ISS Advance
  • Plataforma GBA 8.4
  • Género Deportes
  • Lanzamiento 21/01/2003
  • Desarrollador Major A
  • Texto Inglés
  • Voces Inglés
  • +3
Carátula de ISS Advance

Otra vuelta de tuerca al engranaje del fútbol.

Daniel Delgado García

Vuelve Konami y vuelve Major A. Esto sólo puede significar una cosa: que vuelve uno de los más antiguos simuladores de fútbol que se recuerdan, ISS. Esta vez vuelve para la pequeña de Nintendo, pero con grandes novedades y sorpresas. Ven con nosotros si quieres descubrir el mejor fútbol para GBA.

Vuelve Konami y vuelve Major A. Esto sólo puede significar una cosa: que vuelve uno de los más antiguos simuladores de fútbol que se recuerdan, ISS. Esta vez vuelve para la pequeña de Nintendo, pero con grandes novedades y sorpresas. Ven con nosotros si quieres descubrir el mejor fútbol para GBA.

A vueltas con los nombres

ISS Advance (GameBoy)

A estas alturas, casi todos conocerán las grandes sagas de fútbol que Konami mantiene vivas hoy en día. La más famosa puede que sea la programada por KCET, conocida en Japón con el nombre de Winning Eleven, y aquí con el nombre de Pro Evolution Soccer (aunque antes se llamara ISS en Europa).

La otra saga es la que desarrolla Major A, otro grupo de Konami. Esta saga, en Japón se llamó Perfect Eleven, y aquí la llamaron International Superstar Soccer, cuando salió para Super Nintendo en los años 90. Si bien ha habido excepciones en las dos sagas, la de KCET ha sido predominante en las máquinas de Sony, y la de Major A en las de Nintendo.

Otra diferencia más, es el estilo de juego. En los juegos de KCET se tira más al realismo y la simulación. En los juegos de Major A se tira más hacia un estilo arcade y sencillo de jugar. El resultado es que los primeros suelen tener más tirón que los segundos, pero eso va a cambiar un poco, al menos con esta nueva entrega.

Un arcade más completo

ISS Advance (GameBoy)

Esta nueva entrega de International Superstar Soccer, o ISS para abreviar, está dedicada a la consola portátil de Nintendo. No es el primer juego con este nombre que sale para la mencionada consola, ni será el último, pero al menos de momento hay que reconocer que sí es el mejor. Es más, incluso se podría decir que es actualmente el mejor juego de fútbol que existe para GBA. El motivo de tal afirmación hay que buscarlo en muchos puntos.

El primero que se podría buscar, es el hecho de que los chicos de Major A han decidido optar por hacer un juego algo menos arcade, y acercarse más al simulador. Esto no quiere decir que el juego haya perdido su seña de identidad, sino que simplemente ahora es el mismo juego, pero mucho más completo... al menos en el apartado de jugabilidad, del cual se hablará más adelante.

ISS Advance (GameBoy)

Pero no sólo se ha cambiado la jugabilidad. El aspecto gráfico también ha sido completado hasta conseguir unos gráficos muy bien cuidados. Quizás lo que aun hay que mejorar es el de las licencias. Por desgracia solo hay selecciones nacionales, sin ningún tipo de clubes. Y por si esto fuera poco, las selecciones que hay no cuentan con los nombres reales, ni siquiera parecidos.

 g r á f i c o s

El apartado gráfico ha salido ganando notablemente con esta entrega. Puede que en el estilo se parezca mucho a su anterior versión, y por extensión, también se parece al antiguo ISS de Super Nintendo. Pero dejando a un lado lo que es el estilo, este juego goza de una calidad gráfica mucho mayor.

ISS Advance (GameBoy)

Empezando por el estilo, es el que comenzó la saga en los 16 bits. Todo es en 2 dimensiones, desde el campo hasta los jugadores. La perspectiva ofrece una visión muy parecida a lo que vería un espectador; es decir, desde un lateral del campo. Como puede verse por las imágenes, es un estilo muy antiguo, pero ha ganado mucha calidad en esta entrega.

El principal motivo es la gran cantidad de detalles que se han dibujado para componer cada uno de los elementos que forman el juego. Se puede empezar hablando de los jugadores, creados ahora con una calidad nunca vista hasta la fecha en una portátil. A pesar de que son relativamente pequeños, se les ve perfectamente los detalles de la ropa. Además, cuentan con una animación soberbia, y más teniendo en cuenta que es un juego en 2D.

El campo también presenta un aspecto inmejorable. Lleno de detalles que lo hacen parecer sumamente realista, con sus imperfecciones, con sus fallos, con sus tonos en algunas zonas más claros y en otras más verdes. En general todo el aspecto gráfico se ve de maravilla, apoyado también por la gran calidad en las animaciones.

ISS Advance (GameBoy)

Los menús no se podían quedar atrás, y han sido cuidados hasta el límite, con unas animaciones muy futuristas que amenizan el cambio entre pantallas. Pero evidentemente, unos menús bien cuidados no servirían de nada sin una calidad que avalara el juego en sí, y desde luego desde aquí podemos dar fe que se ha conseguido.

Mención especial merece la proporción que se le ha dado al campo y a los jugadores. El campo es muy grande, y los jugadores pequeños, por lo que llevar el balón de una portería a otra sin perderlo por el camino no es una tarea precisamente sencilla. Puede que esto sea más bien tema de jugabilidad, pero hay que reconocer que el buen trabajo gráfico afecta positivamente a la jugabilidad.

A fin de cuentas, el hecho de que la proporción jugador/campo esté bien realizada, se traduce en una mayor diversión, al acercarse el juego a lo que sería un partido real. Por todo ello, un sobresaliente a los chicos de Major A, que parece que van aprendiendo con el tiempo.

 s o n i d o

ISS Advance (GameBoy)

Las músicas del juego, al igual que cualquier otro título de fútbol, se reducen a una: la que acompaña los menús. Está bien cuidada, tiene un ritmo muy marchoso y suena con buena calidad. En un juego como este, al apartado musical no se le puede pedir más, y mientras uno se pasea por los menús, da gusto ir acompañado de una buena melodía.

Los efectos de sonido ya son otro cantar. Estos sí que están presentes durante todo el juego, y de una manera más que buena. El motivo de tal afirmación es el comentarista que ameniza los partidos. Éste por desgracia tiene dos fallos: uno es que está en inglés, y el otro que no tiene muchas frases. Pero no hay que olvidar que estamos hablando de una portátil. Incluso con esos dos puntos en contra, éste es un paso adelante.

ISS Advance (GameBoy)

El resto de los efectos de sonido se reducen a los pitidos del arbitro, el sonido de los golpes del balón, ya sea contra el suelo o las botas de los jugadores; y sobre todo, el rugido del público. Éste último cambia según la zona donde se encuentre el balón y quien la controle. No hay cánticos, pero las variaciones en la intensidad le dan un aire muy animado a los partidos.

 j u g a b i l i d a d

Y es hora de hablar del punto más importante en un juego de fútbol: el control y la diversión. La saga de fútbol creada por Major A siempre se ha caracterizado por ser arcade, pero eso ha cambiado ligeramente en esta nueva entrega para darle un toque más de simulador. ¿Un punto a favor o en contra?... vamos a verlo más en profundidad.

ISS Advance (GameBoy)

Pero primero mejor empezar hablando de los controles. Son muy sencillos, y prácticamente igual que en cualquier otro juego de fútbol. A se usa para realizar los pases y para hacer entradas suaves. B se usa para chutar y para hacer las entradas fuertes. L se usa para hacer correr al jugador, y R se usa para cambiar al jugador seleccionado. Después, algunas acciones se realizan pulsando los botones A o B durante más tiempo. Eso puede hacer que el disparo lleve más fuerza, o que el pase se haga más largo.

Para empezar a hablar de la jugabilidad, es casi obligatorio hacer referencia al control del balón. Ahora ya no es ni tan preciso ni tan cómodo como en otras entregas. A pesar de que el control se hace de forma automática, es decir, el jugador lleva la bola por sí mismo, el asunto se complica un poco por la inestabilidad con la que lo lleva.

Esto se traduce en que hacer un giro lleva más tiempo, y la bola hace un movimiento en el que es propensa a ser robada por un rival. Mientras se camina, la bola va cerca del jugador, y se produce lo mencionado en un giro, pero si se corre, la bola suele ir un poco más adelante que el jugador, por lo que éste puede perderla si gira.

ISS Advance (GameBoy)

Al final, lo que Major A ha intentando conseguir es potenciar la defensa por encima del ataque. No se puede ir corriendo sin más, ya que es fácil que el defensa recupere la bola. De todos modos, a la hora de defender, la cosa no es tan sencilla. La pelota es pequeña y hay que dirigir bien al jugador hasta ella si se quiere recuperar.

Otro elemento que complica el juego son los pases. Ahora ya no son tan precisos, ya no van directamente a las botas del contrario. Cuando se hace pasar la bola a un jugador, éste intentará más o menos encarrilarla hacia algún jugador que haya en la dirección que le indiquemos, pero será cosa nuestra calcular la fuerza que necesita, o la bola se quedará corta, o se pasará considerablemente.

Si se une la dificultad a la hora de enlazar pases, con la dificultad de avanzar corriendo; y se le suma lo grande que es el campo, al final se obtiene un juego que se asemeja mucho al fútbol real. Meter un gol es complicado, ya que los porteros son bastante hábiles, por lo que el partido tendrá muchas jugadas, muchos tiros, mucho juego en el centro del campo, y algún que otro gol.

ISS Advance (GameBoy)

Sin duda, el realismo y la acertada dificultad (que por cierto es configurable) hacen que jugar a este juego en GBA sea toda una delicia. Desde luego podría ser más realista, y tener más detalles que lo acercaran mucho más al fútbol real, pero de momento, no cabe duda que esto es lo mejor que hay. Al menos hasta que llegue aquí el simulador que KCET ya ha lanzado en Japón para GBA.

Dejando ahora a un lado la jugabilidad, es momento de entrar en otros aspectos del juego, que por desgracia no son tan buenos como el resto. Los modos de juego, se limitan a 4. El primero es el clásico partido suelto, sin más complicaciones. El último es modo para jugar unos penaltis, y tampoco tiene mucho interés. Los dos que quedan son el modo copa, en el que habrá que jugar una copa del mundo desde las eliminatorias.

El último modo es el Super Star Mode. Aquí no se escoge ninguna selección, sino que se crea una desde la nada, con jugadores completamente nuevos que hay que ir mejorando a base de jugar partidos. Evidentemente ésta es la opción que más vida da al juego, pues aquí está uno de sus primeros fallos: se hace corto. De los dos modos de juego, el modo copa no es precisamente muy largo, y carece de un modo liga. Un auténtica lástima.

ISS Advance (GameBoy)

Otro de los fallos que por aquí hay es la ausencia de nombres reales. A estas alturas comienza a hacerse pesada la reticencia que Konami está mostrando una y otra vez a hacerse con las licencias oportunas para incluir ligas y nombres reales. Ni siquiera tan sólo un simple editor para cambiar o crear nombres y jugadores.

Y puede que a la mayoría de la gente no le importe jugar con selecciones, o incluso que los nombres de los jugadores ni se parezcan a los reales, pero es innegable que sería un punto que subiría muchos enteros al juego. Y más teniendo en cuenta que la competencia sí dispone de tales extras.

 c o n c l u s i ó n

En general, este juego es muy bueno a la hora de ser jugado, a la hora de divertir, a la hora de disfrutar de un partido. Pero por desgracia lastra algunos fallos que son de lo más absurdos, y que podrían ser solucionados con un poco de voluntad por parte de algunos directivos.

ISS Advance (GameBoy)

Ellos una y otra vez se empeñan en no querer ofrecernos el juego de fútbol perfecto, y nosotros nos empeñamos en no querer dar más nota a un juego que pensamos está incompleto. Puede que esté incompleto en la parte menos importante, pero es una parte a fin de cuentas.

Ahora cada uno tiene que tomar la decisión de que es lo que quiere tener: o bien un juego realmente parecido al fútbol, muy divertido pero sin nada más; o bien un juego que incluya la liga de su país y variados modos de juego. La alternativa se llama Fifa, pero no tiene toda la diversión que aquí hay.

 l o   m e j o r

  • Los detallazos que tiene el apartado gráfico
  • El control difícil pero divertido de los jugadores
  • El comentarista, aunque esté en inglés

 l o   p e o r

  • Pocos modos de juego interesantes
  • No tiene clubes, ni nombres de jugadores reales
8.4

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.