The Legend of Zelda: A Link to the Past
The Legend of Zelda: A Link to the Past
  • Plataforma GBA
  • Género Acción, RPG, Aventura
  • +3
Carátula de The Legend of Zelda: A Link to the Past

Nunca un viaje al pasado ha resultado tan agradable

Daniel Delgado García

Damas y caballeros: en pie. Uno de los pedestales más clásicos y más divertidos que jamás han sido programados ha vuelto de la tumba para asombrar de nuevo a propios y a extraños. Gracias Miyamoto, gracias Nintendo.

Damas y caballeros: en pie. Uno de los pedestales más clásicos y más divertidos que jamás han sido programados ha vuelto de la tumba para asombrar de nuevo a propios y a extraños. Gracias Miyamoto, gracias Nintendo.

Hablar de Zelda es hablar de la historia de los videojuegos. Muchos años han pasado desde que Shigueru Miyamoto creó el primer Zelda para la ya desaparecida NES. Entonces el juego ya tuvo su éxito, pero la culminación de la saga llegó con el cerebro de la bestia: la Super Nintendo.

The Legend of Zelda: A Link to the Past (GameBoy)

La potente máquina de 16 bits permitió hacer una auténtica maravilla lúdica con tintes de rol. El juego fue Zelda: A Link to the Past, y gracias a sus impresionantes gráficos y a sus perfectas composiciones consiguió colocarse en lo más alto de las listas de ventas.

Los viejos maestros nunca mueren
Pero si este juego ha sobrevivido al paso del tiempo no es por su apartado técnico, sino por otros factores. El sistema de juego y la jugabilidad en sí, ambos aspectos que casi rozan la perfección debido a su sencillez y gran diversión. Por supuesto la historia de Link y Zelda también ha sido un factor determinante, pues todos los que lo jugamos quedamos en su día enganchados a la increíble historia que se escondía bajo aquel cartucho.

The Legend of Zelda: A Link to the Past (GameBoy)

Los años han pasado, el tiempo se ha ido, y Zelda ha pasado de ser la revolución del momento, a subir al olimpo de los videojuegos, como un clásico entre clásicos. Casi nadie puede hablar mal de aquel juego que cautivó a todo aquel que tuvo la suerte de probarlo.

Y ahora, esta obra maestra se digna en bajar del olimpo para reencarnarse de nuevo en un cartucho de Game Boy Advance. Nunca serán suficientes las gracias que hay que darle a Nintendo por haber inventado semejantes maravillas de la diversión, y es que combinadas hacen el mejor Zelda portátil que haya existido nunca.

Una nueva versión para una nueva consola

The Legend of Zelda: A Link to the Past (GameBoy)

Y para que este Zelda sea todavía más portátil, Nintendo ha decidido ponerlo a la venta al mismo tiempo que su nueva consola, la Game Boy Advance SP, más pequeña y retroiluminada. Sin duda, una excelente elección para acompañar la nueva máquina de Nintendo.

Tal acontecimiento sucederá el próximo día 28 de marzo, pero de momento en la redacción ya disponemos de un cartucho de la versión europea del juego, y por el momento podemos adelantar que tal juego SI estará en castellano. Y no con una simple traducción, sino con una traducción excelente, con las frases hechas bien pasadas al castellano, y sin ninguna falta de ortografía.

Un clásico imprescindible

The Legend of Zelda: A Link to the Past (GameBoy)

¿Y que se puede decir de un juego como este?. Es muy difícil hablar de un clásico tan grande y dejarlo en su sitio tan solo con palabras. Se puede decir que es un Must Have, que pocos juegos han logrado divertir tanto durante tanto tiempo… y muchas cosas más; pero lo único cierto es que hay que probarlo.

The Legend of Zelda: A Link to the Past (GameBoy)

Y sin embargo, antes de entrar en el análisis en sí, hay que hablar del que puede ser el único punto negativo del juego. Su clasicismo, su antigüedad, a la vez que lo convierten en un juego épico, también pueden jugar en su contra. A fin de cuentas, es el mismo juego, con la misma historia, y quizás eso no le guste a todo el mundo.

Aun así, y a pesar de que pueda haber una pequeña minoría en la que se de este caso, no cabe duda de que este juego merece ser jugado, incluso por aquellos que ya lo disfrutaran en su día. Revivir las aventuras de Link no tiene precio.


 g r á f i c o s

The Legend of Zelda: A Link to the Past (GameBoy)

Los gráficos de este juego sorprendieron en la época de los 16 bits por muchos motivos. Sorprendieron por su colorido, por su definición, por lo fácil que era interactuar con ellos. En su momento eran de lo mejor que había, pero ahora tienen unos cuantos años a sus espaldas y hay que juzgarlos en su justa medida.

Pues bien, inlcuso en su justa medida hay que reconocer que todavía son unos gráficos impresionantes. Puede que para una Game Cube estén un poco desfasados, pero si tenemos en cuenta que hablamos de una Game Boy Advance, una máquina portátil, estos gráficos son de lo mejorcito que se ha conseguido, por encima de Golden Sun o Advance Wars.

The Legend of Zelda: A Link to the Past (GameBoy)

Sin embargo, este juego tiene un punto en contra con los otros mencionados. Este Zelda ya ha sido diseñado hace mucho, y ya ha sido visto en todo su esplendor. Por ello, la novedad no será tanta si ya se ha jugado en su época de Super Nintendo.

Al margen de que ya se viera en su día, este juego mejora los gráficos de su versión original. ¿Cómo es posible?, pues así es. El colorido es mejor, la nitidez es impresionante. Es lo mismo, pero da la sensación de que todo se ve más claro. Aquí Nintendo se ha lucido con una conversión que, supera al clásico original de Super Nintendo, al contrario que otras, que simplemente igualan la versión original.

The Legend of Zelda: A Link to the Past (GameBoy)

Tras las primeras aclaraciones, pasemos a ver como son los gráficos en sí, aunque quien haya jugado a la versión de 16 bits ya sabrá lo que va a encontrar. El juego se disfruta desde una perspectiva cenital, es decir, sobre del protagonista. Link, puede moverse hacia cualquier dirección, e interactuar con casi todo lo que se encuentre en su camino.

Y todas las animaciones están realizadas de manera soberbia, sobre todo las de Link. Desde el simple movimiento de caminar, hasta el uso de la espada está muy recreado, con una animación fuera de toda duda. Los enemigos tampoco se quedan atrás, sobre todo los jefes finales, que además de presumir de un gran tamaño, están igualmente bien animados.

The Legend of Zelda: A Link to the Past (GameBoy)

La mayoría de los decorados son tan impresionantes como el resto. Todos tienen un colorido que puede dejar pasmado al más exigente. Y la mayoría de ellos tienen movimiento, lo que les da un aspecto muy vivo. Desde antorchas ardiendo, hasta la lluvia que cae cuando se empieza la partida; pasando por las hojas de los árboles o el agua moviéndose. Sencillamente impresionante.

Todo lo que rodea a este juego le da vida, y hace la partida una experiencia realmente increíble. Hay que verlo, hay que manejar a Link para darse cuenta de la grandeza de los gráficos que tiene este juego, como absorben hasta conseguir que estemos enganchados y que no queramos jugar a ninguna otra cosa.


 s o n i d o

The Legend of Zelda: A Link to the Past (GameBoy)

Para hablar del sonido, hay que empezar haciéndolo por el apartado musical. ¡Y que melodías!, las mejores que se recuerdan, a la altura de los temas más clásicos de la historia del videojuego. Todas son melodías ambientadas en un universo de rol 100%, que ayudan aun más a meterse dentro del juego.

Se puede decir que tienen una calidad sonora muy buena para lo que Game Boy Advance puede hacer en cuanto a música, pero es que su composición es magistral, y todos los que ya las oyeran en su día, quedarán embelesados al recordar aquellos tiempos. Sin embargo serán los nuevos los que más partido les saquen, disfrutando por primera vez de algunos de los temas más deliciosos que hayan sonado en consola.

The Legend of Zelda: A Link to the Past (GameBoy)

Los efectos de sonido, también son muy buenos, pero hay que reconocer que no resultan tan impresionantes como las músicas. Los hay muy variados, desde el sonido de la lluvia, hasta los movimientos de Link, pasando por monstruos, explosiones, magias… la verdad es que hay de todo un poco, aunque suena un poco desfasado para hoy en día.

A lo mejor se podrían haber añadido algunos sonidos nuevos, o remodelar los que ya había para mejorarlos un poco, aunque quizás eso hubiera cambiado ese aire de clásico que respira Zelda por todos sus poros. En cualquier caso, que nadie se piense que los efectos de sonido son malos, porque no es así, sencillamente resultan un poco más alejados de la impresionante calidad general de todos los demás apartados.


 j u g a b i l i d a d

The Legend of Zelda: A Link to the Past (GameBoy)

Y por fin llegamos al mejor apartado de este Zelda. La diversión que se puede conseguir jugando a este brillante título de rol no puede ser narrada con palabras; hay que jugarlo para entenderlo. Pero aun así vamos a intentar hacer un esfuerzo para que todos aquellos que nunca lo hayan probado tengan una idea.

The Legend of Zelda: A Link to the Past (GameBoy)

Zelda es un juego de rol, concretamente un Action RPG. Esto quiere decir que durante toda la aventura solo se maneja a un personaje protagonista, en este caso Link. A pesar de que el juego es de rol, también es de acción en tiempo real. A Link se le controla casi todo el rato como si se estuviera jugando a un juego de acción, pero con una historia y unos parámetros de un juego de rol.

Los controles de Link son muy sencillos, para que resulte fácil de jugar. Con la cruceta se mueve a Link por la pantalla, hacia arriba, abajo, derecha, izquierda y por supuesto en diagonal. Luego con A se utilizan los objetos que se vayan encontrando y con B se usa el arma principal, que por lo general será una espada. Si se deja B pulsado un rato se carga el ataque especial, muy práctico cuando hay muchos enemigos cerca.

The Legend of Zelda: A Link to the Past (GameBoy)

Con R se pueden coger cosas. Se pueden coger los setos si bloquean el paso o se pueden coger las vasijas para lanzarlas contra los enemigos. También se pueden coger estatuas para arrastrarlas y cambiarlas de sitio. Por último, se pueden coger algunas palancas para activarlas y abrir puertas o similares.

Con L se puede acceder al práctico mapa que nos ayudará a orientarnos. Al aire libre el mapa mostrará el mundo y la posición de Link, pero cuando se está en una mazmorra es cuando se vuelve más útil, ya que señalará las zonas visitadas, y nos ayudará a no perdernos.

The Legend of Zelda: A Link to the Past (GameBoy)

En Zelda se pueden encontrar dos tipos de juego que se van entremezclando todo el tiempo. Por un lado está la aventura que Link irá viviendo y que da sentido al juego. Cuando se narre algo, o sencillamente se acceda a una secuencia con texto, la acción se detendrá, se abrirá un cuadro en la pantalla y se podrá leer tranquilamente lo que se vaya narrando.

Puede que la historia no sea el colmo de la originalidad, pues a fin de cuentas narra la típica historia de la típica princesa que es secuestrada por las típicas fuerzas del mal. Pero claro, si sólo tuviera elementos típicos no sería una historia tan grandiosa como es, y es que a medida que se va desvelando la trama, los detalles que van sucediendo es lo que la convierten en un auténtico cuento de hadas.

The Legend of Zelda: A Link to the Past (GameBoy)

La otra parte del juego es, como ya todo el mundo habrá imaginado, la de acción. El camino de Link para resolver la aventura no va a ser fácil, y va a estar plagado de enemigos. Algunos serán los clásicos lacayos que sólo aparecen para estorbar y para morir, pero algunos de los enemigos finales serán realmente complicados de eliminar.

Para combatir no sólo habrá que ser hábil, también habrá que usar las neuronas para descubrir sistemas de ataque y de defensa contra cada uno de los enemigos que haya que encarar. Por ejemplo, será muy útil aprender a usar el escudo que Link lleva consigo para detener flechas u otros ataques similares.

The Legend of Zelda: A Link to the Past (GameBoy)

También es imprescindible saber usar correctamente todos los objetos que Link vaya descubriendo en su aventura. Desde el garfio hasta el bumerang, todos serán imprescindibles para ir avanzando por el mundo, y algunos incluso servirán para enfrentase a los enemigos de una manera más eficaz.

La joya de la corona: The Four Swords
Y ahora llega el momento de hablar del gran extra que incluye este juego: el modo multijugador. Si el simple hecho de poder volver a jugar con A Link to the Past en formato portátil no era excusa suficiente para hacerse con este juego, ahora hay otra excusa más: el modo The Four Swords.

The Legend of Zelda: A Link to the Past (GameBoy)

Este nuevo modo de juego tiene la virtud de dotar a un juego de rol de la opción multijugador, pero tiene el inconveniente de que no puede ser jugado por un solo jugador. Eso sí, de tener algún amigo que también tenga el cartucho las partidas se pueden hacer muy divertidas.

De 2 a 4 jugadores puede disfrutar de este modo, cuya principal virtud es divertir de manera rápida, pero sin descuidar una historia que sirve como excusa para que varios amigos se lo pasen bien. El juego consiste en ir avanzando de nivel, para lo cual en algunos puntos habrá

The Legend of Zelda: A Link to the Past (GameBoy)

que colaborar entre los jugadores. Sin embargo no todo va a ser colaboración, ya que Capcom, creadores del juego bajo encargo de Nintendo, han colocado algunos elementos para fomentar el pique. Las armas y objetos especiales estarán muy limitados y habrá que luchar por ellos, además de por las gemas, que darán puntos a los jugadores y les permitirán ser los ganadores de la fase.


 c o n c l u s i ó n

The Legend of Zelda: A Link to the Past (GameBoy)

Todos sabemos la política que ha seguido Nintendo desde que sacó al mercado esta pequeña maravilla llamada Game Boy Advance. Ésta ha sido reeditar todos sus clásicos de Super Nintendo para su nueva portátil de 32 bits y así obtener claros beneficios a costa de productos antiguos. Muchos lo hemos agradecido al poder revivir los antiguos títulos de la infancia, pero la mayoría le ha reprochado a Nintendo la falta de originalidad a la hora de programar nuevos productos.

Pero si alguna vez algún juego ha sido merecedor de ser reeditado, incluso al mismo precio que tuvo en su día, ese juego es este Zelda: A Link to the Past. Lo tiene todo: algo viejo, algo nuevo, algo clásico, algo innovador, es para nostálgicos, es para las nuevas generaciones…

The Legend of Zelda: A Link to the Past (GameBoy)

Zelda es el juego perfecto para ser jugado en cualquier sitio, por cualquier clase de público y con cualquier excusa. Tan sólo el hecho de que el juego sea una reedición en vez de ser completamente nuevo le resta unas décimas a la nota, pues a fin de cuentas el juego The Four Swords no se puede comparar con el modo principal, aunque sea un excelente complemento.

The Legend of Zelda: A Link to the Past (GameBoy)

En general desde aquí queremos recomendar este juego a todo el mundo, tanto si ya lo jugaron en su día como si no. Y es que en el futuro muy pocos juegos conseguirán sobrepasar la calidad de este clásico. Quizás Final Fantasy Tactics Advance lo consiga, al menos si viene en castellano; aunque eso ya es otra historia, y ya la contaremos en su momento. Vosotros ir ahorrando, que ya falta poco.


 l o   m e j o r

  • Horas y horas de diversión
  • Sabor a clásico, pero con aires nuevos
  • El modo multijugador The Four Swords
  • Que lo hayan traducido al castellano

 l o  p e o r

  • Que no te guste pagar por un juego que ya has jugado (si es que ya lo has jugado, claro)