NHL Hitz Pro
NHL Hitz Pro
Carátula de NHL Hitz Pro

Midway y la NHL "on fire".

José Javier Méndez

Midway sigue intentándolo. Y vuelve a presentar su saga de la NHL en el mercado PAL con la elevada jugabilidad del mismo como principal baza a la hora de conquistar a los jugones.

Este año Midway vuelve a la carga con sus juegos deportivos y sigue insistiendo en traer al mercado PAL todos los juegos de deportes que hacen furor en los USA. En el caso del baloncesto NBA no hay ningún problema porque tiene tanta aceptación en otros países como en el de las barras y estrellas.

Pero ¿qué pasa con el hockey sobre hielo? Pues que en países del norte de Europa si tienen la suficiente aceptación como para correr con los gastos de sacar a la venta el juego en toda Europa, incluidos países con menos tradición en este deporte de invierno.

Saque inicial.

Tras el éxito alcanzado con los títulos anteriores de esta saga esperábamos que la tradición continuara pero no ha sido así. No sólo han decidido dar una nueva vuelta de tuerca, olvidándose de la receta arcade que nos tenían acostumbrado, sino que han variado el juego en todos los aspectos para dotarlo de unas características mucho más cercanas al simulador. Pero para no traicionar su historia ni su tradición ("lo que no es tradición es plagio") han dotado al juego de las pinceladas arcade suficientes como para tener contentos a ambos sectores del panorama jugón actual.

Si tenemos en cuenta que este deporte es un deporte minoritario en nuestro país, que no goza de la repercusión que tiene en países como USA o Canadá, que poca gente conoce las reglas del juego (aunque en este juego no importen mucho) vemos que el handicap es considerable y aún así los chicos de Midway se atreven a seguir sacando esta franquicia en nuestro país. Por algo será: su elevada jugabilidad. 


G  R  Á  F  I  C  O  S

Abriéndose paso entre la defensa rival.

La parte gráfica ha sufrido un nuevo revolcón en la edición de este año. Si bien el año pasado nos encontrábamos con unos jugadores enormes, bien modelados y muy cercanos a la realidad, en esta nueva entrega nos encontramos con unos jugadores mejor detallados y mucho mejor animados gracias a las nuevas capturas de movimiento (más de 1500) y a las nuevas animaciones que aproximan mucho más a la realidad los movimientos de los jugadores. Sobre todo en el caso de los porteros, que ahora lucen un sinfín de movimientos, algunos de ellos espectaculares. Además tienen las licencias de las equipaciones de todos los equipos, así como las de las principales marcas de ropa y accesorios de este deporte.

Siguen representando los estadios con todo lujo de detalles para aproximarse lo más posible a la realidad aunque básicamente sea en las recreaciones de las canchas donde más énfasis se haga para conseguir dicha similitud con la realidad. La recreación de los uniformes de la presente temporada ha sido tratada con un cuidado sublime, y las modificaciones que se pueden realizar mediante el editor de jugadores viene a completar un trabajo perfecto en este aspecto.

A la contra.

El público que llena los estadios ha sufrido un ligero cambio que lo mejora en cuanto a su forma ya que ahora es completamente en 3D. Han sido dotados de muchos movimientos, pero la variedad de personajes es muy escasa y claro, llenar un pabellón con sólo 4 ó 5 modelos distintos al final se nota el cante, sobre todo cuando coinciden varios con el mismo modelo, textura y movimientos en la misma zona de la grada. Ahora ya no llenan la pista de gorras, sombreros y otros objetos cuando goleamos al contrario.

Por lo que se refiere a los jugadores ocultos hay que decir que han sufrido un descenso drástico en sus efectivos. Ahora sólo nos encontraremos con los equipos "creados para el juego" del modo franquicia y los equipos aficionados de la modalidad "Pick-up" en la que jugaremos en parques o en la calle. Equipos de niños, o de plantillas de trabajadores que tienen el defecto de ser todos iguales en cada equipo, para que no haya confusiones, vamos.

Por los suelos.

La acción del juego es frenética, pero suave, sin parones ni brusquedades, y como siempre y disponemos de varias cámaras para escoger desde dónde seguir las evoluciones del partido. Vertiginosa, rápida, fugaz. Lo más normal es que no podamos ver el puck, pero como ha desaparecido la opción de ediciones anteriores en la que podíamos hacer que el puck quedase marcado por una especie de punto de mira de color verde, ahora tenemos que afinar más la vista. Eso si, al menos viene marcado de mano con un par de paréntesis de color oscuro.

Los efectos visuales también están a la altura pero han rebajado sus pretensiones efectistas que las versiones anteriores, más arcade que esta, demandaban: Los jugadores "on fire" arden un poquito a la hora de arrancar la jugada, los disparos desprenden fuego cuando son lanzados por jugadores "on fire", los cascos se desprenden de las cabezas de los jugadores si el impacto ha sido fuerte, etc.

La mejor vista para jugar.

Incluso las animaciones de las peleas han cambiado, más que nada porque el sistema de pelea ha cambiado ya ahora les basta con mostrarnos un par de variedades de golpes. Es quizás la parte que menos se parece al juego real. Las repeticiones, por su parte, tienen un alto nivel de libertad, con lo que podemos en todo momento manejarlas a nuestro antojo para escoger el mejor ángulo de todos para ver la acción repetida.

M  Ú  S  I  C  A

Protegiendo el puck.

La banda sonora del juego es en esta ocasión diferente. Si bien en ediciones anteriores se había apostado por grupos musicales de la rama alternativa del rock americano, ahora disponemos de una banda sonora basada en melodías electrónicas creadas expresamente para este juego.


S  O  N  I  D  O    F X

El juego cuenta con la implementación de un sistema que hace reaccionar al público de manera real y auténtica, diferenciando los momentos del partido, así como las ocasiones y los resultados. Es evidente que no gritan de la misma manera perdiendo 1-2 a falta de un minuto que ganando 8-0 en el segundo cuarto. 
 

Evitando el tiro.

Los comentarios del partido no han sido doblados al Castellano, y casi mejor, porque de ellos se encargan dos pesos pesados de las retransmisiones de este deporte en los USA. Nada menos que Tim Kitzrow y Harry Tienowitz.
 
En cuanto a los efectos de los los partidos en si, son los de siempre y por ello se vuelven algo repetitivos: Golpes, caídas, aplastamientos contra las pantallas protectoras, esprints, el puck pegando contra los muros, los ruidos varios que pueden producir los sticks, etc. Aquí claramente se ha tirado de "librería de sonidos", se han pulido un poco los mismos.

J  U  G  A  B  I  L  I  D  A  D

Otro saque.

La cualidad más destacable es la posibilidad de jugar Todo ha cambiado en este aspecto del juego. Para empezar nos olvidamos del juego de tres para tres y ahora podemos jugar normalmente, cinco contra cinco, como debe ser. Todos los jugadores, todas las posiciones y todos los equipos de la NHL. No se puede pedir más. 23 equipos profesionales con todas sus plantillas al completo, incluso con todas sus líneas perfectamente definidas, tanto en defensa como en ataque, tanto titulares como reservas, Todo un lujo. Con multitaps se puede jugar partidas de hasta 8 jugadores.

Por otra parte se han implementado todas las reglas que rigen los partidos en la NHL y podemos contar con fueras de juego y demás violaciones del reglamento durante los partidos. También cuenta con un sistema de fatiga para los jugadores de tal manera que cuanto más tiempo jueguen, esprinten y demás más rápido se cansarán según su nivel de resistencia. Para atajar los problemas derivados de estos cansancios tenemos los cambios de línea, que se pueden realizar siempre que se pare el juego.

Esto va a ser gol.

El modo franquicia es también uno de los más celebrados, puesto que además de hacernos crecer desde la nada hasta llegar a ser campeones de la NHL. Nos permite ir mejorando jugadores a base de cambiarles ciertos componentes de sus equipaciones por otros mejores que obtendremos al superar ciertas tareas que nos proponen en cada partido, como marcar con cierto jugador o dar un pase de gol en cierto cuarto, etc.

En la modalidad Escuela, podemos aprender todos los controles y movimientos del juego. Son sencillos y en cinco minutos ya estamos dispuestos a presentar batalla. Los botones justos para una buena cantidad de acciones que hacen que nos sintamos integrados desde el primer momento. La misma se encuentra aderezada con vídeos de los jugadores más destacados de la NHL en la que nos cuentan el por qué de las cosas en el Hockey hielo.

cuidado con ese tío.

La Inteligencia Artificial del juego se va amoldando al nivel del jugador volviéndose cada vez más difícil según subamos de nivel, marcando casi siempre unas jugadas y unos movimientos dignos de equipos controlados por jugadores humanos. Si bien es cierto que la repetición de nuestras acciones favorece claramente el aprendizaje de la CPU de cómo defender nuestros ataques, por lo que es recomendable variar nuestras estrategias.


C  O  N  C  L  U  S  I  Ó  N

Es una pena que este deporte no tenga más repercusión en nuestro país ya que sin duda se trata de uno de los más espectaculares y dinámicos de la actualidad. Ahora le queda a los jugones de los territorios PAL demostrar si están dispuestos a rendirle los honores necesarios a un deporte que sólo vemos de vez en cuando por la TV.

Midway ha dejado aparte la versión arcade del mismo para centrarse en una nueva versión más enfocada al simulador. Es un acierto sobre todo por la calidad del producto conseguido. Pero teniendo en cuenta que para conseguir el pleno había que haber tenido en cuenta ciertas cosas como el doblaje al castellano y algún que otro detalle más.

  • Al fin partidos de 5 contra 5.
  • Tan rápido como siempre.
  • Excelente modo "franquicia".
  • El modo "on line".

LO MEJOR

  • Al fin partidos de 5 contra 5.
  • El modo "on line".
  • Excelente modo "franquicia".
  • Tan rápido como siempre.

LO PEOR

  • Hay que ser fan del hockey para sacarle el jugo. Sólo traducido al castellano, no doblado.
8.3

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.