Glimmerati

Uno de los videojuegos más misteriosos del catálogo de la portátil finlandesa es sin duda Glimmerati, definido por sus creadores como el primer título de conducción y glamour del mercado. Tenemos algunos detalles. Lujo y carreras y para este título exclusivo de N-Gage.

Uno de los videojuegos más misteriosos del catálogo de la portátil finlandesa es sin duda Glimmerati, definido por sus creadores como el primer título de conducción y glamour del mercado. Tenemos algunos detalles. Lujo y carreras y para este título exclusivo de N-Gage.

Se ha mantenido largo tiempo en el más absoluto de los misterios, por lo que cuando hace cosa de un mes se sacaron a la luz las primeras capturas del juego, no fueron pocos los que quedaron sorprendidos. Anunciado por vez primera durante el pasado E3, las primeras imágenes del juego desarrollado por Bugbear Entertainment dejaron muchas dudas. Tan solo un logotipo y un artwork de las estilizadas piernas de una señorita se pudieron ver en el evento de Los Ángeles.

Casi un año después estamos en condiciones de afirmar que el conocido juego de 'carreras y glamour' es exactamente eso, un título de conducción basado en un argumento que parece sacado de Falcon Crest o de la azarosa vida de cualquier miembro de la ahora entristecida familia Grimaldi. Conozcámoslo un poco más...

Lujo y velocidad en Montecarlo

En Glimmerati tomamos el rol de un nuevo millonario que saturado de los placeres del dinero y hastiado de una vida fácil en la que no es necesario trabajar para sobrevivir, decide buscar una motivación extra en la vida: las carreras clandestinas. Muy al estilo de las noticias que salpicaron el pasado otoño sobre carreras ilegales de famosos cruzando de un lado al otro la Península, Glimmerati nos propondrá una continua serie de retos con lujosos vehículos.

El llamado Club Glitterati, la organización de carreras más exclusiva de todo el planeta, es el camino por el que empezar a hacer amistades y llegar a su presidencia nuestro objetivo final. Pero las carreras son solo una parte más del juego; en nuestro camino tendremos que sortear paparazzis y periodistas del corazón, romper corazones de jovencitas, codearnos con las grandes fortunas de Europa y coleccionar ropa interior de señoritas. ¡Ay, que fácil es la vida de un millonario!

Un argumento trabajado

Lo primero que destaca de Glimmerati es su potente y bien desarrollado argumento, detalle que muy pocas veces se vislumbra en los juegos de carreras. La secuencia de introducción, de más de siete minutos de duración, nos marcará las pautas de la que será nuestra nueva vida de lujo y vehículos caros. Aunque nuestra nueva vida de riqueza nos proporcione satisfacciones materiales, no basta con tener dinero para poder acceder a los lujos de los millonarios. Se necesitan amistades.

Así que en primer lugar tendremos que acercarnos al círculo de confianza del presidente del Club Glitterati, Maxwell McCain. ¿Y cómo lo conseguiremos? Pues ganando carreras, teniendo altercados con los medios de comunicación y ligando con chicas guapas. Una vez consigamos acceder a su círculo de amistades, nuestra misión será echarlo del club y acceder por méritos propios a la presidencia.Aunque aún no se han desvelado todos los detalles sobre la jugabilidad del título, parece ser que Glimmerati contará con más de 50 misiones de conducción y que el resto de eventos se generarán a través de las secuencias cinemáticas que adornarán la historia del juego. Y como es habitual y un detalle que debemos agradecer a Nokia, el juego vendrá íntegramente en castellano.

Euro-Travel

La acción en Glimmerati se desarrolla en circuitos ubicados en las ciudades más lujosas del continente europeo: Paris, Milán, Mónaco y algunos escenarios de Los Alpes, servirán de fondo a nuestro ascenso en el escalafón social. Y respecto a los vehículos, los modelos más caros y exclusivos del mercado estarán a nuestra disposición, incluyendo algunos modelos experimentales (y más de 12 automóviles ocultos) e incluso una lancha neumática con la que surcar a toda velocidad el atestado puerto marítimo de la capital monegasca.

Exprimiendo el hardware

La obra de Bugbear promete tener un acabado gráfico a la altura de la segunda generación de títulos de N-Gage. Si ya con Asphalt y Colin McRae 2005 pudimos comprobar que el techo de esta portátil aún no había sido alcanzado, Glimmerati promete un grado de detallismo extremo en los escenarios, así como una sensación de velocidad acorde a los vehículos controlados.

Las carreras se desarrollan desde una perspectiva superior, lo que puede recordar a otros juegos como Ignition o MicroMachines. Esta vista cenital permitirá tener una total visión de las curvas y otros elementos presentes en los escenarios, así como deleitarnos con los juegos de luces que serán abundantes durante las competiciones. Sumémosle una banda sonora que acompañe la acción y la inclusión de voces digitalizadas durante el juego y tendremos como resultado un apartado técnico de lujo y totalmente esperanzador.

Siempre en línea

Como es habitual en todos los títulos del catálogo de N-Gage, Glimmerati contará con opciones multijugador usando la conexión bluetooth. En esta ocasión serán hasta cuatro jugadores los que simultáneamente podrán competir en las carreras que hayan sido desbloqueadas. Otra de las novedades será la inclusión de la llamada 'tarjeta del club' o lo que sería el equivalente a un pase VIP.

En dicha tarjeta se irán anotando las carreras que hayamos ganado, los premios desbloqueados, las portadas de revistas conseguidas y muchos otros detalles. La 'club card' podrá subirse al N-Gage Arena para que el resto de jugadores del portal online puedan comparar récords y ver su posición en el ranking global.

Por ahora esto es todo lo que se conoce de Glimmerati. Con una fecha de lanzamiento prevista para este verano, tendremos que esperar al E3 que se celebrará el próximo mes de mayo para conocer nuevos detalles y saber como se desarrollará la jugabilidad de este prometedor título de carreras. Potencial técnico y originalidad no le faltan.

Glimmerati

Intrigante juego de Nokia para su consola portátil.
Glimmerati