Quake 4, Impresiones

Sin lugar a dudas, Quake 4 fue uno de los juegos presentes en la feria más deseados por los asistentes. Dentro del stand de Activision, el juego se mostraba en una pequeña y oscura sala a puerta cerrada donde se recorría el primer nivel. Esto es lo que vimos...

Sin lugar a dudas, Quake 4 fue uno de los juegos presentes en la feria más deseados por los asistentes. Dentro del stand de Activision, el juego se mostraba en una pequeña y oscura sala a puerta cerrada donde se recorría el primer nivel. Esto es lo que vimos...

Argumentalmente, el juego nos sitúa justo después de los acontecimientos sucedidos en Quake 2. La tierra vuelve a estar en guerra contra los alienígenas y nos vemos inmersos en el conflicto. La demo comenzaba viendo como grandes trasbordardores espaciales lanzaban cápsulas con Marines a bordo en dirección a un planeta para su asalto. Justo después, una nave de un grupo de soldados de la Rhino Squad es interceptada y se ve obligada a realizar un aterrizaje forzoso al recibir un impacto. Al tomar tierra, pocos son los marines que quedan vivos, así que la misión principal de los supervivientes pasa a ser un intento de salir con vida de un aterrizaje entre las dos líneas de fuego.

Tras esta intensa y cinematográfica introducción, toda en tiempo real, empezaba el verdadero juego. La primera impresión que daba al avanzar por los escenarios, es que estábamos ante una nueva expansión de Doom 3, por las similitudes de diseño. Escenarios pequeños y oscuros, iluminados gracias a una linterna que, ahora sí, iba unida al arma que el protagonista llevaba equipada. Se intuía una ligera mejora en la calidad y detalle de los rostros faciales, pero nada que pudiera hacer olvidar dicha comparación entre ambos juegos de Id.

A nivel jugable, destacaba el hecho de que en Quake 4 nos sigue un grupo de marines, a los que supuestamente se les podrá dar órdenes en la versión final del juego (cosa que no sucedió en el nivel que se nos mostró). Algo realmente a tener en cuenta, pues si se dedica esfuerzo en diseñar la idea de pelotón de supervivientes podemos encontrarnos ante la primera y notoria novedad del juego frente a Doom 3.

Sin embargo, fue al abandonar las instalaciones y salir al exterior de las mismas cuando se demostró y comprobó la superioridad técnica del juego respecto a Doom 3, siendo títulos que utilizan el mismo motor. Parece que la gente de Raven tomó buena nota de las críticas en el apartado técnico del juego de id, y se han empleado a fondo a la hora de mostrar amplios escenarios más allá de los clásicos interiores.

Pese a no profundizar en las novedades jugables incorporadas gracias a la cooperación entre los marines, sí se vio como el planteamiento de la acción va a dejar de banda el intento de survival horror de Doom 3, dando paso a un estilo mucho más cercano y característico de la saga Quake. Toda una buena noticia para aquellos que temían ver un clon del juego de id al mostrarse las primeras capturas del juego hace unas semanas.

La presentación finalizaba con una de las secuencias interactivas más brutales y crudas que hemos visto jamás en un videojuego. Tras caer preso del enemigo, el protagonista de Quake 4 es conducido en una cama metálica vía monorraíl por las instalaciones de un complejo sanitario enemigo. Es allí donde el prisionero es amputado de piernas y perforado en el tórax, poco antes de ser el partícipe de una transformación cibernética al estilo "nueva carne", donde se le instalan nuevas extremidades y una aparatosa máscara. Segidamente, un grupo de Marines asalta el complejo médico y rescata al transformado soldado. Es en ese momento donde el slogan del juego toma sentido: "Para acabar con el enemigo, conviértete en él".

Los últimos segundos los dedicó Raven a mostrar uno de los vehículos que se podrán controlar en el juego, un bot de asalto al estilo Landmate que dispara misiles y está equipado con ametralladoras de cadena. También se pudieron ver algunas de las habilidades cibernéticas del nuevo Marine, así como sus armas, aunque de forma muy fugaz.

Quake 4

Quake, la saga creada por id Software, regresa, pero esta vez de la mano de Raven Software.
Quake 4