SSX Tricky (GameCube)

Precipicios demasiado profundos, piruetas demasiado peligrosas, pasillos demasiado estrechos... ¿Te gusta la diversión y el peligro desenfrenado en estado puro? Sigue, sigue leyendo.

Precipicios demasiado profundos, piruetas demasiado peligrosas, pasillos demasiado estrechos...  ¿Te gusta la diversión y el peligro desenfrenado en estado puro? Sigue, sigue leyendo.

Rectificar es de sabios. Y si no, que se lo digan a Electronic Arts. Si para Nintendo 64 los títulos de esta compañía fueron pocos en comparación con los lanzados para PSOne en el mismo periodo de tiempo, ya han anunciado para GameCube más de 5, y de los buenos, a priori claro: Madden NFL 2002, NHL 2002, Cel Damage, 007: Agente en Fuego cruzado, FIFA World Cup... y cómo no, este SSX Tricky.

Aunque no lo parezca, es el segundo título de una "saga" que se inició con la llegada al territorio americano de PlayStation 2. El juego en cuestión era SSX, y partía de la misma base que su sucesor: Bajar por escarpadas montañas montados en nuestra tabla de snow de lo más "cool". El atractivo del juego era su jugabilidad, puesto que permitía controlar al jugador con gran facilidad, pudiendo hacer un número muy holgado de piruetas.

Poco después, Electronics Arts anunciaría que, bajo su sello EA Sports BIG, la secuela para PlayStation 2, pero viendo que la gente confiaba mucho en Microsoft y Nintendo, se decidió a trasladarlo a todas las plataformas. Sin embargo, los que conozcan a EA, sabréis que suelen enfocar sus juegos hacia una consola, y luego versionarlo para el resto. En este caso, viniendo de la consola de Sony, el versátil pero intrincado mando de Nintendo complica el intuitivo control que posee el Dual Shock.

Sin dejar de ser un título excelente, el juego parece programado para hacer uso de 4 gatillos (o botones laterales), lo que obliga a usar en GameCube dos menos, y poner el Z como un alter-ego. Sólo si tienes la versión de PS2, te darás cuenta de esto. El resto, pronto se acomodará al pad como si fuera si propia mano, y a la tercera partida los movimientos saldrán solos.

Las piruetas no lo son todo.

Bien sabemos que los juegos deportivos son los que menos evolucionan en lo referente a la jugabilidad. Por lo tanto, cualquier título que se precie debe de venir acompañado de un aspecto visual realmente sobrecojedor. Y SSX Tricky no es para menos. En este caso, la estrella son las piruetas (o tricks, de ahí el nombre). En algunas ocasiones se puede sentir vértigo al ver de lo que son capaces. Más allá de lo posible, y con una precisión milimétrica, la espectacularidad de las acrobacias te dejan con la boca abierta. Incluso, si la distancia y los dedos nos lo permiten, podremos ver hasta similitudes con los planos de Matrix, girando 360 grados.

En lo referente a los parajes son fotorealistas, con infinidad de detalles que imitan a la perfección cualquier montaña nevada. Los límites del trazado vienen marcados por un frondoso bosque, que acotan perfectamente nuestro recorrido. Y el clima, ya sean los rayos del sol o los copos de nieves convierten el juego en un placer visual.

Además, incluye la nada despreciable cifra de 12 corredores, todos muy bien caracterizados y redondeados (un par de capturas os confirmará lo que digo...). Y cada fase se diferencia por las dificultades que muestra: puentes colgantes, angostos acantilados, tramos helados... Y detalles como la textura de la nieve en pseudo-3D o el regero que va dejando la tabla a nuestro paso, completan un apartado gráfico casi perfecto de no ser por...

Técnicamente incorrecto.

...El framerate. Por mucho paisaje fotorealista o bellos atardeceres, se nota una gran diferencia respecto a la versión homónima de PlayStation 2. Si dicha versión corría a unos constantes 60fps (frames per second), en el caso de GameCube, lo constancia varía dependiendo del número de polígonos dibujados, variando constantemente entre 30 y 60 fps.

Como consecuencia, la sensación de velocidad disminuye drásticamente, lo que empobrece el resultado final. Se aprecia que Electronic Arts tenía en mente a una consola determinada cuando pensó en SSX Tricky, y no era precisamente la de Nintendo... Aún así, el resultado gráfico es bastante bueno, destacando sobre todo las texturas de los escenarios y los enfoques en picado, aunque nada demasiado distinto como para nombrarlo.

Al fin y al cabo, un gran juego.

Ni la disminución del framerate ni el control adaptado al pad de GameCube consiguen bajar el nivel del juego como para no ser considerado un excelente simulador de deportes extremos (en este caso, snow board). Pasaremos muy buenos ratos compitiendo contra el resto de corredores, o llevando al límite las piruetas hasta el punto de perder el control en unas dunas en un peligroso valle.

Lo más probable es que disfrutemos el juego en Europa junto con la consola, y que una posible adaptación a 50 herzios (¿o directamente opción de 60Hz?. Esto no está del todo claro para  los juegos PAL en GameCube) no defraude a todos los nintenderos. Puede que no esté pensado para GameCube, pero nadie puede pasar por alto un trabajo bien hecho. ¿Quiéres sorprender bajando por nieve virgen? ¿O sólo sabes fardar con tus piruetas? ¿Te atreves con ambos a la vez? Pues eso es SSX Tricky.

SSX Tricky

Segunda parte del exitoso juego de snowboard para Playstation 2. Nuevos escenarios, movimientos y gráficos espectaculares para su estreno en la nueva consola de Nintendo.
SSX Tricky