Lumines, Impresiones

PSP ha comenzado su andadura en tierras niponas y uno de los títulos de lanzamiento se ha convertido en la gran sorpresa de esta nueva portátil. Combinando sabiamente unos espectaculares efectos gráficos y un uso del sonido con pocos precedentes, Lumines es la nueva revolución del mercado. Puzzle x Music...

PSP ha comenzado su andadura en tierras niponas y uno de los títulos de lanzamiento se ha convertido en la gran sorpresa de esta nueva portátil. Combinando sabiamente unos espectaculares efectos gráficos y un uso del sonido con pocos precedentes, Lumines es la nueva revolución del mercado. Puzzle x Music...

Hay muchos que opinan que un videojuego de puzzles no sirve para calibrar las capacidades de una máquina; o que el dinero dedicado a la importación de un título de ese género está malgastado. Pero si echamos la vista atrás, hace algo más de una década, tenemos un histórico precedente que batió récords y expectativas. Game Boy y su flamante Tetris arrasaron por todo el mundo.

Por otro lado tenemos a Tetsuya Mizuguchi, en su tiempo cabeza pensante de Sega y creador de dos títulos aclamados por la industria y que, aunque ignorados por el gran público, consiguieron ofrecer una experiencia realmente original. Hablamos de Space Channel 5 y Rez. Éste loco japonés ha dedicado sus últimas creaciones a explotar al máximo la experiencia visual y sonora, fusionando ambas de formas poco convencionales. Uniendo esas dos variables, puzzle e impacto sonoro-visual, tenemos Lumines.

Calibrando la maquinaria

Con nuestra PSP recién llegada del lejano oriente, todas las cuestiones se planteaban  en que título acompañarla en su vuelo a España. El catálogo inicial de la portátil de Sony en Japón no gozaba de muchos títulos de calidad y mucho menos de videojuegos del gusto oriental. Muchos juegos de MahJongg, remakes de clásicos puzzles... Pero la obra iniciática de Q Entertainment y Bandai es harina de otro costal.

Es posible también que algunos jugones opinen que un título de puzzles no sirve para medir el potencial del hardware de una máquina nueva. Pues desde aquí os podemos asegurar que no es así. Sin necesidad de gráficos tridimensionales, antialias 4x y resto de efectos técnicos, y combinando sutilmente video y sonido se puede obtener un resultado tan tremendamente espectacular como el de Lumines.

Calentando motores

Nada más cargar el UMD de la última obra de Mizuguchi uno se da cuenta de que no está ante un título convencional. Afortunadamente para los importadores, prácticamente todas las opciones de los menús están en inglés, por lo que la navegación es bastante accesible. Tras introducir el nick que usaremos y seleccionar el personaje que nos acompañará en nuestro viaje musical, nos plantamos ante el menú con los diversos modos de juego.

Destaca en un primer momento la calidad de la salida de sonido de PSP, tanto por su potencia como por su nitidez incluso sin cascos. Mucho se ha hablado de la pantalla de la portátil de Sony, pero su chip de sonido parece que no se queda atrás.

Tras la primera sorprendente impresión accedemos al menú principal donde podemos seleccionar diversos tipos de juego. Dentro del Single Player Mode podemos elegir competir en una de las skins disponibles para batir nuestros récords o bien el Challenge Mode, donde cada cierto número de bloques eliminados vamos pasando de nivel y accediendo a nuevos escenarios. Se incluyen también cuatro modos contrarreloj en los que luchamos contra el cronómetro intentando superar nuestras mejores marcas.

Puzzle Mode tiene una orientación distinta; en esta modalidad se nos propone crear diversas figuras con las cajas que van cayendo. En un principio son formas sencillas: una cruz, un símbolo de sumar, un cuadrado con el centro vacío... Pero las cosas se van complicando poco a poco: conseguir dibujar el número 2, la letra A, una jirafa o un cocodrilo. La progresión del nivel de dificultad es exagerada y obliga a pensar muy bien todos los movimientos.

Por último, tenemos dos modos multijugador, contra la máquina o contra otra PSP usando la conexión inalámbrica. Decir al respecto que aunque no tengas amigos cerca con una consola, el nivel de dificultad de la máquina, las originales canciones del modo VS. y el buen número de personajes desbloqueables que esconde este modo lo convierten en una de las opciones más divertidas para pasar el rato.

Rizando el rizo

El concepto subyacente tras Lumines es bastante sencillo de comprender. Mientras que el clásico del género se basaba en las formas, esta nueva incursión toma forma en los colores y el sonido. De la parte superior de la pantalla caen cajas formadas por cuatro cuadrados, los cuales solamente pueden ser de dos colores. El objetivo es crear bloques  del mismo color que tengan como mínimos dos cuadrados de lado. ¿Sencillo, no? Pues no, no tanto...

En esta ocasión los bloques que formemos no se eliminan de inmediato, sino que una barra (similar a un metrónomo) que progresa horizontalmente por la pantalla de izquierda a derecha, marca tanto el momento en que se eliminan los bloques como el tiempo en que comienzan a caer los cajas desde la parte superior de la pantalla. Claro que la cosa comienza a complicarse dependiendo de la melodía.

El mundo es "gordo"

Los encargados de las composiciones musicales son dos artistas desconocidos por el gran público, pero con una reputación contrastada en oriente y en ciertos sectores europeos. Hablamos de Mondo Grosso y la preciosa Eri Nobuchika. Sus creaciones melódicas marcan todo el tempo del juego, ya que la barra que progresa incansablemente por la pantalla se mueve a la velocidad que marque la canción que esté sonando. Temas vocales, ritmos electrónicos que abarcan desde el techno más duro hasta el house más bailable, melodías jazzies, clásicas canciones orientales...

Por tanto y en resumidas cuentas, el juego consiste en ir eliminando bloques del mismo color al ritmo que marcan unas atractivas melodías. Sin embargo, la música no es pasiva y el jugador tiene un papel muy activo en la composición sonora. Al eliminar bloques suenan distintos samples; si eliminamos varias cajas de una pasada del metrónomo conseguimos mayor número de efectos musicales que pueden alterar la velocidad y el ritmo de la canción; el girar los cuadros de colores también tiene su propio sample, al igual que moverlos por la pantalla, hacerlos descender rápidamente o pulsar cualquier botón. Y la conjunción de todo ello con el peculiar estilo musical crea una experiencia fresca y original que asombra a los sentidos.

Auténtico arte

Hemos hablado de la música, la cual es excelente; pero es que los efectos gráficos que acompañan durante las partidas no se quedan atrás. La pantalla aparece repleta de detalles, de elementos visuales que acompañan tanto a la música como a nuestros avances en la partida. Y esto es algo que apenas se aprecia mientras juegas, ya que la creación de los bloques exige un máximo de concentración. Pero observando como algún allegado disfruta con Lumines uno se da cuenta de la cantidad de detalles que lo adornan.

Cada nueva pantalla, denominada skin por sus creadores, es distinta a las anteriores. Tanto el background como las canciones varían entre una y otra. Los fondos sobre los que vamos colocando los bloques son dinámicos y reaccionan según vamos eliminando cuadros, bien sea por explosiones visuales, nuevos efectos, variaciones en los colores, la aparición de mensajes... Además, el avatar que hayamos elegido no para de moverse con cada canción, de hacernos gestos, de invitarnos a jugar.

En particular, la skin llamada "Shake ya body" es una auténtica delicia. Al principio se ven formas ectoplásmicas moviéndose al ritmo de la música; en cuanto empezamos a combinar bloques, irán apareciendo mensajes escritos del tipo "Shake ya body" "Don't stop"... Progresivamente van apareciendo otros mensajes visuales, como en una pantalla gigante de una macro discoteca, y algunos otros guiños, como unos sugerentes labios que se acercan a la pantalla.

Ninguna skin desmerece al resto y aunque aún no hemos descubierto el número total disponible, sí podemos asegurar que son más de una docena. Cada vez que logremos alcanzar una nueva pantalla podremos usar esa nueva skin en el resto de modos de juego.

¿Llegará a Europa?

Pues a día de hoy esa es la gran cuestión. SCEE aún no se ha pronunciado al respecto, pero las listas de lanzamiento tanto estadounidenses como europeas no lo incluyen junto al lanzamiento de la portátil de Sony en occidente. Lo que no sabemos es si aún hay esperanzas. Desde la humilde opinión de este redactor, es lógico que los múltiples títulos de Mahjongg se queden en el lejano oriente, pero un título que desborda originalidad en su planteamiento y un desbordamiento artístico al alcance de pocos, no merece quedar relegado al país del Sol Naciente.

Lumines es un título ilusionante que combina a la perfección música, video y experiencia jugable. Pero lo que es más importante: es totalmente original y novedoso. Algo que, desgraciadamente, cada vez se da menos en este sector.

Lumines

Original juego de puzzles cuyo manejo radicará en la coordinación entre la música y el manejo de la luz.
Lumines