Virtua Fighter 4
Virtua Fighter 4
Carátula de Virtua Fighter 4

El arte de la lucha...

Nacho Ortiz nachoortiz

Sólo 7 meses ha necesitado AM2 para plasmar las ilusiones de miles de aficionados al género de la lucha con el debut de Virtua Fighter 4 en PlayStation 2. Sin duda alguna y a fecha de hoy, la opción más sólida del género en los 128 bits de SONY.

El anuncio de la nueva política multiplataforma de SEGA despertó muchas emociones. Tristeza por los fieles seguidores de la compañía y alegría para los hasta entonces, privados de sus títulos. Pero sin duda este anuncio también se vió acompañado de morbo... y uno de los títulos que más morbo despertó, junto a Sonic, al imaginarlo en otra plataforma distinta a las consolas SEGA era sin duda Virtua Fighter. La exclusividad que la compañía nipona garantizó de esta saga en sus plataformas -sin contar las incursiones en PC- se convirtió en un agravio historico que, con resignación, tuvieron que sufrir los usuarios de PlayStation en los tiempos de Saturn.  Ahora, más de 5 años después, esta afrenta con creces queda olvidada gracias este auténtico prodigio de la programación en el que se erige Virtua Fighter 4.

Únicamente fueron necesarios 7 meses para que un equipo sin experiencia previa en manejo de herramientas de programación de PS2 diera forma a este compacto que hoy ya se encuentra en las tiendas. Ese grupo, quien si no, es AM2, uno de los equipos internos de SEGA, que comandado por Yu Suzuki, se ha ganado el respeto y admiración de medio mundo. Y es que desde sus oficinas en el céntrico barrio de Shibuya, en Tokio, AM2 ha creado títulos como Shenmue, Daytona USA, Afterburner, Virtua Cop, Virtua Striker, Space Harrier o este, uno de sus mayores éxitos, Virtua Fighter, saga que ya cuenta con 11 juegos distintos más el que se está programando para GameCube que firma la docena.

Y que decir de las repercusiones de Virtua Fighter 4 en los mercados americano y japonés... Aplaudido unánimemente por la crítica, 400.000 unidades vendidas la primera semana en Japón, Top Chart en prestigiosas listas americanas, y lo que es más importante, miles de aficionados satisfechos por el producto que han adquirido. Con estas premisas, la popularidad de la saga Tekken y la sombra de Soul Calibur 2, parece que este año, el apelativo de mejor juego de lucha para PS2 va a estar muy, pero que muy reñido...

El Worldwide Grape Tournament es un torneo que se celebra cada 4 años y sólo apto para expertos en artes marciales. Es una gran oportunidad para los luchadores más importantes del mundo de combatir por la gloria definitva. Ésta es la principal motivación, pero cada luchador inscrito en el torneo tiene las suyas propias y personales: vengar una afrenta pasada, cumplir una última voluntad, encontrar a un ser querido o simplemente revalidar el título son algunos de los fines que los luchadores de Virtua Fighter buscan en el torneo.

Esta cuarta edición se torna muy oscura por la organización, en la que está incluido El Juicio 6 (J6), una temible mega corporación compuesta por las 6 multinacionales más poderosas del planeta y que dominan las finanzas, el trafico de armas e incluso doblegan gobiernos. Al parecer el J6 habría organizado esta cuarta edición con el propósito de probar su último prototipo de Dural, nombre con el que se conoce un androide programable recubierto con una carcasa metálica en cuyo interior se encuentra un verdadero ser humano.

Las nuevas incorporaciones que esta cuarta entrega de la saga ha añadido a su tradicional plantel son Lei Fei, un monje Shaolin y Vanessa Williams, una musculosa mujer que parece tener formación militar. Lei Fei ha sido enviado por los monjes de su templo para eliminar a Lau, responsable de resucitar el estilo de lucha Koen-ken, prohibido hace siglos. Vanessa, a raíz del asesinato de su padre, forma parte de un grupo antiterrorista que ha recibido información acerca del intento de asesinato de Sarah Bryant durante la celebración del torneo. Su misión será impedirlo.

Con la suma de estos dos nuevos personajes se pierde uno de los luchadores que estuvo presente en Virtua Fighter 3, el luchador de sumo Taka Arashi, sumando en total 14 personajes, 13 de los cuales seleccionables: Akira Yuki, Aoi Umenokouji, Jacky Bryant, Jeffry McWild, Kage-Maru, Lau Chan, Lei-Fei, Lion Rafale, Pai Chan, Sarah Bryant, Shun-Di, Vanessa Lewis, Wolf Hawkfield más el nuevo prototipo de Dural.

La Gran Muralla china, un dojo, los exteriores de una mansión japonesa, o un bosque lleno de hojas constrastan con el techo de un rascacielos, una jaula, un puerto marítimo o un acuario. La mayoría de los escenarios están protegidos por alguna estructura que impide el tan popular 'ring out' aunque en algunos estas estructuras pueden romperse tras recibir impactos y hacer posible la salida del ring. Por supuesto no faltarán los escenarios minúsculos en los que el espacio andará escaso y perder un round por salirnos de los límites del tatami será cosa fácil.

Pero este buen gusto en la recreación de los escenarios no los exime de incluir todo tipo de efectos gráficos. En primer lugar, 3 ambientaciones distintas, según en la hora del día en la que se luche -cosa que se aprecia al combatir más de 3 rounds en un mismo escenario- con 3 juegos de luces distintos, gran cantidad de elementos con texturas muy definidas, incidir de los rayos de sol o pasos que quedan impresos en la nieve.

El motor de particulas también ha sido cuidado y puede verse su buen hacer varios de los niveles: en el de la fuente, donde se pelea dentro de la misma con agua que -sin llegar a la calidad de la que se verá en Tekken 4- chapotea y salpica, en el ring de Lei Fei, con baldosas que se rompen al caer los luchadores al suelo o en el de Kage-Maru con hojas que se mueven a golpes de viento. Pero donde los escenarios fallan es en la longitud. A pesar de su belleza, su detalle y su variedad, ninguno puede rivalizar con la extensión que ofrece Dead or Alive 3 o más cerca aún, los que ofrecerá Tekken 4.

Sin duda el gran problema que presenta el apartado gráfico de Virtua Fighter 4 es el aliasing. Los perfiles dentados aparecen en escenarios y en personajes, donde en estos últimos se puede apreciar de una forma más notoria. Parece que la implementación de un antialiasing por software habría prolongado demasiado tiempo el desarrollo del juego.

Los personajes están formados por un alto número de polígonos y con unas texturas impecables que reflejan músculos, pelo o arrugas de la cara al más puro estilo Shenmue. Tan impecables que ponemos en duda ciertas declaraciones provenientes de Tecmo donde se afirmaba que "PS2 no podría tener personajes como los de Dead or Alive 3". Las animaciones son muy fluidas y rápidas y en cuanto a los trajes, cada personaje tiene varios modelos, 2 al inicio con la posibilidad de cambiar de color con el editor que se incluye y con los extras ganados en el modo Kumite. Las ropas también se mueven de una forma natural al ejecutar un golpe, saltar o caer al suelo.

Virtua Fighter 4 se apoya en un sólido motor gráfico especialmente diseñado para él que hace que el juego se mueva a 60 frames por segundo constantes sin ralentizaciones y apoyados en unos 60 herzios incluídos gracias al selector que SEGA se ha tomado la molestia de incluir en un gesto aplausible. Las repeticiones es otro aspecto muy a destacar, tanto por la utilización de primeros planos sobre los luchadores como por la opciónde grabar todo el combate en la memory card para ser visionado posteriormente desde cualquier perspectiva.

Para concluir con el apartado gráfico decir que no se ha incluido overscan y que durante todo el juego estarán presentes 2 pequeñas bandas negras horizontales que no podrán ser eliminadas. El juego también incluye secuencia de introducción, un vídeo en plan remezcla con imágenes in game de todos los Virtua Fighter, en especial del cuarto. Otro detalle, se ha incluído una opción activable o desactivable, que permite que aparezcan destellos al propinar golpes al rival, al más puro estilo de Tekken. No puede decirse que la banda sonora del juego sea mala en absoluto. A pesar de que se echan de menos temas originales o artistas musicales incluidos en ella. Los temas son de corte pop, rock, funky e incluso techno.

Voces originales en inglés o japonés dependiendo de la nacionalidad del personaje y dobladas por unos actores que las clavan, incluso la voz metálica femenina que acompaña al navegar por los menús o el narrador de los combates. También hay que decir que los labios de los personajes están bien sincronizados con el texto y no hay desfase. En nuestra opinión, un acierto el no haber traducido las voces al castellano, ya que privarían al juego de parte de su atmósfera.En primer lugar dejar claro que el estilo Virtua Fighter no es un estilo similar a los que puede presentar Dead or Alive o Tekken, es un estilo técnico, estratégico, donde se premia mucho más el aspecto defensivo que el lanzarse a la desesperada al ataque.

Los jugadores inexpertos en el género, los conocidos como 'machacabotones' tan populares en la saga Tekken, sin duda van a encontrar Virtua Fighter 4 fustrante. Aqui no valen esas sucias artimañanas. Aqui o se tiene una técnica y una estrategia de combate, o no se es nada. VF4 tampoco gustará a los adictos a los juegos de lucha 2D, acostumbrados a poderes especiales, bolas de fuego y combos inverosímiles, ya que el juego es el mayor intento de aproximar un combate de artes marciales a un videojuego. Virtua Fighter es lucha realista, con las dosis justas de espectacularidad, pero realista 100%.

A pesar de esto, ahora la saga Virtua Fighter es más accesible que nunca a los no iniciados en este tipo de juegos. En ello ha ido el empeño de Suzuki, harto de que se encasillara su saga en sólo apto para 'hardcore gamers'. Mejoras en el sistema de control, el modo entrenamiento, los AI system y las ayudas sin duda son los responsables de ello.

Arcade Mode - El típico de toda la vida, el de la recreativa. Seleccionar un luchador y derrotar a los 12 luchadores restantes para finalmente enfrentarse en el último combate a la invencible Dural, el eterno final boss de la saga "Virtua Fighter" que para esta ocasión ha visto remodelada su apariencia. Finalmente, en el modo arcade no hay finales para los personajes. Una vez se derrotan a los 12 luchadores restantes, se accede a una 'extra stage' donde nos mediremos a Dural, al que podemos derrotar o no, pasando inmediatamente después a los títulos de crédito. ¿Y la típica secuencia final en FMV donde se explica la historia de los personajes? pregunta retórica sin respuesta...

Versus - El modo perfecto con el que desafiar a nuestros amigos o vecinos y demostrar nuestra absoluta supremacía en el campo de los beat'em'up. Y si, por casualidades de la vida, alguno de ellos consigue derrotaros en un enfrentamiento directo, le podéis vetar el acceso a vuestra casa. Nos ha sorprendido que no pueda seleccionarse el escenario a demanda como en otros juegos de lucha.

Kumite - Uno de los mayores aciertos de esta versión doméstica de Virtua Fighter 4. Es una innovadora variación del clásico modo Survival en el que tendremos que derrotar a uno tras otro a cuantos rivales podamos pero con una salvedad, nuestra barra de energía será recargada y los combates serán al mejor de 4 asaltos. A cuantos más enemigos derrotemos, mayor ranking -dividido como en el karate, en kius y danes- y más extras podremos desbloquear para añadir, mediante el editor de personajes, a nuestro luchador, como trajes, sombreros, gafas de sol o nuevos colores.

A.I. System - El modo AI System es especialmente interesante, ya que consiste en crear un luchador novato al que entrenaremos a base de enfrentarnos con él en los numerosos modos de entrenamiento que el juego ofrece. Progresivamente, el luchador irá forjándose una personalidad a la hora de combatir, utilizará nuestra táctica defensiva, nuestros golpes más repetidos y lo que es peor, memorizará nuestros combos. Poco a poco su inteligencia artificial se irá perfeccionando hasta el punto en el que vencerlo será taréa dificil. En este punto es cuando puede explotarse una de las opciones más curiosas del juego; enfrentar nuestro luchador al de otro jugador y ver, desde un rol de entrenador, si nuestro pupilo vence empleando la técnica que le hemos enseñado.

Training Mode - De todos es sabido el elevadísimo número de movimientos varios que los luchadores de "Virtua Fighter" son capaces de realizar. Intentar practicarlos durante los mismos combates será una tarea suicida, pues como entenderéis, nuestro adversario no se quedará embelesado aplaudiendo nuestra gran técnica. Por ello, y antes de embarcarnos en tareas de mayor envergadura, será conveniente que pasemos algo de tiempo en este modo para familiarizarnos mínimamente con los ataques de nuestro personaje preferido.

Command - Realizar una serie de comandos que aparecen en pantalla en un tiempo limitado. Los tiempos vienen predefinidos en el CD aunque quedarán grabados nuestros mejores registros en el archivo de la Memory Card.

Free - Aqui nos mediremos contra un oponente que inmovil que se quedara quieto cual pelele ante nuestra arremetida de golpes. Un modo ideal para que el jugador practique sus golpes.

Trial - Parecido al modo Command, pero más complicado, ya que hay que ejecutar unos determinados movimientos (por ejemplo levantarse esquivando un golpe) en un tiempo limitado.

Y como final los necesarios modos de opciones, desglosados en 3, data files, options y replay. Desde aqui podremos retocar cualquier elemento del control, de nuestro sparring, de dificultad o incluso activar una nueva opción denominada flash hit, con la que al asestar golpes, aparecerán rayos multicolor como en Tekken.

El control ha sido perfeccionado, se ha eliminado el botón de 'evade' movimiento que ahora se realiza con el stick. Parece como si se hubiese intentado volver al estilo de juego simplificado, accesible y de tán sólo 3 botones -puño, patada y guardia- del que hacían gala los dos primeros VF pero al mismo tiempo, mantener las posibilidades que ofrecía la función 'evade'.

El personaje tiene una respuesta excepcional al control, no hay retardo entre un movimiento del pad y su ejecucción.Se hace un buen uso del Dual Shock 2, aunque los más puristas echarán de menos un Arcade Stick como el que se puso a la venta con Dreamcast y que ha salido a la venta en Japón para PS2 bajo una edición especial VF4, aunque parece que no se verá en Europa.
En Japón, los jugadores de la versión arcade de Virtua Fighter 4 tienen posibilidad de, utilizando una tarjeta magnética, grabar su progreso enfrentándose a otros jugadores. Todas las máquinas están conectadas con un servidor central y forman la red VF.net. Dependiendo de la experiencia adquirida a base de ganar enfrentamientos, el juego asigna varias categorías al jugador, que le permiten desbloquear nuevos trajes y otros elementos como cascos, gafas de sol o sombreros que le permitirán personalizar su personaje.

Desgraciadamente este modo no se ha mantenido en la versión PS2, si bien porque los extras que se conseguían progresando en la versión arcade se consiguen aqui en el modo Kumite, aunque de estar lista la infraestructura y la conexión a Internet de PlayStation 2 a buen seguro que AM2 habría incluído alguna característica online.

LO MEJOR

  • El debut de Virtua Fighter en PlayStation 2
  • Las expresiones faciales de los luchadores.
  • Un juego técnico y exigente como pocos ahora accesible al gran público.
  • El modo Kumite, pieza clave para alargar la vida del juego.
  • Un juego de lucha por fin jugable a su velocidad normal gracias a los 60 herzios

LO PEOR

  • Ausencia de antialiasing en personajes y escenarios
  • Se ha descuidado la historia, apenas hay trama y ni siquiera hay intros finales

CONCLUSIÓN

Must have a la vista, o eso parece... AM2 bajo la batuta de Yu Suzuki ha cuajado un juego de lucha gráficamente muy bueno aunque con pequeños fallos -esos jaggies- con una plantilla de personajes clásicos de Virtua Fighter más unicamente dos incorporaciones -por lo que quizá se hace demasiado corta- pero que tiene su mayor atractivo en la jugabilidad. El modo Kumite se convierte en el mayor atractivo para un jugador, complementado con el modo arcade, aunque se echa de menos más innovación con la inclusión de un modo tag. El estilo de juego, exigente, técnico y meditado, invita a la práctica y a rejugar el juego durante meses y también, aunque en grado menor a los anteriores Virtua Fighter, previene de que los machacabotones ganen combates con el simple aporreo del pad. Se agradece el detalle del selector a 60 herzios, con el que se puede jugar el juego a su velocidad original. Probadlo después a 50 hz y notad la diferencia...

9.5

Excelente

Un título referente en su género, que destaca por encima de sus competidores y que disfrutarás de principio a fin, seguramente varias veces. Un juego destinado a convertirse en clásico con el paso de los años.