Dungeon Keeper
Carátula de Dungeon Keeper

El guardián más esperado

Daniel Herrero Gomez

Todos alguna vez hemos deseado poder ser los malos del juego al que estabamos jugando, pués Bullfrog nos va a hacer realidad este sueño con este título. Nos pondrá en bandeja ser el más cruel de todos los señores del mal, solamente hay un problema, ¿lo va a permitir el bién?... Usa tus dotes estrage

Todos alguna vez hemos deseado poder ser los malos del juego al que estabamos jugando, pués Bullfrog nos va a hacer realidad este sueño con este título. Nos pondrá en bandeja ser el más cruel de todos los señores del mal, solamente hay un problema, ¿lo va a permitir el bién?.........

Dungeon Keeper


Pués sí, en nuestro calabozo particular, se combina la más pura estrategia al estilo Theme Hospital con el estilo del tiempo real de Warcraft II, la combinación no puede ser otra que explosiva. Si, además, añadimos una banda sonora más que aceptable, unas voces traducidas al castellano excelentes, y unos gráficos en 3D que son capaces de sentirte el padre y señor de este calabozo y de todas sus criaturas. Esto junto a la enorme calidad del producto hace posible que si el mal gana la partida también lo hagamos nosotros.


  Audio/Video:
Cabe destacar la enorme calidad de las digitalizaciones traducidas al castellano, la música acompaña perfectamente al juego, con lo cual el conjunto crea una atmósfera apoteósica. Para más sorpresa todavía destaco en especial que las voces no sólo acompañan al juego sinó que tienen una enorme utilidad al avisarnos de los problemas de nuestro calabozo, sin tener que mirar los textos. Respecto a los efectos de sonido debo decir que son formidables, variando según la sala en la que nos encontramos, sencillamente fenomenal.
El vídeo es más que fantástico pués no sólo tenemos dos tipos de visto (la 3D es verdaderamente espectacular), sinó que además como señores de la mazmorra podemos introducirnos en las criaturas tomando el control de éstas al más puro estilo arcade 3D Doom, pero eso sí cada criatura tiene su peculiaridad tanto física como "visual". Así mismo, las animaciones de las criaturas son sencillamente reales.


 Guión
El guión es original por si solo, pués ¿qué otro juego hay en el que nuestra misión sea destruir al bién para crear la más profunda oscuridad en el mundo....?

Estrategia y trucos:
La estrategia más vital para conseguir la victoria es tener suficiente dinero. Puedo confirmaros que con este el nivel está más que ganado, así mismo si conseguís el control de una mina de gemas, el nivel podéis darlo por concluido con éxito. Y si tenéis problemas para conseguirlo aquí tenéis este truco:
Si editas una partida salvada con un editor hexadecimal, os situáis en la posición 0x13C208H y 0x13C20CH y las rellenáis con FF FF FF obtendréis al cargar la partida nada menos que 16 millones de monedas de oro.


 Jugabilidad:
El juego es jugable por todos los lados, si nos cansamos de la estrategia vista aérea, pués tomamos una de nuestras criaturas más feroces y a fulminar al mal al más estilo puritano Doom.

 Comparandolo con...:
Nada, pués el juego es original por si solo, si bién es cierto que mezcla conceptos de otros juegos el argumento y las características introducidas lo hacen inaudito hasta la fecha.


 Lo bueno:
Los gráficos, el sonido, la música, la adicción, la calidad del producto, la originalidad, la puesta en escena, el sistema 3D, la optimización de la dificultad, el poder jugar con otros jugadores en una misma mazmorra .... y es que no podríamos parar de tanto sobresaliente.

Dungeon Keeper

 Lo no tan bueno:
Que el juego se tenga que acabar en algún momento.

Manual:
Detallado al máximo, con sus más que elegantes ilustraciones. Por si fuera poco el juego dispone de un estilo de ayuda a lo Theme Hospital que hacen posible el jugar sin leerse una sola línea de los manuales.


Requerimientos de sistema:
Pentium 90, 16Mb RAM, VGA, 90Mb de HD, Tarjeta de Sonido, Ratón, Soporte DirectX y CD-ROM.

10

Obra maestra

Una obra maestra que ha dominado su género para colocarse en la cima del mismo. Un coloso de su generación que seguirá siendo comentado y recordado en el futuro. La nota máxima no implica perfección, sino que es usada para señalar a un referente absoluto en el que los demás pueden y deben mirarse.