Pro Rally 2002
Pro Rally 2002
Carátula de Pro Rally 2002
  • 3

    Meristation

Arráncalo Ubi, por dios!!!

Juan Porteiro

Mientras esperamos que aparezcan las terceras partes de V-Rally y Colin McRae, llega un título de rallies 100% español, dispuesto a hacerle la competencia al actual WRC de SONY. Sin embargo, después de analizarlo, nos da la sensación de que se ha quedado muy lejos de la meta...

Mientras esperamos que aparezcan las terceras partes de V-Rally y Colin McRae, llega un título de rallies 100% español, dispuesto a hacerle la competencia al actual WRC de SONY. Sin embargo, después de analizarlo, nos da la sensación de que se ha quedado muy lejos de la meta...

Pro Rally 2002 (PlayStation 2)

…y es una lástima, ya que es el primer juego de rallies para PS2 diseñado y programado por españoles. Podría haber significado un gran empujón al desarrollo patrio si el resultado hubiese sido bueno, lo que conllevaría buenas ventas y fama para una posible continuación. Sin embargo, al ver el resultado final, me temo que la experiencia no ha sido nada positiva  por el nivel aqui exhibido. PRO RALLY 2002 es, de lejos, el peor juego de rallies que hemos tenido la oportunidad de probar, y no sólo en la consola de SONY.

Pro Rally 2002 (PlayStation 2)

El mundial de rallies, con todas las marcas y coches que ello representa es una buena excusa para realizar un juego basándose en él, tenga o no la licencia (los juegos de Colin McRae son un gran ejemplo de ello). Poder contar con los coches oficiales, unos tramos bien diseñados y una jugabilidad y control -lo más importante- realistas son los puntos fuertes que hacen falta para sacar adelante un proyecto que tenga éxito. Bien, pues no podemos sentirnos satisfechos con el resultado logrado por nuestros compañeros del estudio Barcelona de UBI SOFT.

Sentaos, poneos el cinturón y veamos dónde se ha fallado…


g  r  á  f  i  c  o  s

Pro Rally 2002 (PlayStation 2)

Siendo directos y empezando por la conclusión, debemos decir que el apartado gráfico de PRO RALLY 2002 deja mucho que desear en todos los sentidos. Un engine 3D que tiene carencias en el frame rate, un popping muy visible, un motor de colisiones muy limitado y una falta alarmante de un motor físico realista no puede dar más resultado que un desastre monumental a nivel visual y jugable.

Pro Rally 2002 (PlayStation 2)

Los coches cuentan con 3.000 polígonos por vehículo, algo realmente sobresaliente… si fuese un juego para PS One, por ejemplo. Para PS2 es algo realmente escaso. Hace más de año y medio que podemos contar con un juego como GT3 con coches con 5.000 polígonos, lo que deja a este título con un nivel más que pobre para los tiempos que corren. El environment mapping brilla, pero por ser bastante básico, con lo que las carrocerías reflejan una simulación de lo que parece el escenario, pero que simplemente es una textura que se repite constantemente. Igualmente, los efectos de luz en tiempo real son inexistentes, y las sombras que despiden los vehículos -o que en teoría deberían despedir- no son en tiempo real; además, el efecto de la luz solar aunque está bien resuelto 'deja a la vista' unas texturas a contraluz con un contraste demasiado brusco.

Pro Rally 2002 (PlayStation 2)

Un detalle desalentador es que los desperfectos en los coches no son visibles, sólo se tiene constancia de ellos a través de un marcador numérico que indica el daño que lleva nuestro vehículo. El sistema de partículas es muy primitivo y no es nada realista, con unos efectos de polvo en terreno de tierra a base de sprites que hacía tiempo que no veíamos en PS2… bastante mediocre el general.

PRO RALLY 2002 dispone de dos vistas: una desde el interior -como la de GT3- y una trasera, pero desde un ángulo que distorsiona bastante cómo se ven los coches, y modelos como el Citroen Saxo parecen otros desde esa vista. Aparte de este defecto, nos parecen pocas vistas, como nos parecían pocas las de GT3 al mismo tiempo. Los efectos de las luces de freno y marcha atrás están bastante bien, pero son muy pocas cosas a favor.

Pro Rally 2002 (PlayStation 2)

Los entornos dejan mucho que desear. Escenarios bastante vacíos en su mayoría, y los que presentan algún tipo de arquitectura son muy poligonales. Los árboles están construidos a base de bitmaps, y los archivos gráficos de fondo son una de las pocas cosas que se salvan. Las texturas no son una lacra, pero fallan bastante en su resolución, se salvan más o menos las de los vehículos. Asímismo, la resolución del juego no está mal, pero sería el colmo que con tan pocas características que hagan 'sufrir' al Graphic Syntethizer encima la resolución fuese pobre y se notasen mucho los jaggies -que se notan algo, pero poco-.

El motor de colisiones sufre de problemas, ya que aunque a veces su gestión es demasiado buena (en el modo escuela basta con rozar un bidón de los circuítos para que den la carrera como nula) y en otras ocasiones no se entiende como pasando a más de 20 cms. de las vallas, éstas hagan detener el coche por un accidente.

Pro Rally 2002 (PlayStation 2)

En el modo arcade podremos contar con una carrera contra otros cinco adversarios simultáneos. Los modelos son más básicos aún que en el modo singular, y los efectos en general se ven empobrecidos en su totalidad. Los escenarios son menos detallados y el motor de colisiones falla como una traca, ya que sea por donde sea el golpe, siempre reacciona igual. Para finalizar, el modo a 2 jugadores sufre de los mismos problemas que el modo arcade, y el resultado también es muy pobre.

Pro Rally 2002 (PlayStation 2)

Los menús no están mal, y su navegación es muy fácil y la gestión se hace sin problemas. Lo peor de esto son los tiempos de carga que hay entre cada carrera o prueba. Se alargan por más de 30 segundos -más que en el WRC de SONY-, lo que da una idea de poca optimización en la carga de datos lograda por UBI SOFT. Asímismo, el público que se encuentra alrededor de las pistas no son otra cosa que sprites fijos. Sabemos que en GT3 tampoco eran de mucha más calidad, pero por lo menos tenían algún movimiento, aunque robótico. Aquí ni eso…Otro punto negativo.

Las repeticiones parecen dignas de un juego de PSX. Los fondos gráficos cantan demasiado y los coches -aunque cuentan con cristales transparentes y se ven como el muñeco giran mecánicamente el volante- no dan el pego. Además, las vistas para elegir tampoco dejan mucha maniobra para la interactividad con los replays, con lo que nos quedan unas repeticiones que saltaréis a las primeras de cambio.

En general PRO RALLY 2002 no dispone de un apartado gráfico acorde ni con los tiempos que corren -nunca mejor dicho- ni con la consola para que ha sido programado el juego. Lamentamos ser tan duros, pero nos tememos que mucho tienen que mejorar los componentes del estudio de UBI SOFT en España para lograr un resultado como mínimo decente.


m  ú  s  i  c  a

Pro Rally 2002 (PlayStation 2)

La música de este juego es una de las pocas cosas que no están mal. Los ritmos son los adecuados para este tipo de deporte, frenético y rápido. Su calidad no es mala, y la variedad está bien conseguida. Un apartado que se salva, y esto es poco corriente en este juego.


s  o  n  i  d  o    f  x

Pro Rally 2002 (PlayStation 2)

Los samplers de PRO RALLY 2002 logrados para representar los motorres de los vehículos son muy limitados y poco variados. Da la sensación de que todos los vehículos suenan igual, y ni se han molestado en digitalizar el sonido de algún vehículo, ya que tal y como suenan parece más bien un ruído no reconocible para un entendido en esto de las cuatro ruedas. Los frenazos, petardeos y demás tampoco son para tirar cohetes, por no decir que su calidad es muy dudosa.

Pero lo peor es el efecto que han logrado con el speech del copiloto. Hay que bajar a CERO el sonido de la música, el ambiente y los fx para poder oír ALGO de lo que dice. Triste y bochornoso el resultado logrado, ya que aún poniendo todo a cero hay que hacer verdaderos esfuerzos para entender lo que dice el ayudante.


j  u  g  a  b  i  l  i  d  a  d

Pro Rally 2002 (PlayStation 2)

El punto fuerte de un juego de rallies se resume en una palabra: control. El control del vehículo en este juego no es para nada su estrella. Una física muy poco realista y que no diferencia para nada el tipo de superficie que se recorre no puede traer más que problemas y dificultades en la conduccción. Además, aunque cuenta con diversas variables para su modificación (amortiguación, giro, frenos…), no se notan para nada las variaciones que se efectúan, con lo que la desesperación cunde rápidamente.

Pro Rally 2002 (PlayStation 2)

Girar el coche de una manera un tanto lógica no depende para nada de la inercia, la fuerza centrífuga ni ningún factor real. Da la sensación de tener un control 'incontrolable' por decirlo de alguna manera. Todos los coches culean, por mucho que varíes el factor de giro, y da lo mismo que sea un Citroen Saxo que el Lancer Evolution: parece que todos pesan lo mismo. En fin, un sistema de control y de colisiones exageradamente optimizable.

Pro Rally 2002 (PlayStation 2)

Los modos de juegos en realidad son uno de los puntos que se salvan (aunque no su ejecución, pero sí la idea). Si quieres participar en el campeonato tienes que pasar por el modo escuela. Hay que recorrer unos circuitos pequeños sin salirse de la pista ni derribar unos bidones que estrechan aún más el carril para poder acceder a las competiciones. Empiezas en una competición de motores de menos cilindrada (Ibiza 1.600 y demás…), y según ganes carreras podrás ir accediendo al Mundial de Rallies (uno ficticio, claro). Recorrerás ocho países en 40 pistas distintas, con superficies distintas (pero con pocas diferencias jugables entre ellas) hasta lograr ser el campeón del mundo. La idea de empezar en una categoría inferior es buena, y la necesidad de ganar esa competición para poder acceder al mundial le da unos tintes exigentes a esa competición.

Pro Rally 2002 (PlayStation 2)

El modo arcade es parecido a las recreativas. Compites contra otros 5 coches y debes ganar las carreras para acceder a nuevas pistas. El modo contrarreloj es el típico visto en todos los demás juegos, sin ninguna novedad. Para el modo multiplayer con dos jugadores tampoco hay ninguna novedad reseñable, y desde luego no tiene nada que hacer contra el modo multiplayer del GT3, ni a nivel jugable ni a nivel gráfico. Bastante pobre.

Pro Rally 2002 (PlayStation 2)

En general, hay opciones nuevas que podrían haber sido geniales de una buena realización técnica, pero así quedan en meras comparsas. Sin embargo, este juego tiene algo bueno, aunque esta característica queda eclipsada por el nivel del título: el precio. Casi 42 euros nos parece un precio excelente para un juego nuevo, y deberían de seguir el ejemplo de UBI SOFT las demás distribuidoras. Esto, además de reducir la piratería (seguro), haría que se vendiesen más unidades. Siempre, claro está, que el nivel del juego sea bastante superior a este título.


c  o  n  c  l  u  s  i  ó  n

Pro Rally 2002 (PlayStation 2)

PRO RALLY 2002 desmerece totalmente con respecto tanto al modo rally de GT3 como a WORLD RALLY CHAMPIONSHIP, ambos de SONY. Su más que modesto apartado gráfico, su control poco realista, una curva de dificultad inexistente y un motor físico muy mejorable lo dejan poco más que en la cuneta según empieza su carrera de ventas. Y eso si lo comparamos con los títulos ya existentes, pero si pensamos en lo que viene, pues la verdad es que no tiene nada que hacer contra monstruos como V-Rally 3, Colin McRae 3 o el propio WRC2002, por muy poco que mejoren lo ya existente -que lo harán, seguro-. Un título para olvidar cuanto antes, tanto por el usuario como por los propios desarrolladores.


l  o    m  e  j  o  r

  • El modo escuela.
  • Las texturas de los coches.
  • El precio. 
  • Producto español

l  o    p  e  o  r

  • El nivel gráfico, decepcionante para los tiempos que corren
  • El motor físico, muy limitado.
  • Curva de aprendizaje inexistente.
  • Demasiados fallos como para llegar al nivel de los grandes del género.
3

Malo

La idea era buena pero se ha llevado a cabo de forma desastrosa.