Deus Ex: Invisible Wars, Impresiones (Xbox)

En ocasiones hay títulos que se cuelan, tapados por las oleadas de futuros megatones que copan portadas y comentarios en foros. El juego de hoy, la segunda entrega del aclamado Deus Ex podría entrar en ese grupo. Y no se lo merece. Por que es con mucho uno de los mejores videojuegos que podremos pro

En ocasiones hay títulos que se cuelan, tapados por las oleadas de futuros megatones que copan portadas y comentarios en foros. El juego de hoy, la segunda entrega del aclamado Deus Ex podría entrar en ese grupo. Y no se lo merece. Por que es con mucho uno de los mejores videojuegos que podremos probar durante el primer trimestre del año.

Adéntrate en las Guerras Invisibles...

Deus Ex 2: Invisible War

Como ya mencionamos en la introducción a estas primeras impresiones, el primer error que podemos cometer al juzgar a Deus Ex 2 en un primer momento es dejarlo de lado por no saber mucho sobre él o porque no hemos oído tanto de sus maravillas como de otros juegos. Rectifiquemos pues y digamos que será uno de los grandes del 2004. Las más prestigiosas revistas estadounidenses ya lo han catalogado como uno de los mejores del pasado año y un poquito más tarde de la cuenta será aclamado por los medios nacionales como uno de los must-have de obligada compra en el presente invierno.

Deus Ex 2: Invisible War

El segundo grave error en el que podemos caer viendo las imágenes que acompañan el artículo u observando los vídeos que circulan por la red es pensar que Deus Ex 2 es un juego de disparos en primera persona, un fps. No, no y no. Es un juego de ROL, con mayúsculas, que se juega desde un punto de vista subjetivo. Tiene ciertas dosis de acción, momentos de disparos, pero muchos otros de pensar, de cumplir misiones y submisiones, de diálogo con los personajes y de meditar la siguiente acción a realizar. Porque la libertad que incluye el desarrollo argumental le acerca agradablemente a KOTOR.

Deus Ex 2: Invisible War

Se dice que podemos acabar Deus Ex 2 sin pegar ni un solo tiro; que cada misión puede cumplirse de diversas maneras; que nuestros actos tienen consecuencias en el mundo que nos rodea. Y es cierto. Dependerá de nosotros y sólo de nosotros la forma en que afrontemos los retos propuestos. Imaginad que en un determinado momento del juego debemos acceder al apartamento de un ministro; podemos hacerlo por la fuerza, reventando la cerradura, consiguiendo la llave o deslizándonos sigilosamente dentro. Claro que si nos han cedido amablemente la llave, no habrá problemas si alguien nos descubre dentro; pero si hemos accedido "ilegalmente" al interior, las complicaciones pueden surgir: cárcel, muerte o un ministro en contra nuestra. ¿Interesante no?

Es esta libertad de acción y sobre todo, de elección, la que hace de Deus Ex 2 un juego único, que bebe de las fuentes de su predecesor, con ligeros cambios -algunos de los cuáles no han sido bien recibidos por los fans de la saga- y de juegos de rol como Morrowind, películas como Blade Runner o la estética techno-punk futurista de algunas bandas musicales.

Deus Ex 2: Invisible War

El juego comienza tras una tremendamente espectacular secuencia introductoria en la que observamos como un extraño personaje embutido en una especie de hábito, se cuela en unas instalaciones y consigue su objetivo. Una sospechosa probeta que una vez abierta siembra el pánico en la ciudad, provocando evacuación de parte de ella y la muerte de miles de habitantes. Despertamos poco después en un apartamento de Nuevo Seattle, lugar al que hemos sido trasladados tras el atentado, donde debemos encontrar la respuesta a las muchas preguntas que se nos plantean, como quién provocó el ataque y lo que es más importante, por qué lo provocó. A su vez, tendremos que descubrir quiénes somos, para lo que estaremos obligados a rebuscar en los cimientos de la organización internacional que nos protege y a la que estuvo destinada la acción terrorista. La forma de descubrirlo, depende sólo de nuestras elecciones...

Mejor que el cine

Deus Ex 2: Invisible War

Cómo continúa la historia es algo que no os vamos a desvelar, más que nada porque lo desconocemos ya que cada partida es única y el desarrollo argumental depende de las acciones que hayamos realizado previamente. Eso sí, sea cual sea nuestra elección, la tensión narrativa, el misterio, la intriga y las dudas serán una constante. Como en todo juego de rol que se precie, iremos encontrando amigos que nos ayudarán en nuestras misiones, así como enemigos que intentarán desviarnos de la senda de la verdad. Tendremos la capacidad de elegir el lado del que queremos estar, si queremos ser unos seres pacíficos o unos guerrilleros, si preferimos el sigilo o el diálogo sincero.

Deus Ex 2: Invisible War

Al igual que ocurría en KOTOR, la importancia del texto y los diálogos es fundamental para el desarrollo de la historia. De nuestra verborrea depende que saquemos información a algún personaje, convencerle para que nos ayude o descubrir alguna submisión oculta. Otro punto común es la gran variedad de misiones secundarias presentes en el juego, que podemos afrontar o no según las ganas que tengamos de conseguir nuevos ítems o de descubrir nuevos caminos en el juego. La temática eso sí, es bastante adulta, pues tendremos que arrejuntarnos con todas las escalas de la sociedad civil y militar, desde mandos uniformados hasta prostitutas, narcotraficantes, vagabundos, hijas de la jet set, ministros pervertidos, científicos amorales y miembros de sectas religiosas. Del contacto con todos ellos dependerán nuestros logros en el misterioso mundo en el que nos movemos.

Exprimiendo todo el potencial

Deus Ex 2: Invisible War

El potencial de Deus Ex 2 no sólo se basa en un excelente argumento y en la enorme libertad narrativa y de acción, sino en un apartado técnico y jugable a la altura de una superproducción de la presente generación. Desde el momento en que introducimos el DVD en el lector de nuestra amada Xbox descubrimos que no estamos ante un juego cualquiera; la secuencia primera es impactante, misteriosa y con un nivel técnico asombroso; la música que nos acompaña haría palidecer a John Williams o a Angelo Badalamenti. Pero cuando empecemos a jugar, no podemos decir que la cosa empeore.

Deus Ex 2: Invisible War

Deus Ex 2 hace uso del motor Havoc, creado por los chicos de Valve y ya utilizado por Max Payne 2 entre otros, que nos permite interactuar con los objetos del entorno con un realismo inusitado. Cajas, balones, vasos, muebles y personas pueden ser desplazados por el suelo o sujetos por nuestras manos y lanzados al aire con una sensación de que la física es real; donde mejor se plasma esta sensación es cuando arrojamos un personaje por los aires, y vemos como su cuerpo inerte cae sobre el suelo como si de verdad pesase, con unas extremidades que se mueven acompasadamente con el resto del cuerpo o se amoldan a algún objeto que haya entre ellas y el suelo, como una caja o una maceta. Si aun no lo habéis visto deciros que es espectacular a la par que realista.

Deus Ex 2: Invisible War

Pero no sólo se ha cuidado el trabajo en el engine del juego, el cual es bastante suave pese  a que no alcanza un framerate alto. Al menos, las ralentizaciones no suelen aparecer con frecuencia, lo que otorga aún más mérito al trabajo realizado. El diseño del mundo es muy llamativo, con muchas influencias cinematográficas, empezando por Blade Runner y terminando por Akira; los modelos de los personajes hiper-reales, la recreación facial magnífica, el uso de las texturas y el bump-mapping excelente, la iluminación dinámica con sombras en tiempo real sorprendente... y así podríamos seguir un buen rato.

La interacción es importante

Deus Ex 2: Invisible War

Para llevar a cabo todas las acciones presentes en el juego contamos con un excelente interfaz diseñado para la ocasión. Podemos tener a mano multitud de armas y objetos para seleccionarlas rápidamente; a su vez tenemos un inventario que nos permite guardar enseres y útiles necesarios para nuestra aventura. Paralelamente existe un amplio espectro de mercados y de mercancías ilegales que podemos adquirir mediante su compra o hurto. Si nos centramos en las armas, decir que tendremos a nuestra disposición pistolas de diversos calibres, escopetas y ametralladoras, granadas, robots de asalto, cuchillos...

Deus Ex 2: Invisible War

Pero si algo es verdaderamente importante son los biomods o biomodificaciones genéticas que podemos introducir en nuestro cuerpo y que nos convertirán en súper-hombres. Existen diversos tipos de modificaciones, incumbiendo cada una a diversas partes de nuestro bio-esqueleto: cabeza, tronco, brazos, piernas... Para cada zona corporal existen diversos mods y en nuestras manos está la elección de uno u otro. Por ejemplo, si hablamos del tren inferior, podemos elegir ser más silenciosos, resistir mayor altura en las caídas o mejorar nuestra velocidad; más adelante podemos optar por mejorar cada una de esas habilidades con modificaciones de segundo, tercer nivel, etc. o bien cambiar la habilidad elegida por una nueva, pero tendremos que empezar a modificarnos desde el nivel más bajo, por lo que elegir bien desde el primer momento es sumamente importante. Existe un amplio mercado negro de biomods, por lo que investigar en suburbios y rebuscar en escondrijos puede ocasionar que encontremos alguna que otra sorpresa para nuestro impávido cuerpo.

Lo más importante: que venga traducido

Deus Ex 2: Invisible War

Es tal la importancia del diálogo y de la historia en Deus Ex 2 que sin una traducción adecuada perdería todo su potencial. Enterarse de los diálogos, comprender los giros argumentales, descubrir cada segmento de la historia es realmente importante, por lo que una buena traducción, y puestos a pedir un buen doblaje, son pilares fundamentales para el éxito del juego. Que no os quepa duda, si la compañía distribuidora de rigor se esmera en traducir el título a la lengua de Cervantes podemos decir en voz alta que estamos ante el videojuego más importante de principios de año, sin menospreciar con ello a otros como Prince of Persia o Ninja Gaiden, si finalmente ve la luz antes de primavera. Preparaos porque os queda muy poco para poder adentraros en las Guerras Invisibles...

Deus Ex 2: Invisible War

Denton y su mundo futurista regresan. Esta vez Warren Spector deja de ser el director del proyecto, pero seguirá asesorando a los diseñadores.
Deus Ex 2: Invisible War