The Movies (PlayStation 2)

Peter Moulyneaux aterriza en PS2, y no precisamente con un pan bajo el brazo, sino con The Movies. Si vuestro sueño siempre ha sido tener el control total de las superproducciones hollywoodienses, éste es vuestro título...

Peter Moulyneaux aterriza en PS2, y no precisamente con un pan bajo el brazo, sino con The Movies. Si vuestro sueño siempre ha sido tener el control total de las superproducciones hollywoodienses, éste es vuestro título...

Observa la última locura cinematografica de Peter Molyneux en la pequeña pantalla en el siguiente vídeo

Peter Moulyneaux es uno de esos tipos que no dejan indiferentes a nadie. Sus obras son, cuanto menos, originales e innovadoras, y los planteamientos que propone en cada una de sus creaciones obligan a toda la industria a seguir cuidadosamente los pasos de este británico genial. Que Mr. Moulyneux no piense en él mismo "como un diseñador, sino como un ideólogo, alguien que ofrece sugerencias pero sin entrar en acciones concretas" es poco menos que una declaración de intenciones.

Es por ello que aunque la sombra del gurú de las islas sobrevuele este proyecto, como también lo hace en Fable, BC o Black and White 2, The Movies no es un proyecto 100% responsabilidad suya, por lo menos directamente. Podría pensarse en Peter como en la mente de un maestro moldeador de arcilla; las manos, es decir, los encargados de realizar el trabajo en sí, sería el grupo de programación correspondiente, pero las ideas, la inspiración, en definitiva, la genialidad, correrían a cargo de uno de los profesionales del sector más admirados.

¿Orson Welles o Edward D. Wood Jr? Tú decides...
The Movies no será un simulador de creación de películas. Según las propias palabras de Moulyneaux, este título "no está centrado en los apartados técnicos de hacer una película, sino en dirigir un estudio de cine, y llevarlo desde los tiempos del cine mudo hasta la época moderna". Es decir, que a priori se parecerá más a cualquiera de los Tycoon que a Los Sims, por poner un ejemplo. Aunque quizá al título con el que tenga más puntos en común sea Civilization. Como en la obra de Sid Meier, la creación de Peter nos propondrá que vayamos avanzando a través del tiempo mientras hacemos uso de la más avanzada tecnología y recursos a medida que éstos van estando disponibles.

Si en Civilization el punto de partida era la Prehistoria, en The Movies lo es el cine mudo y las películas en blanco y negro. Los problemas a solucionar y estrategias a utilizar por parte de un director de estudio en los albores del séptimo arte eran radicalmente diferentes a los que se encontraría un cineasta hoy día, y eso se espera que esté reflejado a la perfección en este juego. A medida que las mejoras tecnológicas se vayan poniendo a vuestro alcance, podréis incluir en vuestras películas elementos tan importantes como el sonido, el color, efectos especiales, nuevos efectos de cámara, etc. Con ellos vuestras producciones adquirán una nueva dimensión que las hará más apetecibles para el gran público, los millones de personas que, asistiendo cada fin de semana a las premiêres de vuestras películas, financiaran vuestro imperio.

Además, y de forma similar, los creadores de The Movies han ido un poco más allá de los avances tecnológicos actuales. Como si de unos profetas de la innovación se tratara, los programadores de Lionhead han querido aportar su granito de arena al futuro del séptimo arte. Así, cuando lleguéis a la última etapa de The Movies, podréis adquirir el no va más en efectos especiales generados por ordenador, como el cine holográfico u otras virguerías que no tardarán mucho en llegar a las pantallas de todo el planeta pero que de momento están reservadas únicamente a las fantasías de los estudiosos del sector.

Aspirantes a Kitano, abstenerse
Aunque no podamos colocar la cámara en un punto determinado o hacer que un actor repita una frase del diálogo por poner poco entusiasmo a la hora de interpretarlo, The Movies posibilitará un control bastante estricto de las producciónes. El contenido, los escenarios, los actores y sus trajes, etc. dependerán totalmente de vuestras decisiones Incluso podréis editar un trailer de cada una de las películas que realicéis en el que aparecerán las escenas que consideréis oportunas. Además, podréis guardar esos videos para poder visionarlos fuera del juego, e incluso compartirlos con vuestros amigos enviándoselos por correo electrónico. Un lujazo. La libertad artística a la hora de crear estos contenidos promete ser muy alta, aunque no nos imaginamos cómo se las ingeniarán para que estos tráilers no se tornen repetitivos. Confiaremos en Peter...

Cada película, asimismo, tendrá asociada una especie de página web que hará las veces de póster de créditos del film. En él aparecerán los datos de los actores, técnicos, etc. además del vuestro propio en el apartado de dueño del estudio. Asimismo, una fecha aproximada de su estreno indicará cuando el gran público cuenta con que vuestra producción se estrene. A nadie le gusta esperar, así que suponemos que, en el caso de que no cumpláis esas fechas, de algún modo seréis penalizados con una menor taquilla o con una menor contratación de salas. Aunque, quién sabe, quizá poner los dientes largos al respetable tendrá su propia recompensa...

En cuanto al merchadishing, no tenemos constancia de que se haya implementado en el juego. Así pues, negocios tan de actualidad como son los DVDs o los mismos videojuegos no aparecerán, en principio, en el título de Lionhead, el cual estará centrado única y exclusivamente en el día a día de un estudio cualquiera de Hollywood.

Fichando a golpe de talonario...
Si hablamos de los actores, hay que hacerlo de las grandes estrellas. Cada una de esos individuos conseguirá, con su mera presencia en una de vuestras cintas, que la recaudación aumente hasta límites insospechados. El problema estará en contratarles, pues sus requerimientos serán casi tan enormes como sus egos. Como propietarios de la productora tendréis que saber encontrar el equilibrio entre el fichaje de estas figuras y los recursos de vuestro estudio.

Otro de vuestros quehaceres diarios será el conseguir que los actores y actrices se sientan queridos y bien tratados, para que no tengan la necesidad imperiosa de cambiar de aires, dejando el rodaje suspendido indefinidamente. Ahí entrará en juego la mano izquierda que tengáis, haciendo regalos a las estrellas, aumentándoles el sueldo, recortándoles sus horarios de trabajo, etc. Todo valdrá para conseguir mantener de vuestra parte las cabezas de cartel más deseadas del momento.

Hay que decir también que en The Movies se incluirá un completo editor de personajes que os permitirá crear, o mejor dicho recrear, a las más rutilantes figuras del Hollywood contemporáneo o a la de todos los tiempos. En vuestras manos queda permitir duelos interpretativos entre Greta Garbo y Jack Nicholson o entre Los Hermanos Marx y Woody Allen. Incluso Fred Astaire y John Travolta podrán medirse en las pistas de baile en un remake de Fiebre del Sábado Noche si así lo deseáis. Las posibilidades son casi infinitas.

Efectos especiales
En cuanto al apartado técnico, no parece que Mr. Moulyneaux vaya a tratar de revolucionar en exceso, por lo menos en cuanto a nivel de impacto. Nada que ver con otras de las próximas creaciones del mago Peter como son BC o, sobre todo, Fable, The Movies posiblemente tendrá como mayor virtud gráfica el presentar un entorno consistente en el que las presumiblemente decenas de personajes que pulularán por los platós en los que se rodarán las películas se moverán con -esperemos- total fluidez.

En cualquier caso no hay que olvidar que el juego que nos ocupa será multiplataforma, estando previsto que aparezca al mercado tanto en Xbox como en PC, PS2 y GameCube. Como ya sabéis, los títulos destinados al catálogo de más de una máquina no suelen aprovechar el potencial de cada una de los sistemas para las que son creados. Pero como no parece que The Movies vaya a presentar un apartado técnico del más alto nivel, su carácter de multiplataforma no será en principio un hándicap importante.

Otro cantar es el augurar el éxito o el fracaso de un título de estas características en el mercado de las consolas. En PC hay un gran sector de jugones que devora los que podríamos llamar simuladores económicos estilo tycoon, pero en consola la acogida de este estilo de juegos está por ver. Los jugadores de Xbox, GameCube y PS2 no están acostumbrados a enfrentarse a un género tan pausado, pero tampoco es que hayan tenido excesivas posibilidades de hacerlo. Son los desarrolladores los que se han mostrado reticentes hasta el momento de ofrecer a los consoleros un título de las características de este The Movies. Habrá que ver qué tal le sale la jugada a Peter Moulyneaux...

Genio y figura...
En resumen, The Movies se presenta como una bocanada de aire fresco a los juegos de simulación económica. Los títulos que nos ponen a los mandos de empresas transportistas o constructoras se cuentan por decenas -por lo menos para PC-, pero que propongan una idea tan original y atrayente la verdad es que se podrían contar con una mano. Peter Moulyneaux parece dispuesto a tomar el catálogo de Xbox por la fuerza, con títulos como Fable, B.C. y este mismo The Movies. Y mucho se tendrían que torcer las cosas para que el genial británico no consiga su objetivo...

The Movies

Revivir los inicios del cine comercial. Esto es lo que nos propone Peter Molyneux y su estudio Lionhead Studios. The Movies será el juego que lo hará posible, y nos permitirá construir nuestro propio estudio cinematográfico y rodar películas empezando en los años 20.
The Movies