar decidirse por algo en concreto.

Cuando decimos que la cantidad de complementos y grados de modificación da para mucho no exageramos. El asunto llega hasta el punto de poder seleccionar hasta el color de los labios, así como poder superponer varias capas de vesturario lo que permite llevar pantalones debajo de la armadura. No vamos a decir que los luchadores se han vuelto metrosexuales, pero que se anden con ojito...

También deberemos elegir el tipo de arma que lleva nuestro luchador. Dependiendo del arquetipo seleccionado el personaje será más diestro con unas armas que con otras. Quizás con un poco de empeño podamos destilar un Li Long de cosecha propia... Luchando en el modo Crónicas del Alma se desbloquean las piezas del vestuario para el guardarropa. Sin embargo desaparecen los personajes especiales de cada plataforma, a pesar del éxito de Link o Spawn, pues lamentablemente el juego sólo aparecerá para PS2.

El apartado gráfico queda, como siempre, destacado, siguiendo la linea de sus predecesores. Los efectos de los combates son basicamente los mismos, con un gran gusto por el detalle en el modelado de los luchadores y la combinación de luces. En la versión que nos mostró Yotoriyama los personajes estaban desbloqueados y pudimos comprobar el aspecto de algunos luchadores como Zasalamel, sus movimientos quizas recuerden a  Astaroth pero aparenta mayor agilidad.

Los combates que pudimos disputar nos permitieron luchar con Tira. Su estilo es el de baladora y sus ataques recuerdan a Voldo. Sus bailes alrededor y al contragolpe llegan a ser desquiciantes. El flujo de las animaciones tampoco resultó tan especial como se pensaba, manteniendose en los mejores niveles del juego anterior.

En resumen lo que pudimos encontrar fue una gran continuación, la esencia está intacta y los nuevos modos potencian ese espiritu de no limitar a meros combates el juego, Cosas como la posibilidad de crear un personaje propio que portar en tu memory card y entrenaro para retar a los amigos harán las delicias de los numerosos fans de la saga.

Soulcalibur III

Tercera entrega de la saga Soul Calibur, que aparecerá de forma exclusiva para la negra de Sony con tres nuevos luchadores.
Soulcalibur III