Tower of Purgatory

David F. Aguilera

Hudson Soft ha proyectado un Shooter con toques de RPG inspirado en el clásico de la literatura 'La Divina Comedia' de Dante Alighieri. Con una vuelta de tuerca estética y un marcado aire post-apocalíptico, Rengoku: The Tower of Purgatory es una apuesta ambiciosa que cuenta con los diseños del ilustrador Jun Suemi.

Hudson Soft ha proyectado un Shooter con toques de RPG inspirado en el clásico de la literatura 'La Divina Comedia' de Dante Alighieri. Con una vuelta de tuerca estética y un marcado aire post-apocalíptico, Rengoku: The Tower of Purgatory es una apuesta ambiciosa que cuenta con los diseños del ilustrador Jun Suemi.

El hecho de que un editor plantée su producto de una forma u otra debería ser uno de los principales motivos a la hora de valorarlo. Se trata, simplemente, de ser un poco coherente. RenGoku: The Tower of Purgatory es un juego diseñado para los estetas. Cuenta con un colaborador de lujo, el ilustrador japonés Jun Suemi, y está inspirado vagamente en uno de los poemas más sublimes de la historia de la literatura, 'La Divina Comedia' de Dante Alighieri.

Tener como aval estos dos puntos no es, ni por asomo, un certificado de garantía. De hecho supone cargar con un peso que muchas veces este tipo de lanzamientos son incapaces de soportar. Lejos ya de la publicidad masiva y el autobombo, la ambición está por encima de todo concepto publicitario, aunque al fin y al cabo forme parte de ello. ¿Qué ofrecerá, pues, Rengoku para convencer al usuario de PSP que no se encuentra ante el típico producto menor envuelto en oro?

Las dudas de un androide

Por la presentación, los diseños y la trama argumental, el nombre parece casi un hecho gratuito, aunque bien es cierto que hay cierta intencionalidad para asimilarse a las cavilaciones existenciales de Dante en el Purgatorio y sus distintos balcones con vistas al paradigma del ser humano místico. El usuario comienza el juego tomando el control de A.D.A.M., un androide que se despierta aturdido dentro de un paisaje extraño. Desconoce los motivos que le han llevado ahí, desconoce porque se ha levantado confuso y, lo peor, desconoce quién es y por qué es. Su intención es caminar en busca de una verdad, y por ello comienza a ascender la denominada Torre del Purgatorio que da nombre al juego.

Sin embargo, en el interior de esta actualización de la montaña del Purgatorio de 'La Divina Comedia' se encontrará con otros cyborgs que intentarán darle caza. Poco a poco se irá desvelando una trama que lo relaciona todo con un experimento del gobierno, un delirio conspirativo más propio de Mangas como 'Ghost in the Shell' de Mamoru Oshii (quizás la mezcla de los conceptos de 'existencialismo' y 'conspiración' de esta obra es una buena similitud) y filmes como 'Cube' de Vincenzo Natali.

Las armas de A.D.A.M.

A.D.A.M. es un cyborg cosido de armas al más puro estilo Kurt Hectic del MDK, aunque sólo sea a nivel estético pues éste es un humano. Posee extensiones para las armas en la cabeza, las manos y los pies. De hecho, una de las características más interesantes y posiblemente la que más juego dé es la posibilidad de añadir extensiones y nuevas armas a medida que se van derrotando enemigos, tales como rayos láser, lanzacohetes, ametralladoras, granadas o sables. De sus restos podemos obtener munición y actualizaciones que se podrán gestionar al modo de un clásico RPG. Todos estos cambios podrán apreciarse en el protagonista en tiempo real.

Pero no hay que olvidarse de que Rengoku es esencialmente un arcade en tercera persona. El planteamiento visual y jugable no dejan lugar a dudas. Muy cercano a Product Number 03 de Capcom, el usuario debe controlar a A.D.A.M para derrotar todos los androides de una sala y pasar a la siguiente. En todo momento se tendrá constancia del nivel de energía del rival y del propio. Y, de hecho, cada parte del protagonista tendrá un indicador distinto que el jugador deberá controlar si no quiere que se le deshabiliten las zonas en cuestión.

Para facilitar la exploración y la acción, Hudson ha introducido la ya clásica localización de objetos, con lo cual el usuario no tendrá demasiados problemas para alinearse con un enemigo y enfrentarse a él. No obstante, lo más novedoso del sistema de manejo es que cada botón de función activa un miembro del cuerpo, con lo cual las combinaciones de ataque pueden llegar a ser infinitas.

Fantasía y caos

Jun Suemi es un célebre ilustrador japonés, especialista en temas de ciencia ficción y fantasía, que ya tiene cierta experiencia en el mercado del ocio electrónico (colaboró con el diseño de Front Mission III, por ejemplo). No es de extrañar que Hudson haya usado su nombre como reclamo, pues sus trabajos son siempre espléndidos.

Todo el juego se impregna de su toque, aunque quizás no tanto como nos gustaría a primera vista. Es una propuesta post-apocalíptica, muy oscura, y puede que eso sea lo más acertado. Pero por los vídeos que hemos visto Hudson debería haber pulido mucho más los decorados y las texturas. Habitaciones austeras en detalles y objetos que parecen carecer del filtrado pertinente le hacen un flaco favor. Eso sí, las animaciones son muy suaves y rápidas, y aunque los efectos como las explosiones o el humo no tengan ningún alarde reseñable (así como las sobreimpresiones de la interfaz, como el localizador de enemigos), son más que decentes. Falta por conocer la variedad de escenarios y cyborgs hostiles para hacerse una idea global más aproximada a la realidad.

Posiblemente por ello Hudson haya decidido posponer el lanzamiento unas semanas. Inicialmente estaba previsto que fuera lanzado junto a la consola, pero poco tiempo antes de que esto se produjera, el editor nipón anunció que iba a retrasarse unos días que serían empleados para limar algunas asperezas técnicas. Esperemos que haya servido para algo. Cuando Rengoku: The Tower of Purgatory esté en nuestras manos comprobaremos si las aparentemente pomposas intenciones de Hudson son dignas de la obra poética de Alighieri y merecedoras de los diseños de Jun Suemi o si, sin embargo, es otro título prosaico.

Rengoku: Tower of Purgatory

Primer juego de acción y rol futurista para PSP.
Rengoku: Tower of Purgatory