Dragon Ball Z: Supersonic Warriors
Dragon Ball Z: Supersonic Warriors
  • Plataforma GBA 9
  • Género Acción, Arcade
  • Lanzamiento 27/08/2004
  • Desarrollador Bandai
  • Texto Español
  • +7
Carátula de Dragon Ball Z: Supersonic Warriors
  • 9

    Meristation

Ooon-da vi-tal...¡ya!

Will van Dijk

Un legado, un filón, una leyenda. O simplemente, una serie. Se mire como se mire, Dragon Ball es una de esos muchos animes que no ha encontrado su hueco en las consolas... ¿hasta ahora?

Un legado, un filón, una leyenda. O simplemente, una serie. Se mire como se mire, Dragon Ball es una de esos muchos animes que no ha encontrado su hueco en las consolas... ¿hasta ahora?

Dragon Ball Z: Supersonic Warriors (GameBoy)

Pues sí, hasta ahora. Se ha conseguido en la consola menos esperada, quizás, para algunos. Y para otros muchos, era algo que ya se veía venir. ¿La razón? El éxito de los "legados" de Goku y compañía ha dado mucho, pero que mucho juego. La tercera parte de la saga así lo confirma.

Pero seamos sinceros; la serie profundiza en la historia tanto como lo puede hacer Saint Seiya (Los caballeros del Zodiaco en castellano), es decir, es un argumento simplista que da una razón a los innumerables combates que podemos ver en cualquier capítulo del manga creado por Akira Toriyama.

Dragon Ball Z: Supersonic Warriors (GameBoy)

Banpresto ha echado un ojo al mercado. Siendo parte de una empresa dedicada a la creación de juegos, o bien siendo un "simple" jugador, no es demasiado complejo darse cuenta de que falta algo dentro del género de la lucha en GBA. Hay pocas referencias. Y si nos ponemos a mirar las que existen de DBZ, tendríamos que irnos a la época de SNES. No os preocupéis, no lo vamos a hacer.

Dragon Ball Z: Supersonic Warriors (GameBoy)

¡Satisfacción!

Dragon Ball Z: Supersonic Warriors (GameBoy)

Satisfacción es la palabra que utilizamos para definir este Dragon Ball: Super Sonic Warriors. Y es que no existe otra mejor para referirnos a un juego que ha dado casi todo lo que una portátil puede dar de sí, y que sin ser sumamente esperado como otros muchos, ha conseguido dar el cante de una forma espectacular. El pasado día 27 apareció por nuestras tierras.

¿Inesperado? Desde aquí no sabríamos responderos. Por un lado, nadie se podía esperar el chasco que fue el anterior DB:Taiketsu. Gráficos buenos, diseños divertidos, pero una jugabilidad tan horrenda que no justificaba para nada el coste de adquirirlo. Después de ver el fracaso en todos los campos que supuso, era realmente inesperado el anuncio del importe a Europa de éste juego. 

Dragon Ball Z: Supersonic Warriors (GameBoy)

Ya se había avisado. Las puntuaciones en las revistas japonesas así lo anunciaban; este DB es algo diferente a lo que hemos visto antes. Quizás no ha resultado ser tan diferente, pero sí una mezcla perfecta de lucha, múltiples apartados y de una diversión tan endiablada que desde el primer día que probamos la versión japonesa nos enamoramos de él. Algo muy, pero que muy difícil teniendo en cuenta la cantidad de suspensos que hemos puesto en las últimas semanas a teóricos "juegazos" de GBA.

Dragon Ball Z: Supersonic Warriors (GameBoy)

Después de todo lo dicho, visto y hecho, solo nos quedaba la opción de creernos esas maravillosas críticas, que resultaron ser ciertas. Creednos que con una historia tan extensa, con tantos personajes, y básicamente con un mundo tan amplio a disposición de los creadores de cualquier DB, es realmente complejo hacerse una idea de qué época coger. Requeriría tiempo, esfuerzo, ganas.

A fin de cuentas, si no se hace algo con paciencia y determinación, nunca sale bien. Esto nos lo han demostrado. Hay un universo enorme, es cierto, pero también hay unos fans hambrientos de luchas y acción. Tras esto, y sin más dilación...

Historia

Dragon Ball Z: Supersonic Warriors (GameBoy)

Larga y extensa es la de la serie. Como os acabamos de explicar, poner todo el mundo que rodea a DB sería una locura. No sólo por la cantidad de temas que tendría que abarcar, sino porque existen tal cantidad de villanos que, de hacerlo, no tendría demasiado sentido. Por ello, a la hora de pensar en cual de las tres épocas claramente marcadas de la historia basarse, la opción más lógica es la que se ha tomado: Dragon Ball Z.

Esto sin olvidarnos de la gran cantidad de películas que existen y que explican con detenimiento ciertos aspectos de las aventuras de Goku y compañía. Sea como fuere, DBZ es la parte más conocida dentro de la historia. La más emocionante según algunos, aunque también la más aburrida pues se limita casi a combates puros y duros. Razón de más para emplearla.

Dragon Ball Z: Supersonic Warriors (GameBoy)

El caso es que nos situamos con un hijo de Goku, Gohan, y con la llegada de lo Saiyans a La Tierra, con Boo y Bo-Bo, con un Vegeta maligno, etcétera, etcétera. Todos y cada uno de los elementos estrellas dentro de la serie, están en el juego. Pero no solo en lo que se refiere a la historia, sino a los personajes.

Variedad de elección

Dragon Ball Z: Supersonic Warriors (GameBoy)

Entre los muchos modos que podemos elegir, por supuesto tenemos el de historia. Podremos elegir a uno de los personajes que inicialmente se nos ofrecen. Con cada uno veremos la misma historia, con diferentes luchas, vista desde un ángulo diferente. Así, algunas conversaciones cambian y otras se mantienen intactas. A medida que vayamos completando tramas, desbloquearemos personajes y nuevas etapas, como la de la vida de Freiza, uno de los principales enemigos a principios de DBZ.

Dragon Ball Z: Supersonic Warriors (GameBoy)

Por suerte no se han limitado a cambiar el personaje y a mantener la misma historia, como os explicamos con anterioridad. De esta forma se consigue que con cada protagonista exista un aliciente para acabar su etapa, además de la de desbloquear a nuevos personajes. Claro está, no será para nada fácil, y os aventuramos que llegará hasta convertirse en algo aburrido. Esto último os lo explicamos con más detenimiento dentro del apartado de jugabilidad.

Dragon Ball Z: Supersonic Warriors (GameBoy)

Así pues, cada vida, por así llamarla, termina después de acabar con Boo, el enemigo con diferencia más poderoso del juego. Todo esto narrado mediante unas escenas estáticas tomadas directamente de los capítulos del anime. Una muestra más de calidad dentro del juego, y, de paso, de la calidad con la que se nos ofrecen los vídeos de GBA, entre los que también figuran algunos de DB, que por ahora no parecen estar dispuestos a aterrizar por nuestras tierras.

Por si fuese poco, todo esto en castellano. Todo en bandeja de plata para que sea más complicado no jugar con este modo que hacerlo. Uno ejemplo claro de lo que iremos viendo apartado por apartado. Porque, a decir verdad, el juego carece de fallos verdaderamente graves.

G r á f i c o s

Dragon Ball Z: Supersonic Warriors (GameBoy)

Desde los menús hasta los combates, todo casi calcado a la serie original. Y es que al comenzar a jugar nos encontramos con un diseño bastante peculiar de bolas de dragón, cada una equivale a un nuevo modo de juego. Todo muy colorista y alegre. Al empezar a jugar, la cosa se mantiene.

Combatiremos con una vista lateral como viene siendo habitual, pero con muchas diferencias con respecto a Taiketsu. En primer lugar, los personajes son mucho más pequeños, y la cámara enfoca desde un punto más lejano. De esta forma, podremos ver la lucha sin ningún problema y de paso movernos por el entorno, ya sea volando o caminando con gran facilidad.

Dragon Ball Z: Supersonic Warriors (GameBoy)

Los personajes están diseñados con gran fidelidad, al igual que todos sus golpes especiales. Desde el famoso Kame Hame Ha hasta otros muchos golpes de otros personajes. Todos, os recordamos, sacados de la serie. Desde Boo con su onda expansiva, capaz de destruir pueblos de un solo soplido, y la inmensa masa de energía con la que Freiza destruía el país natal de los Saiyans. Todos y cada uno de los golpes más especiales están reunidos aquí.

Para que comprobéis el detalle de cada persona sólo os podemos remitiros a las imágenes que os ofrecemos. Las viñetas que narran la historia ya los presentan con un modelado exacto al de la serie, y dentro de los combates no iba a ser menos. Os podemos asegurar que será casi imposible no engancharnos al mundo que los rodea, especialmente si jugamos en el modo de historia.

Un pequeño fallo

Dragon Ball Z: Supersonic Warriors (GameBoy)

Los escenarios están recreados con una mano asombrosa. Todos nos recordarán a alguna batalla que otra, e incluso algunos están ambientados en una pelea en concreto. Incluso dentro de esta calidad se echa de menos más variedad. La mayoría de fondos son similares, y aunque podamos volar y transportarnos no tenemos objetos con los que interactuar o, simplemente, algún decorado en especial.

Además de esta escasez en variedad, tenemos un problema aún mayor si cabe, y es el mareo que puede producirnos mirar al fondo cuando estamos volando. La cámara hace un efecto similar al del zoom, acercándose y alejándose dependiendo de dónde esté situada la acción.

Dragon Ball Z: Supersonic Warriors (GameBoy)

Esto conlleva a que el fondo, especialmente la parte de hierba y demás, se mueva de forma confusa. En todo caso, es un fallo menor dentro del juego y que sólo se puede observar fijándonos en ello directamente.

S o n i d o

Melodías dicharacheras, e incluso roqueras es lo que nos encontraremos a lo largo y ancho del juego. Y es que serán lo primero que nos llamará la atención de todo el juego, puesto que comprobar como se asemejan al sonido de un MP3 es algo realmente impresionante.

Dragon Ball Z: Supersonic Warriors (GameBoy)

Sin embargo, y como viene siendo habitual, acaban cansando. Durante los combates nos cansaremos de oír una y otra vez los gritos de cada personaje, y las voces que de vez en cuando aparecen para decir el nombre del golpe especial que van a realizar. Esto no quita que podamos oír una variedad bastante amplia y entretenida.

No llega a la altura de otros juegos, por lo general RPG, o al increíble apartado del que gozaba Max Payne, pero sí es cierto que dentro del panorama de GBA da cierta alegría no tener que volver a repetir que el sonido es pésimo, y que al final lo acabaremos bajando.

J u g a b i l i d a d

Dragon Ball Z: Supersonic Warriors (GameBoy)

Como ya os hemos dicho, este DBSSW se diferencia en varios tipos de modos de juegos. En primer lugar el de historia que ya os hemos comentado, y luego algunos otros que de menos interés, un modo de entrenamiento en el que, como su nombre inidica nuestro principal objetivo es el de aprender a pelear, en modo de batalla a nuestro antojo (eligiendo al grupo que queramos y peleando contra quienes queramos) y así hasta ocho modos.

Dentro de todos esos modos destaca especialmente el de reto. En este tendremos que elegir a tres personajes e ir combatiendo contra ciertos grupos. Así como Saiyans, o simples mezclas que tendremos que ir eliminando. Podremos repetirlas cuantas veces queramos, aunque os recordamos que la dificultad es bastante elevada.

¿Combate en grupo?

Dragon Ball Z: Supersonic Warriors (GameBoy)

O combate en "tag". No nos limitaremos a combatir un personaje contra uno en rondas típicas, sino que tendremos a nuestra disposición hasta a tres personajes con los cuales combatir. Nunca podremos luchar al mismo tiempo con más de un personaje, aunque sin embargo sí los podremos cambiar en las batallas, siempre y cuando se nos deje esta opción.

Así pues, en el modo de reto tendremos que elegir forzosamente a tres personajes, y en el de historia, según las circunstancias, se nos dará la opción de hacerlo o no. Saber combinar los cambios de personajes, o elegirlos propiamente es MUY importante para poder ganar ciertas batallas. Por eso, en el modo reto, y de no escoger a un grupo equilibrado, lo pasaremos realmente mal para conseguir completarlo.

Suavidad elevada a portátil

Dragon Ball Z: Supersonic Warriors (GameBoy)

Pese a ser un juego de lucha, nuestros personajes no ofrecen ningún tipo de problema para volar por los escenarios con una suavidad casi absoluta. Nada más comenzar tendremos que elegir propiamente a nuestro personaje, siempre y cuando la pelea nos lo permita.

Cada enemigo guarda unas características particulares, y más o menos afinidad a ciertos golpes especiales o normales. En general nos encontramos con dos golpes; uno rápido, y otro fuerte. Todos los protagonistas disponen de estos, aunque cada cual los aprovecha de forma diferente. Algunos enemigos requieren grandes dosis de paciencia y aprovechar un pequeño despiste, y otros necesitan golpes constantes hasta caer.

Dragon Ball Z: Supersonic Warriors (GameBoy)

Como es lógico nos podremos proteger si queremos, aunque nuestra defensa no es ilimitada. Podremos detener una onda vital, pero sin embargo es muy probable que nuestro contador de defensa se rompa y nos quedamos inconscientes durante unos segundos. En estos segundos, ya sean a favor o en contra, podremos aprovechar para dar un golpe de gracia a nuestro enemigo, impulsándolo a una distancia mucho mayor de lo que lo haríamos en un estado normal.

En ese momento, la pantalla cambiará y podremos ver una escena aparte en la que el personaje herido se dirige hacia un bloque (que nunca sabremos de donde sale), para finalmente romperlo y, de paso, perder una cantidad bastante grande de vida.

Todo esto se desarrolla a una velocidad endiablada, aunque suficiente para saber qué estamos haciendo. Sin ralentizaciones y con una sincronía casi perfecta. Poco más se puede pedir en este apartado.

¿El mismo combate? ¡¡¿Otra vez?!!

Dragon Ball Z: Supersonic Warriors (GameBoy)

Si encontramos tantísimas virtudes en las peleas, nosotros hemos encontrado algo en contra. Lógicamente, la dificultad que os comentaremos a continuación tiene mucho que ver, pero se centra más bien el lo repetitivo que puede llegar a ser el juego.

Por desgracia, si no conseguimos completar un combate nos aburriremos repitiéndolo. Esto sucede en cualquier juego de lucha. Pero nos encontramos ante otro problema mayor, y es la falta de variedad que encontramos en el juego. Es cierto, podremos comprar personajes, y siempre tendremos un modo multijugador.

Dragon Ball Z: Supersonic Warriors (GameBoy)

Pero una vez consigamos controlar a todos los personajes, el juego acaba resultando tremendamente aburrido. Repetir una y otra vez el mismo combate, con los mismos personajes, o terminar la historia, acaban siendo motivos secundarios para terminar las peleas. Claro está, que siempre tendremos la posibilidad de aparcarlo durante unos días para retomarlo más tarde.

Dificultad y Duración

Dragon Ball Z: Supersonic Warriors (GameBoy)

Con todos los apartados del juego, fácilmente nos dará para más de diez horas de entretenimiento para conseguir a todos los personajes y terminar la aventura. Sin embargo, hemos de contar con la dificultad, que es bastante elevada y que nos hará repetir una y otra vez las mismas peleas contra los mismos adversarios. Además, claro está, del modo multijugador.

La dificultad es bastante elevada, especialmente en ciertos enemigos que están destinados a las peleas finales de cada modo de historia. Boo o vegeta son claros ejemplos de esto, puesto que no sólo combinan fuerza, sino también una agilidad y golpes especiales increíbles.

Dragon Ball Z: Supersonic Warriors (GameBoy)

Por fortuna podremos cambiar la complejidad de los combates, aunque no disponemos de un modo difícil, sino de un modo "principiante", fácil, y normal. No nos imaginamos cómo podría ser el modo difícil entonces...

C o n c l u s i ó n

Dragon Ball Z: Supersonic Warriors (GameBoy)

No hay mucho que concluir que no hayáis podido leer en el reportaje. Unos gráficos excelentes, una música envolvente, unos efectos de lujo, una duración espectacular, una dificultad bien ajustada... quizás el único fallo del juego es que no tiene nada más.

Acabaremos aburriéndonos de tantas peleas, todas prácticamente iguales debido a que nuestros personajes no se diferencian demasiado entre sí. Pero esto es un pequeño fallo que no le quita diversión al juego mientras dura, y que, lógicamente, es una cuestión más personal que cualquier otra cosa.

Dragon Ball Z: Supersonic Warriors (GameBoy)

Si es gustan los juegos de lucha, no os lo penséis. Si os gusta Dragon Ball, tampoco. Y si no os gusta ninguna de esas dos opciones, probadlo igualmente. Estamos ante uno de los grandes de GBA... y probablemente uno de los últimos que consigan levantarnos tanta expectación.

L o  M e j o r

  • Los gráficos
  • La jugabilidad
  • El juego en sí...

L o  P e o r

  • ...aunque se haga demasiado repetitivo
  • se echa en falta más variedad
9

Excelente

Un título referente en su género, que destaca por encima de sus competidores y que disfrutarás de principio a fin, seguramente varias veces. Un juego destinado a convertirse en clásico con el paso de los años.