Crazy Taxi: Catch a Ride
Crazy Taxi: Catch a Ride
  • Plataforma GBA 6.3
  • Género Acción, Arcade
  • Lanzamiento 01/05/2003
  • Desarrollador SEGA
  • Texto Español
  • Voces Español
  • +3
Carátula de Crazy Taxi: Catch a Ride

No hay propina para esta versión

Mauro García

Recoge a tu cliente y llévale al destino solicitado lo antes posible. Prepárate para vibrar ante un sorprendente título que llega a la pantalla de nuestra portátil para hacernos disfrutar al igual que lo hizo en otros formatos.

Recoge a tu cliente y llévale al destino solicitado lo antes posible. Prepárate para vibrar ante un sorprendente título que llega a la pantalla de nuestra portátil para hacernos disfrutar al igual que lo hizo en otros formatos.

Un título como 'Crazy Taxi' sorprende a todos los aficionados que hayan probado esta maravilla arcade. La verdad es que al ver las imágenes destaca la portabilidad del mismo para intentar plasmar de forma equivalente el mismo juego que pudiéramos disfrutar en Dreamcast, Pc, X-Box, entre otros. Pero la realidad es bien distinta, si bien la intención es buena, el resultado final no lo es tanto dadas las limitaciones de la consola de Nintendo en el aspecto gráfico, veamos lo que el cartucho nos ofrece.

Primeramente vemos que está algo limitado en opciones, podemos disfrutar del clásico Arcade o bien, enfrentarnos a varias pruebas que se nos plantean en la opción 'Crazy Box'. Sin ningún misterio, el modo Arcade nos permite recorrer la ciudad recogiendo clientes en el mayor tiempo posible, una vez recogido un cliente, debemos dirigirnos rápidamente al destino que nos indica eligiendo el camino más corto que mediante flechas se nos indicará.

Dicho camino, puede incluir perfectamente el hecho de conducir en dirección contraria, cosa que agradará a nuestros clientes, los cuales, sorprendentemente, nos darán propina por ello.
El objetivo no es sólo llevar al mayor número de clientes posibles, sino además, realizar las acrobacias más locas para obtener el mayor número de ingresos por partida. Todo esto según las dificultades que se nos presenten en las dos ciudades disponibles en el juego, la distancia a la que tenemos que llevar a nuestro cliente, y cómo de aglomerado este el tráfico que nos permita llegar rápidamente a nuestro destino.

En la opción 'Crazy Box' se nos presentan varias mini-pruebas en donde poner a prueba nuestros reflejos y habilidades. Por ejemplo, realizar un salto loco a través de una rampa y conseguir la mayor distancia posible; explotar una serie de globos antes de que finalice el tiempo, o llevar a nuestro cliente a su destino pero en un circuito diferente con múltiples rampas.

Todo esto es lo que lleva consigo la versión portáil de 'Crazy Taxi', ya sabes, coge el volante y conduce por toda la ciudad en una de las carreras más locas y divertidas para Game Boy.



  g  r  á  f  i  c  o  s

Todo un mundo 3D en la palma de tu mano, es lo que esperábamos, pero las limitaciones de Game Boy desembocan en un cartucho cuyo entorno gráfico es bastante pobre. El engine utilizado deja claro el uso de gráficos y objetos que intentan dar apariencia 3D, pero que no son más que simplemente gráficos posicionados en diferentes direcciones, cuyo movimiento en conjunto da esa sensación de profundidad en el objeto. Es el caso de los vehículos mostrados en pantalla, por ejemplo.

Los escenarios, son bastante grandes aunque demasiado pixelados, si bien es cierto que se han intentado detallar lo máximo posible, la resolución de la consola nos impide contar con un conjunto global más completo. Además, vuelve a estar presente el efecto 'popping' en el cual, algunos objetos del escenario, se van generando conforme avanzamos en el juego, como es el caso de, por ejemplo, algunos edificios.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que se deben reducir los frames para adaptarlos a las posibilidades de la consola, de tal forma que el juego no se desarrolla tan rápido como sucede con sus hermanas mayores, aunque la velocidad del juego es más que suficiente para que se asemeje bastante.

a u d i o

Ritmos muy buenos y pegadizos, característicos de la saga y que sorprenden por su calidad. Si bien no contamos con un gran número de temas, los que hay son más que suficientes para acompañarnos en nuestra partida.

Los efectos son abundantes, algunos sencillitos frente a otros bastante buenos. Contamos además con las voces de nuestro personaje y de los clientes, en donde como siempre, los primeros estarán de acuerdo en todo lo que el cliente les diga, y estos a su vez, nos felicitarán por nuestras acrobacias o, por otra parte, nos recriminarán los choques o tardanzas que hayamos podido tener en el viaje.

Todo ello con una gran calidad de audio en nuestra portátil.

  j  u  g  a  b  i  l  i  d  a  d

Las pocas opciones dan poca vida al juego, pero sí que se lo da el reto de intentar superar el tiempo posible en las mini-pruebas, o conseguir el mayor número de ingresos en una partida. Son algunos de sus destacados alicientes.

El control del vehículo no es ningún misterio, pero a veces es algo complicado como para salvarnos de por ejemplo, tener que pasar entre dos coches sin dar ningún golpe. La verdad es que es más limitado este aspecto en esta versión, pero eso sí, aquí también incluye la posibilidad de realizar el 'Crazy Boost' y 'Crazy Drift'.

Joe (N-Gage)

En el primero, se nos permite alcanzar la máxima velocidad nada más partir del reposo, de esta forma no perdemos ni un segundo para poder cumplir nuestro objetivo. En el segundo, nos permite tomar las curvas convenientemente y además, ganar una propina extra gracias a la acrobacia.

Todo es cuestión de práctica, y para hacernos con el control no hay mejor sistema que atenerse al 'Crazy Box' para ir cogiendo el truco antes de partir para ganar dinero en nuestra labor de taxista.

  c  o  n  c  l  u  s  i  ó  n

Floja conversión en casi todos los aspectos, es cierto que debe adaptarse a las posibilidades técnicas de la consola, pero hemos visto mejores gráficos y movimientos en ella con otros títulos similares.

La inclusión de más modos de juego hubiera estado mejor, es posible que los dos modos de juego con sus opciones configurables, al menos en el modo Arcade, se hagan cortos a cualquier fan de la saga.

De todas formas es un título que se atreve con un intento de 3D, que aunque no sea total, se sale de la línea habitual que nos ofrecían para nuestra 'Game Boy' y le da más frescura al abanico de títulos que dispone la pequeña portátil de Nintendo. Lástima que no quede entre los juegos más destacados, pero es una buena opción para el que busque algo distinto en esta consola, siempre perdonando los pequeños fallos del mismo.

  l  o     m  e  j  o  r

  • Buena calidad de audio para las posibilidades técnicas de la consola.
  • La originalidad de Crazy Taxi en tu portátil.

  l  o     p  e  o  r

  • Flojo aspecto gráfico.
  • Control, en ocasiones, algo brusco.
  • Pocas opciones.
  • El precio es excesivo.
6.3

Correcto

No es lo último ni lo más original, tampoco cuenta con la mejor ejecución, pero puede divertir si te gusta el género. Bien, pero mejorable.