Pro Race Driver
Pro Race Driver
Carátula de Pro Race Driver

Velocidad casi terminal

Juan Porteiro

El piloto Ryan McKane y todo el carisma de la mítica saga de conducción TOCA entran en PlayStation 2 a toda pastilla y precedidos de récords de ventas en media Europa. Cuidado con lo que haces en la carretera, el enemigo es numeroso...

El piloto Ryan McKane y todo el carisma de la mítica saga de conducción TOCA entran en PlayStation 2 a toda pastilla y precedidos de récords de ventas en media Europa. Cuidado con lo que haces en la carretera, el enemigo es numeroso...

Pro Race Driver (PlayStation 2)

La saga "TOCA", que tan brillantemente llevó Codemasters a PSX durante tres entregas, llega a PS2 bajo la sombra de GT3. El título de Polyphony Digital sigue siendo -y seguirá- la referencia automovilística en la consola negra de SONY, y los chicos de Codemasters han creado este título para ser su más directo rival.

Pro Race Driver (PlayStation 2)

Al igual que pasa con "Stuntman" y Reflections, nos daba la sensación de que este PRO RACE DRIVER había sido creado por Codemasters para PS2 como "experimento" o "experiencia" para preparar a conciencia el más que esperado simulador de Rallies "Colin McRae 3", aunténtica bomba de la desarrolladora británica. Sin embargo, y como con el título de especialistas de los creadores de "Driver", vemos que no es así.
 

Pro Race Driver (PlayStation 2)

Codemasters, sin embargo, ha puesto mucho empeño en este título para que sea lo más completo, jugable y adictivo posible. Sólo los datos numéricos en cuanto a vehículos y circuitos nos invitan a sentir cierta curiosidad por este título: 42 vehículos y 32 circuítos reales, con todas sus características, se han incluído en este juego para aumentar el ya de por sí cargado número de fans de esta saga. Además, la misma compañía se ha encargado de ir "abriéndonos el apetito" con cuatro fantásticos vídeos sobre el juego, en el que se podían apreciar espectaculares accidentes y vehículos, unidos por una trama que pretende dar un toque de originalidad a un género que se encuentra muy limitado en ese aspecto.

Un toque original: la historia

Pro Race Driver (PlayStation 2)

En este juego tú eres Ryan McKane, hijo de uno de los mejores pilotos del circuito automovilístico. En una de las muchas carreras que consigue ganar, eres testigo de un accidente -provocado, por cierto- que acaba con la vida de su padre, lo que deja una profunda huella en Ryan. Pasados los años, Ryan pretende entrar como piloto profesional, pero le costará trabajo, sudor, peligros y muchos kilómetros llegar a ser el número uno mundial. Durante su trayectoria profesional, tendrás que decidir en qué equipo correrá, qué vehículo manejará y así asegurar su ascenso al podio mundial. La cosa, además, se presenta difícil, debido sobre todo a la presencia de otros pilotos que no te lo pondrán fácil, pero nada fácil...

Pro Race Driver (PlayStation 2)

Esta trama sirve de unión entre las distintas carreras, y será la "excusa" que necesita el modo principal de juego para desarrollar su evolución. Algo parecido hemos visto últimamente en V-Rally 3, y tendremos que tomar decisiones similares al título de Infogrames: revisar nuestro correo electrónico, estudiar las ofertas, realizar pruebas para varias escuderías... en fin, un montón de decisiones a tomar en poco tiempo, pero que bien administradas y sin prisas nos llevarán a ser el mejor piloto de turismos.

Pro Race Driver (PlayStation 2)

PRO RACE DRIVER llega atrayendo a los fans del motor, con múltiples características novedosas en varios apartados. Será el juego definitivo de conducción? Veámoslo...


g  r  á  f  i  c  o  s

Pro Race Driver (PlayStation 2)
Pro Race Driver (PlayStation 2)

Este título hace gala de un motor gráfico bastante robusto, suave y fiable, pero tampoco es su gran baza a jugar. Varios detalles muy atractivos suenan muy bien, pero defectos en su concepción y realización nos dejan algo desalentados.

Para empezar, decir que la intro del juego -donde el padre de

Pro Race Driver (PlayStation 2)
Pro Race Driver (PlayStation 2)

Ryan tiene el accidente- está bastante bien realizada, pero sin llegar a las escenas CG de Squaresoft ni por asomo. Sirve muy bien para introducirnos en la trama, al igual que las siguientes escenas (muchas realizadas con el motor del juego) donde se nos van presentando al resto de protagonistas (entre carreras y carreras iremos conociendo a más pilotos y personajes importantes) y su realización no es brillante, pero sí efectiva y cumple su función perfectamente. Se echa en falta el típico (que no por eso es más común) selector de Hz -aunque ya se sabe: al ser una realización europea es más difícil que llegue a ser incluída-, pero la sensación de velocidad está bastante bien conseguida en el modo de un jugador, dejando bastante que desear en el multiplayer.

Pro Race Driver (PlayStation 2)
Pro Race Driver (PlayStation 2)

Los menús están bien realizados, son originales -al estilo "Medal of Honor: Frontline" mostrándonos una estancia para las distintas opciones de juego- y su navegación es fácil y están muy bien descritos todos y cada uno de ellos. Nos encontraremos tres estancias para todas las opciones de juego: La estancia principal, en la que veremos a Ryan en su oficina, descansando, mientras decidimos qué hacer. En la estancia de Tiempo Libre podremos acceder a los vestuarios, donde podremos elegir la opción multijugador -hasta para 4 jugadores!-. La última estancia nos lleva al taller, donde decidiremos las modificaciones a realizar al vehículo antes de la carrera. Todas las estancias son gráficamente bien realizadas y con muchos detalles realistas. Un buen diseño de menús realizado por los desarrolladores, con mucho trabajo en su realización y con ganas de dar un aire nuevo a este campo.


En plena carrera

Pro Race Driver (PlayStation 2)

Si pasamos al juego propiamente dicho, vemos que el motor gráfico nos muestra auténticos detalles soberbios con defectos que creíamos desterrados de una máquina de 128 bits, y si no desterrados de todo, por lo menos sí menos visibles.

El efecto de la luz y las sombras es bueno, y los coches

Pro Race Driver (PlayStation 2)

proyectan sombra en tiempo real, afectándose unos a otros y a los entornos en general. El efecto de la luz del sol está bien resuelto y se muestra muy realista, así como las texturas del asfalto, con un buen nivel. Los diferentes momentos del día en que se corren las carreras están bien diseñados, y con un tratamiento de la luz realista y convincente; no ocurre lo mismo con las condiciones climatológicas, que nos muestran una lluvia que deja bastante que desear, con una representación pobre y que para nada ayudan a realzar el realismo logrado en otros apartados gráficos. Los efectos de partículas y polvo tampoco llegan a un nivel como el de los títulos de Polyphony Digital, pero tampoco son los peores que hemos visto hasta ahora. Las carreras nocturnas tampoco están todo lo desarrolladas que deberían, dejando una sensación de 'inacabado' que llama mucho la atención.

Pro Race Driver (PlayStation 2)

Las texturas en general de los entornos son muy planas y poco trabajadas, con una representación del asfalto muy buena, pero que en el resto deberían de haberse trabajado más, tanto en su representación como en su resolución.

Pro Race Driver (PlayStation 2)

Hay que decir que la resolución general del juego es algo baja, con jaggies presentes pero que no afectan a la jugabilidad (algo que sí pasa, por ejemplo, en el primer "BurnOut"), aunque debería mejorarse, sobre todo en los replays en los que el "flickering" y el "shimmering" hacen acto de presencia constante y nos muestran las flaquezas de un apartado en el que otros juegos hacen verdaderas maravillas. El parpadeo de líneas, los jaggies y otros defectos se llevan la palma en los replays, algo que nos hará "pasar" sin verlos la mayoría de las veces.

Pro Race Driver (PlayStation 2)

En el lado positivo, tenemos que decir que la sensación de velocidad por fin ha sido lograda en PS2, ya que si de algo flojeaban los títulos anteriores de esta saga en PSX era precisamente de eso. En este juego, la frecuencia de cuadros por segundo es bastante estable, con pocas ralentizaciones (aunque las que hay son demasiado evidentes) y un buen nivel de acabado en los vehículos.


Las estrellas: los vehículos

Pro Race Driver (PlayStation 2)

Con respecto a éstos, la oportunidad de ver a 14 coches por carrera es un gran salto cuantitativo en PS2, todos ellos bien modelados, con texturas sobrias pero bien resueltas y, sobre todo, susceptibles todos ellos de sufrir los rigores de los espectaculares accidentes que se suceden una vez sí y otra también. Pérdida de piezas -defensas, puertas,...-, rotura de cristales, daños que afectan a la conducción... un gran trabajo en el motor de deformación de polígonos, el más realista que hemos visto hasta ahora (habrá que ver el gran "BurnOut 2"...), y que además aumenta la tensión de las carreras de forma increíble, logrando casi siempre emocionantes carreras.

Pro Race Driver (PlayStation 2)

Como decíamos, el acabado poligonal de los coches es correcto, pero no llega al nivel de detalle de los coches como los de "GT3", y no digamos ya al acabado de los vehículos de "V-Rally 3". Las texturas de los vehículos nos muestran publicidad real (gracias a las licencias reales de los campeonatos, sponsors y demás) y el resultado visible es más que correcto. Juegos de luces y transparencias también tienen un acabado que podría tildarse de 'suficiente', ya que las carreras nocturnas deberían estar bien resueltas -podría ser mejor, es verdad- y veremos en cualquier momento de las carreras a los pilotos dentro de sus vehículos con varias animaciones para los giros. Aún así, la posibilidad de ver en carrera a 14 vehículos de este nivel y con esta cantidad de detalles es una novedad a tener en cuenta para los próximos títulos que se realicen, y no sólo hablamos de esta compañía, si no que debería de convertirse en el punto de referencia a seguir.

Pro Race Driver (PlayStation 2)

El environment mapping incluído en la carrocería de los coches es simulado, pero aún así "da el pego" la mayoría de las veces, excepto desde la vista en primera persona donde se ve el morro del coche, que se podrá apreciar reflejos de objetos en el chapa que en ese momento no se encuentra en los entornos y viceversa, ya que habrá objetos en los escenarios (puentes, letreros de publicidad) que no se verán reflejados en el vehículo.

Pro Race Driver (PlayStation 2)

Si hablamos del motor físico, tenemos que alabar a Codemasters. La física de los vehículos es muy buena, con mucha atención prestada a las respuestas de los coches en carrera, teniendo en cuenta la tracción a las cuatro ruedas, adherencia, inercia, velocidad, peso y aceleración de cada vehículo, lo que nos lleva a un control diferente según las características de cada coche y según las modificaciones que hagamos en ellos -todas bien reflejadas-. La representación de los accidentes es digna de ser tomada como modelo para posteriores títulos, y el único fallo que le vemos claro es en que algunos derrapes son algo irreales, contrastando con el realismo de la mayoría de las demás acciones. Aún así, un gran motor físico logrado en este juego. Con este antecedente, Colin McRae 3 puede ser grande grande...

Pro Race Driver (PlayStation 2)

Podremos elegir entre varias cámaras distintas para correr, con varias vistas exteriores y una interior que nos muestra el acabado del salpicadero de los coches, con pequeñas variaciones entre ellos. El número de vistas es excelente, muy jugables casi todas y tremendamente espectacular la interior -la menos jugable, por cierto-. También podremos utilizar una vista trasera para estar atentos a los demás vehículos, pero creemos que falta un retrovisor en la vista interior, algo que debería ser ya un estándard en este tipo de juegos. Destacar asímismo la inclusión de la posibilidad de ver lateralmente junto a nuestro coche, una opción muy interesante y que se agradece, sobre todo en los momentos en que nos encontramos rodeados de coches en las zonas peligrosas de los circuitos.

Pro Race Driver (PlayStation 2)

En el modo multiplayer, con split screen hasta para 4 jugadores simultáneos, podemos observar -lógicamente- un bajón en la cantidad de objetos en los circuitos, pero aún así la sensación de velocidad es relativamente baja, aunque los coches siguen siendo deformables. Se podría mejorar algo más el acabado y la sensación de velocidad, ya que no está muy conseguida.

Los problemas crecen...

Pro Race Driver (PlayStation 2)

Si pasamos a describir los entornos de los circuitos, estos sufren de un visible popping en cuanto a objetos secundarios -árboles, objetos de los circuitos...-, algo que no deja en buen lugar a la optimización de recursos del motor. El acabado de los circuitos nos parece de lo más flojo de su apartado gráfico, ya que hay que sumar al defecto técnico antes reseñado una austeridad y un vacío desalentador. No hay movimiento de gente en las carreras -se quedan en meras texturas en las gradas-, al entrar en boxes el único equipo técnico que vemos es el nuestro, ni siquiera han incluído el típico efecto de "flashes" de las fotos realizadas desde la zona de público (que aunque algo cutre sí por lo menos da la sensación de que las gradas están habitadas) y la apariencia general de los circuitos es desangelada, y pese a tratarse de recorridos reales y bien diseñados -con datos telemétricos y de satélite para lograr unas dimensiones lo más realistas posibles- la sensación de vacío es predominante en todas las carreras. Bien es verdad que durante la carrera, entre tanta tensión y velocidad no se presta casi atención a los entornos, pero ni la apariencia gráfica ni la sonora nos dan la sensación de unas gradas llenas y rebosantes de gente con la emoción a flor de piel por la competición.

Pro Race Driver (PlayStation 2)

En definitiva, PRO RACE DRIVER hace gala de un apartado gráfico con grandes novedades y con defectos llamativos y sorprendentes a estas alturas, logrando una media por encima de lo habitual. No llega al nivel gráfico de las joyas de SONY o el juego de rallies de Infogrames, pero nos presenta unas carreras rebosantes de competidores, tensas, espectaculares y de las que nos será muy difícil perder la atención. Un nivel general más que aceptable, pero con reservas...


m  ú  s  i  c  a

Pro Race Driver (PlayStation 2)

El apartado sonoro ha sido cuidado por Codemasters de forma magistral, con temas clásicos como puede ser el "Sweet Home Alabama", de gran calidad y nitidez que suena casi al principio. El resto de canciones, unas más conocidas que otras, dan más prestigio a este apartado musical que tiene una selección de canciones de muy buen nivel, y que además le quedan muy bien al juego, introduciéndose en su estilo de manera destacada. Buena elección de banda sonora.


s  o  n  i  d  o  s     f  x

Pro Race Driver (PlayStation 2)

Codemasters ha logrado unos FX muy buenos, variados y de gran calidad. Para empezar, decir que las voces están muy bien interpretadas y la coordinación lograda con el movimiento de los labios es ejemplar. El nivel de interpretación de los actores es muy bueno, y la variedad de voces añade calidad y personalidad a cada uno de los personajes. Además, la voz de tu jefe de equipo en mitad de las carreras para darte consejos y ánimos añaden realismo y tienen el énfasis necesario para cada ocasión.

Pro Race Driver (PlayStation 2)

Pero donde logra su máxima calidad Codemasters es en la representación sonora de los motores y de los accidentes, todos con calidad Dolby Surround: amplísima gama de samplers en los motores de los vehículos, con buena representación en su respuesta en carrera. El sonido es limpio, nítido y con una gran variedad de motores grabados, lo que aumenta el realismo sonoro de las carreras, donde podremos oír varios motores distintos simultáneamente. Lástima de un acabado sonoro más trabajado en cuanto a público en general, ya que durante la carrera no podremos oír nada más que los motores de los demás vehículos y el nuestro propio, pero no el griterío de la gente, algo bastante raro y que le quita inmersión a las carreras.

Pro Race Driver (PlayStation 2)

En cuanto a los accidentes, su representación es totalmente increíble (o deberíamos de decir "muy creíble"?): cristales rotos, frenazos, chirriar de ruedas, choque de carrocerías, sonido de distintas superficies según donde esté el coche -al salirse del asfalto y pisar arena o hierba...-, derrapes,... un apartado realmente espectacular, bien resuelto y, sobre todo, realista.


j  u  g  a  b  i  l  i  d  a  d

Pro Race Driver (PlayStation 2)

El control de la serie TOCA en los anteriores títulos aparecidos en PSX había sido criticado por la extrema sensibilidad con que se había calibrado el movimiento con el stick analógico. Sin embargo, en esta versión se ha pulido mayormente, y se disfruta ahora de un control con el pad perfectamente ajustado. Este control permite que la persona que no pueda disfrutar de un volante force-feedback sea capaz de sacarle provecho al juego, aunque el control con este periférico es recomendable, debido sobre todo a la perfecta recreación que se ha logrado con él, casi a la altura de GT3. El force-feedback que presenta el juego refleja de muy buena manera todos los movimientos, empujones, choques, baches y demás que estemos viendo en la pantalla, con lo que la experiencia de juego aumenta muy mucho con él. Muy recomendable probar el juego con este periférico.

Pro Race Driver (PlayStation 2)

Si hablamos de los modos de juego, nos encontraremos en el menú principal con dos modos que podríamos denominar 'básicos': el modo Trayectoria -del que hablaremos más adelante- y el modo 'Tiempo Libre', que engloba las carreras contrarreloj, carrera libre y los modos multiplayer hasta para cuatro jugadores. Dentro del modo 'Tiempo Libre' podremos también disfrutar de unos vídeos de juegos de Codemasters, como son 'Manater de Liga 2003' y el próximo 'Colin McRae 3'.

Pro Race Driver (PlayStation 2)

El modo 'Carrera Libre' nos permitirá correr en las pistas que tengamos activas -según dónde nos encontremos en el modo 'Trayectoria'- y correr varias carreras sin más pretensiones a priori que hacernos con el volante de nuestro vehículo e ir cogiendo experiencia en los circuitos para el modo de juego principal. Podremos editar vueltas, participantes y hasta condiciones climatológicas para hacernos unos verdaderos profesionales y llegar al modo principal con plenas garantías de control sobre el vehículo.

Pro Race Driver (PlayStation 2)

El modo 'Contrarreloj' es el típico modo en el que podremos ir rebajando nuestros tiempos en cada circuito, con coche 'fantasma' incluido para conseguir ir limando los tiempos conseguidos anteriormente. El modo multiplayer, aunque no está muy conseguido, puede hacerse valer en compañía de más gente a la que le importe menos la velocidad y sí las carreras apretadas con espectaculares accidentes.

Pro Race Driver (PlayStation 2)

El modo 'Trayectoria' nos pone en la piel de Ryan McKane, que como explicamos antes intenta llegar a lo más alto del podio mundial. Para ello tendrá que empezar corriendo los campeonatos 'locales', consiguiendo los puntos necesarios que hacen falta para subir a campeonatos más altos. En total serán 13 campeonatos distintos, en los que cada uno de ellos abarca una media de 6 carreras. Estas carreras serán la mayoría a 3 vueltas, pero habrá pruebas más largas y en las que será imprescindible dirigirse a boxes para optimizar nuestro coche en mitad de ellas. Al hacerlo, podremos decidir cuánto tiempo pasamos arreglando el coche, lo cual haremos según nos haga falta en esa carrera: si llevamos bastante ventaja podremos pasar más segundos arreglando las partes más dañadas, pero si llevamos desventaja tendremos que prescindir de muchos arreglos para no perder más tiempo del que ya se lleve de retraso. Vosotros decidiréis...

Pro Race Driver (PlayStation 2)

Antes de cada carrera podremos hacer distintos cambios en la mecánica del coche, cambios que se verán perfectamente representados en la conducción. Por ejemplo: si en un circuito muy rápido y con pocas curvas bajamos la distancia del coche al suelo lograremos más agarre, y si lo subimos demasiado notaremos cómo nuestro coche se va más en las curvas. Podremos, además, probar las modificaciones que hagamos en el coche antes de la carrera oficial para decidir si mantenemos los cambios o no, algo muy útil en las últimas competiciones...

Pro Race Driver (PlayStation 2)

Para aumentar la variedad, dispondremos de 42 vehículos reales, que van desde un Mini Cooper, pasando por los Vauxhall -Opel en España-, Alfa Romeo GTV, Saab 95 y los Subaru Impreza, además de varios coches que como el Mini Cooper podremos conseguir mediante los desafíos que nos harán los otros corredores de los campeonatos. Tendremos que ir, entre carrera y carrera, a su país de origen a correr contra ese piloto con un coche similar al suyo. Si le ganamos, ese coche pasará a nuestro garaje particular. Lo bueno de esta opción es que, si vemos que vamos mal, podremos detener la carrera y empezar de nuevo desde el principio, pero tendremos que hacerlo antes de acabar la carrera, si no después no tendrá remedio.

Pro Race Driver (PlayStation 2)

Sobre los contrarios, tenemos que decir que su IA es muy realista, y su nivel de pilotaje muy coherente con el campeonato al que optemos. Es decir, en los campeonatos menos fuertes, los corredores también tendrán menos experiencia, cometerán más errores y no serán capaces de cerrarnos el paso tan excelentemente como lo harán los de categorías superiores. Este dato es muy importante para sentir que sí luchas contra otros pilotos de más enjundia, y no siempre contra los mismos corredores que no avanzan nada en su pilotaje.

Pro Race Driver (PlayStation 2)

Por mucha historia que se haya añadido al modo principal, Codemasters no ha podido evitar la típica linealidad de los juegos de conducción, factor que se repite desde tiempos inmemoriales y que las compañías aún no han sabido desarrollar lo suficiente para evitar la sensación de repetición que tienen estos juegos, aunque es verdad que la trama ayuda a mitigar esta sensación en parte. Sin embargo, según avanza la historia, empezará a desaparecer el interés por ella y sólo llegar a lo más alto nos mantendrá en alerta para lograr el primer puesto mundial, con lo cual, al final, no nos sentiremos identificados con Ryan McKane, y la historia finalmente no nos parecerá muy interesante. Es una buen comienzo para añadir algo de interés extra a los juegos de conducción, pero se tiene que mejorar todavía...
 

c  o  n  c  l  u  s  i  ó  n

Pro Race Driver (PlayStation 2)

PRO RACE DRIVER es un buen juego de conducción, pero no es la panacea que esperábamos. Defectos gráficos bastante llamativos -jaggies, popping demasiado visible- se mezclan con otros muy buenos -accidentes muy realistas, coches deformables, 14 vehículos en carrera-, creando un clima de confusión que no hace más que aumentar la sensación de que "podría haber sido, pero al final no". El modo Trayectoria da un aire nuevo a este género, y la historia, pese a ser algo previsible, insufla algo de interés que traspasa la simple espera al próximo campeonato para ver qué le sucederá al protagonista con los otros personajes. La jugabilidad es bastante alta, algo a lo que ayuda mucho el buen número de coches y circuitos reales. Manejar con el pad los vehículos por fin está bien calibrado en un juego TOCA, pero jugar con volante es toda una experiencia, y hacerlo con un buen equipo de sonido todavía más. Buen acabado artísico en las voces, fx muy buenos y apartado musical bien escogido acaban por realzar el juego. En cuanto a competiciones en asfalto, nos parece la segunda mejor opción hoy en día, después -claro está- de la saga del señor Kazunori Yamauchi. Ya me muerdo las uñas pensando en el próximo duelo, que puede ser mortal: GT4 o PRO RACE DRIVER 2? No lo sé, pero seguro que con los adelantos que nos presentarán después de ver sus primeras versiones nos pondrán los pelos de punta...


l  o    m  e  j  o  r

  • Juego muy intenso y espectacular.
  • Muy controlable, tanto con pad como -sobre todo- con volante.
  • Accidentes impresionantes, con coches deformables de forma muy realista.
  • El apartado sonoro en general -música, voces y fx- es de lo mejor de los últimos meses.

l  o    p  e  o  r

  • Gráficamente mejorable en coches y entornos.
  • Sigue siendo inferior a GT3 globalmente.
  • Repeticiones con jaggies que "cantan" mucho.
  • Modo Carrera que se va desinflando poco a poco.
  • Modo multiplayer muy mejorable en cuanto a velocidad.