Freedom Force
Freedom Force
Carátula de Freedom Force

Conviértete en un héroe de cómic

Alberto de Vega Luna

La única esperanza de la Tierra es una nueva clase de héroes, la Freedom Force, que gracias a la Energy X podrá hacer frente a una raza alienígena muy poderosa. Este es el argumento del juego de Crave Entertainment del que hoy os presentamos su análisis.

Llevo esperando este juego mucho tiempo, siguiéndolo con gran interés desde que conocí su existencia, como se puede percibir al leer el primer avance que le dediqué y el A Fondo que se publicó algo después. Si ya habéis leído cualquiera de estos dos artículos, sabréis que Freedom Force es un juego táctico, con toques de rol, al estilo de Evil Islands. Pero lo más destacable del último juego hasta el momento de Irrational Games son sus personajes: superhéroes.

Eso significa que podremos hacerles volar, lanzar rayos de energía, levantar camiones y arrojarlos o incluso demoler edificios a puñetazos. Cuando yo leí esto, tenía mis dudas sobre cómo se manejarían los superpoderes de los héroes y a qué serían vulnerables y la verdad es que lo han resuelto estupendamente, consiguiendo con ello un juego estupendo, al que sólo le faltan un par de detalles para ser perfecto, y con una vida útil casi infinita, merced a las facilidades que se han dado a la comunidad de aficionados para personalizar todos los aspectos de este título.

Pero vamos al detalle, que es de lo que trata este artículo...

La perspectiva del juego es, en principio, cenital, pero gracias a las maravillas de la aceleración 3D, nada nos impedirá rotar o acercar la cámara hasta donde nosotros queramos. El manejo de los personajes (hasta cuatro en cada misión, que elegiremos de entre todos los disponibles en la base) es tremendamente sencillo: con las teclas del 1 al 4 elegiremos al héroe y con el ratón le daremos sus órdenes como volar hacia un sitio, saltar a la azotea de un edificio o atacar como le indiquemos. Porque éste es uno de los factores que decidirán nuestra suerte en la misión: elegir el tipo de ataque más adecuado en cada momento. Me explico: cada héroe posee una serie de ataques con diferentes grados de daño, efecto y tipo de daño (fuego, perforante, energético,...)

Cuanto más potente sea el ataque, más energía le restará al personaje y eso puede hacer que cuando deseas lanzar unas lenguas de fuego a ese malo que te está disparando, el héroe no tenga energía suficiente para hacerlo.

En cuanto a los poderes que no son ataques, pues la verdad es que hay muchísimos (heroísmo, sentido del peligro, garras, factor de curación,...), además de atributos como la agilidad, velocidad, fuerza o constitución y son estos los que regirán la capacidad de un héroe para esquivar, correr, para levantar objetos y arrojarlos o la cantidad de puntos de vida de que disponga. Por ejemplo, un héroe muy fuerte podrá levantar camiones, pero no podrá lanzarlos más que a un par de metros; pero otro con un valor más alto de Fuerza podría lanzarlo de parte a parte de la pantalla.

Esto me lleva a comentar otro aspecto del juego que me ha gustado mucho: la gran interactividad con el entorno. Nuestros personajes pueden usar o romper casi todo lo que hay en la pantalla, practicando el levantamiento de coches, el bateo con farola u otras interesantes modalidades deportivas como el lanzamiento de cabina de teléfonos o la demolición a puñetazo limpio. Además, habrá otros objetos como cajas de dinamita, bombonas de nitrógeno líquido o bidones de gasolina que podrán servirnos para eliminar a varios enemigos de una vez.

Pero además de todo esto, lo mejor es la interacción entre los objetos en sí, gracias a un muy buen motor físico. Eso quiere decir que si lanzamos una roca contra un malo y fallamos, la roca puede destrozar un coche o empujarlo hasta aplastar a algún inocente que paseaba por allí, pudiendo hacer carambolas bastante desafortunadas sin querer. Y claro, para un héroe, matar a un inocente está muy mal visto, por lo que se perderán puntos de prestigio.

Estos puntos de prestigio son los que permitirán reclutar a nuevos héroes, siendo más altos los requisitos cuanto más poderoso sea el nuevo fichaje. Y sí, también se pueden reclutar los creados por el jugador, como podéis ver en las imágenes con Lobezno. Y este es otro de los puntos fuertes del juego: el poder crear a tus propios personajes. A grandes rasgos, basta con crear un modelo en 3Dstudio Max y exportarlo al formato del juego (o bajar uno de Internet), dotarle de una piel (en formato TGA) y luego meter modelo y pieles en una subcarpeta del juego indicada por las instrucciones de Freedom Force. Luego, se va al menú de Personajes y allí se escoge el modelo, su piel y lo mejor: los atributos, poderes y ataques, sin limitaciones (salvo que luego quizá no podamos reclutarlo si es muy poderoso).

La lista de poderes es enorme y podemos elegir la animación que queremos para cada ataque, teniendo en cuenta que si hemos creado nuestro personaje en 3Dstudio Max, puede tener sus propias animaciones. Vamos, que te tiras un rato muy entretenido creando el personaje y luego puedes jugar con él tanto la campaña como el multiplayer. Hay más cosas que se pueden personalizar (comportamiento de los personajes o de los poderes), pero ya hay que saber programar en Python.

Creo que con esto ya he dicho todo lo que nos ofrece Freedom Force, pero creedme: no es lo mismo verlo escrito que jugar al juego. Pienso que es la vez que más identificado me he sentido con los personajes de un videojuego, quizá por mi desmedido consumo de cómics en la infancia y adolescencia, pero es que cada vez que juego, la gozo. Lástima que haya ese par de detalles que dejan al juego como un diamante con una imperfección, pero pese a eso, es una compra altamente recomendable.

Audio y Vídeo

El aspecto técnico del juego es sobresaliente. Empezamos por una banda sonora genial, con temas muy apropiados para cada misión, aunque de vez en cuando se repitan. Luego tenemos unos diálogos perfectamente interpretados en versión original del juego, con actores que dan una nueva dimensión a sus personajes. Podemos oír la voz pedante y patriótica de Minute Man, la serena y sugerente voz de Mentor, la melancólica y mecánica de Man-Bot o el acento hispano de El Diablo, que incluso dice cosas en castellano.

Junto a todas estas, la voz del narrador, digna de uno de aquellos seriales de los años 60, diciendo al final de cada misión esa típica frase de "no se pierdan el próximo número de Freedom Force". Y no olvidemos las voces de los enemigos: desde el acento de los barrios bajos de los atracadores y matones  de turno, al acento ruso que le imprime a su manera de hablar el actor que interpreta el papel de Invierno Nuclear. Todo ello en un perfecto inglés, los diálogos no han sido traducidos en la versión en castellano, ni tampoco los textos de pantalla, así que aquellos que no dominen el inglés tendrán ciertas dificultades para seguir el desarrollo del juego.

En definitiva, una gozada para el oído, incluyendo también los espectaculares efectos de sonido, sobre todo con un buen subwoofer (impresionante el edificio que se derrumba en la primera misión, un sonido atronador que hizo vibrar toda la habitación, atrayendo la atención de mi sufrida madre).

Y vamos con los gráficos. Primero hay que tener en cuenta la pasmosa cantidad de objetos tridimensionales que aparecen en cada misión, luego además, darse cuenta de que muchos de ellos se rigen por leyes físicas complejas y es entonces cuando quedamos sorprendidos de la suavidad con que se mueve el juego, incluso con una GF2 MX400 y un Athlon a 1.33 a 1024x768x32.

Patriot City, la ciudad donde se desarrolla el juego, está recreada con todo lujo de detalles: coches por las calles, ciudadanos paseando, montones de objetos con los que interaccionar, edificios de múltiples tipos,... Vamos, que el aspecto técnico del juego es muy bueno, con mención especial a los efectos especiales de los poderes de los superhéroes y supervillanos. Tampoco hay que dejarse en el tintero las expresiones de las caras de los personajes, muy conseguidas para el tamaño que tienen durante la mayor parte del juego.

Me he dejado las secuencias intermedias, realizadas con el motor del juego y que narran acontecimientos cruciales de cada misión, pero además tenemos las secuencias que cuentan el origen de cada superhéroe, con imágenes estáticas en plan cómic, con un estilo de dibujo muy acorde con el espíritu del juego.

Guión

En plena guerra fría...

¿Cuál es la manera más fácil de conquistar el planeta Tierra? Una extraña raza alienígena cree que lo mejor es darle superpoderes a los seres más crueles del planeta y dejar que destruyan todo. Para ello, usarán la energía X, que actuará como mutágeno, desencadenando múltiples efectos y super poderes para aquellos que reciban este regalo.

Pero uno de los alienígenas no está de acuerdo con este plan y huye hacia la Tierra llevándose un buen cargamento de cápsulas de energía X a bordo de su transporte espacial. Desgraciadamente, la nave es derribada y las cápsulas son atraídas por la gravedad terrestre, repartiéndose al azar por diferentes puntos de Norteamérica y cayendo en diferentes lugares, lugares que quedarán impregnados de esta sustancia y que darán sus poderes a aquellos que los toquen.

El primer afectado por este fenómeno es Frank Stiles, anciano científico participante en el Proyecto Manhattan que creó la bomba atómica y que resulta herido al intentar detener una conspiración soviética. Agonizante, se acerca a una estatua que despide un extraño brillo y al tocarla, se transforma en Minute Man. Pero él no es el único afectado por esta extraña energía...

Estrategia y trucos

Lo primero es ser consciente de las limitaciones de cada personaje que controlamos en cada momento. Todos tienen sus vulnerabilidades, ya sea al fuego, al frío o a la energía. También hay que saber muy bien qué tipo de ataques pueden hacer cada uno. Por ejemplo, Minute Man sólo puede atacar cuerpo a cuerpo, mientras que El Diablo o Man-Bot pueden lanzar llamas y energía a distancia respectivamente.

En cambio, Mentor sólo posee ataques mentales y eso le hace poco recomendable para el combate cuerpo a cuerpo salvo con los criminales de poca monta. Sus habilidades son especialmente útiles para quedarse en la retaguardia, atontando a los enemigos o haciendo que luchen entre ellos. Lo cierto es que el buen uso de los poderes y el control de la energía que gastan cada uno es el mayor componente táctico del juego, siendo casi equivalente al buen uso de las armas o de la magia en Evil Islands, por ejemplo.

Recuerda que perjudicar a los inocentes es muy malo para tu reputación y eso te costará caro a la hora de querer reclutar nuevos héroes. No conviene abusar del lanzamiento de camión, ya que es fácil dar a gente que simplemente pasaba por allí. Aprende a pensar como Spiderman o Superman en los tebeos, no como si esto fuera el Carmaggedon...

Aunque uno de tus héroes caiga, puedes acabar la misión y volverá vivito y coleando a la siguiente, más que nada porque el fin de tus puntos de vida sólo te lleva a la inconsciencia, no a la muerte. Cuando estés atontado o congelado en hielo o cosas así, puedes usar tus puntos de héroe para conseguir una "Recuperación Milagrosa". Un héroe corriente obtiene un punto de heroísmo por cada misión, pero algunos tienen dos de estos puntos.

Jugabilidad

Jugar a Freedom Force te hace sentirte un superhéroe, como siempre había deseado un aficionado al cómic. Es cierto que ha habido otros juegos de superhéroes (los de lucha de X-Men o aquel arcade de Capcom con los Vengadores), pero nunca habían conseguido esta atmósfera tan "de cómic" y tan "guerra fría" (impresionante el detalle del vestuario de los ciudadanos anónimos o de los coches). Y además de esta extraordinaria ambientación, el juego es muy divertido.

El componente táctico dado por el uso de los poderes y la energía y por las tremendas diferencias entre los diferentes héroes es algo que da mucho juego. Innumerables posibilidades se abren ante el jugador debido a la posibilidad de crear tus propios superhéroes o a la increíble interacción con todo el escenario.

Sólo tengo una pega para la jugabilidad: la asociación entre héroes y teclas numéricas se hace aleatoriamente al principio de cada misión, por lo que a lo mejor en una el 1 es Minute Man, pero en la siguiente este número corresponde a Mentor. Además, esta asociación no se puede cambiar, por lo que al inicio de cada misión hay que volver a mirar a qué héroe corresponde cada tecla. Pero incluso con este fallo, jugar a Freedom Force es una auténtica pasada.

En cuanto al modo multijugador, es una lástima que no haya cooperativo y el único modo son las batallas entre grupos de superhéroes. Eso significa que podríamos hacer una partida de los Vengadores contra la Patrulla X, por ejemplo, o de Marvel contra DC, en escenarios despoblados para no preocuparse de los inocentes. Tiene su diversión, por aquello de derribar edificios encima de los contrarios, pero hubiera estado mucho mejor un modo cooperativo.

Comparándolo con...

El estilo de juego me recuerda mucho al ya mencionado Evil Islands, pero son dos temas muy diferentes. Si en el juego de Fishtank la ambientación es la típica de un juego cualquier de rol (con magia, runas y muchas armas y armaduras), aquí es el universo de los superhéroes de cómic el tratado. No se hacen la competencia entre ellos para nada y ambos juegos son muy recomendables.

Lo que está bien

  • La ambientación de cómic de la guerra fría que se respira en cada misión.
  • Extraordinario motor, con gráficos muy cuidados, respeto a la física y sonido y música por encima de la media.
  • Alto grado de personalización, pudiendo incluir cualquier personaje de cómic o de la vida real que conozcas.

Lo que no está tan bien

  • Nuestros héroes se muestran un tanto reticentes a atacar por su propia cuenta a los malos y ese pequeño problema con las asociaciones entre números y personajes.

Enlaces

Sitio oficial del juego.
Web de los creadores de Freedom Force.
Un web con montones de skins y modelos.
Otro web con extras para Freedom Force.

Manual

El manual es un libreto de cuarenta y cuatro páginas en perfecto castellano con detalles sobre cómo interactuar con el mundo Freedom Force, defenderse de los enemigos, las campañas, personalizar héroes o cómo enfrentarse a otros jugadores a través de partidas en GameSpy. Las últimas páginas están dedicadas a explicar las características de cada uno de los héroes del juego, desde Minuteman a Sea Urchin.

Equipo necesario

Pentium II 300 (PIII o K7 600 MHz rec.), 64 MB RAM (128 rec.), 580 MB (670 rec.) de disco duro (más 100 MB para swapping), tarjeta gráfica de 16 MB (rec. 32) compatible DX8.1, CD-ROM 4X (16X rec.), ratón, teclado, tarjeta de sonido compatible DX (rec. 5.1) y módem 56K (cable, ADSL, T1 o LAN rec.) para multijugador.  Obligatorio DX8.1 o superior.

Equipo de pruebas

Athlon 1.33 GHz, ABIT KG7, 512 MB DDR-SDRAM, ABIT Siluro GF4 MX 440, Win 98SE, SB Live! El juego iba perfecto a 1024x768x32 incluso con Antialias Quincunx.

8.8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.