Aidyn Chronicles: The First Mage (Nintendo 64)

La historia de Aidyn Chronicles nos sitúa en un mundo imaginario dominado por la fantasía, los dragones y la magia.

H2O es una compañía canadiense no muy conocida por los usuarios de Nintendo 64 pero que ha producido dos de sus juegos más emblemáticos por derechos propios. Tetrisphere, o la evolución de Tetris a las 3D y The Next Tetris, una versión excelente del clásico de toda la vida adaptado a la máquina de 64 bits y con un modo multijugador simplemente antológico.

Nada podía hacer presagiar que después de dos puzzles ahora en H2O estaban enfrascados en el primer RPG "real" en aparecer para Nintendo 64 (y posiblemente el único, todo hay que decirlo).

Las primeras noticias de este prometedor título comenzaron a aparecer a principios del 2000 junto a unas bellas fotografías que demostraban el aspecto gráfico del juego. La intención de H2O era la de crear un juego de inmensas dimensiones, con multitud de acciones a realizar, una colección de enemigos extensísima y un mundo 3D más vasto que el protagonizado por el elfo verde de Nintendo.

La historia de Aidyn Chronicles nos sitúa en un mundo imaginario dominado por la fantasía, los dragones y la magia. De hecho la magia es uno de los elementos más importantes en el juego. Existen dos planos que forman el mundo de Aidyn, uno, el mundano, es donde los personajes evolucionan, desarrollan facultades e interactúan con el resto de los habitantes, es decir, el mundo tal cual nosotros lo conoceríamos. El otro, el denominado plano espiritual, tiene una importancia aún mayor si cabe y es la fuente de la magia que se invoca desde el otro plano una vez aprendidas las técnicas necesarias para ello.

Alaron, un chico de 17 años que queda huérfano desde muy joven y es instruido en el castillo del Rey Lloyd hasta convertirse en un valiente escudero, es el protagonista de nuestra historia. Un día, Alaron y sus compañeros son enviados a patrullar el inhóspito y lejano yermo. Todo parecía en calma y nada podría presagiar lo que iba a ocurrir de un momento a otro. El silencio caía como una losa sobre el inexperto grupo, algo parecía que no iba del todo bien... Y así fue, de repente una bandada de goblins asesinos cayó sobre la Compañía de Alaron ¡¡emboscados!! La lucha no tardó mucho en desequilibrarse hacia el bando de los perversos goblins y Alaron es herido de muerte. Sus enemigos, una vez terminada la matanza dejan impunemente que Alaron se consuma y muera en la mitad de la nada.
Sin embargo, el escudero tiene la suerte de ser encontrado por una anciana que resulta ser una poderosa maga. Con sus cuidados y variados hechizos logra que Alaron no perezca, aunque hay algo que in siquiera con sus poderes logra deshacer y que va más allá de su comprensión, el veneno de los Goblins parece escapar a su razón así que solo logra retardar su efecto. Solo hay una esperanza para el valiente joven, conseguir la ayuda de los Mirari, una antigua raza con poderes milenarios y una extraña relación con la Naturaleza. Solo ellos y sus hechizos curativos serán capaces de sanar definitivamente a Alaron. El Rey decide mandarle junto a una escolta hasta el lugar donde viven los Mirari pero allí lo único que encontrará son más preguntas a lo que le pasa en la realidad y casi ninguna respuesta, algo en su interior le dice que es más importante que un simple escudero y que tiene un objetivo que cumplir muy importante en esta vida. Algo en su interior le dice que está a punto de comenzar su más arriesgada aventura y que a partir de ahora él es el centro de la única esperanza de Aidyn. Algo en su interior le atormenta y es hora de acabar con la amenaza que se cierne por momentos sobre ellos...

Este es a grandes rasgos el argumento que nos propone Aidyn Chronicles, y como veis no es nada trivial. Un buen RPG ha de empezar por una historia más o menos elaborada pero que enganche al jugador ya que éste podría aburrirse después de tantos combates y dejar abandonada la partida. En H2O parecen haber pensado en todo esto y han aplicado todos sus conocimientos en los juegos de ROL de PC para aplicarlos, simplificarlos y ofrecernos una de las mejores experiencias para N64.

El control de nuestro personaje a lo largo del vasto mundo de Aidyn se asemejará algo al que pudimos ver en Zelda o en el propio Hercules de Titus, sin embargo la gran diferencia radicará en los combates. Cuando veamos acercarse a los monstruos hasta donde nos encontramos podremos optar por esquivarlos y huir, cosa no siempre recomendable porque si siempre vamos evitando combates no podremos subir de experiencia y por tanto será prácticamente imposible avanzar en la aventura. Si en cambio decidimos luchar contra las amenazas que nos acechan, seremos testigos de un cambio en el motor del juego a lo Final Fantasy y "transportados" a una especie de campo de batalla donde veremos posicionados a nuestros personajes y a los enemigos. Entonces comenzará un combate por turnos donde podremos hacer uso de diversas magias, acciones con la espada o movimientos especiales con el fin de eliminar a los contrarios. También podremos intentar salir del campo de batalla si dirigimos hacia fuera a todo nuestro grupo y atravesamos unas líneas que delimitan imaginariamente el lugar, al estilo de Quest 64 y al estupendo Tales of Phantasia de Super Famicom.

La interacción con los personajes está más que asegurada y se prometen millones de líneas de diálogos con los mismos. Diversas sub-aventuras o acciones a realizar serán determinantes para que disfrutemos con uno u otro final distinto. H2O ha intentado hacer de este mundo algo cambiante y dinámico para que se convierta en un RPG abierto a cualquier cosa que se nos ocurra pero siempre determinado por las reglas del juego.
Más importante si cabe es que podremos añadir personajes a nuestro grupo durante el transcurso de la aventura, hacer que ganen habilidades diferentes, nuevos hechizos, instruirlos, o ganar experiencia. También podremos conseguir monedas de oro para comprar comida u obtener alojamiento, pedir ayuda a otros personajes no jugadores o desviarnos de la trama principal para tratar de encontrar algún secreto.

En cuanto a los aspectos técnicos, parece que en H2O han querido demostrar que ellos también saben sacar partido al hardware de la consola. Gráficamente parece ser más que correcto. Por las capturas se adivinan unos mundos inmensos, variedad de escenarios diferentes, exteriores, interiores, edificios de diferentes diseños según las razas, etc. Las texturas parecen menos detalladas y el aspecto general denota cierta borrosidad, pero los desarrolladores del juego han decidido incluir la posibilidad de usar el Expansion Pack para un modo en alta resolución u otro en resolución normal pero con texturas de 32 bits de profundidad de color. El aspecto sonoro tampoco parece que vaya a ser descuidado teniendo en cuenta los resultados obtenidos en los dos juegos anteriores, con unas de las composiciones más perfectas que existen para N64 y un uso más que admirable de las técnicas de tracking y midi propias del chip de sonido de la Nintendo 64. Aunque esta vez no esperamos melodías ni cortes de estilo techno. Lo que desde luego no habrá serán voces digitalizadas, algo que no molesta en absoluto teniendo en cuenta la cantidad extrema de diálogos que contendrá el juego.

En resumen este parece ser el proyecto más ambicioso de H2O con diferencia y uno de los más gigantescos de toda la librería de software para la 64 bits de Nintendo. Nada parece querérseles escapar a los desarrolladores de la compañía canadiense y es por ello que han ido acumulando retraso tras retraso aunque finalmente parece que la salida definitiva será en Marzo, algo más tarde en Europa. Desde aquí esperamos ansiosamente la llegada del que será el único juego de ROL en el sentido más estricto de la palabra para Nintendo 64, y todo parece indicar que la espera valdrá la pena.

Aidyn Chronicles: The First Mage

La historia de Aidyn Chronicles nos sitúa en un mundo imaginario dominado por la fantasía, los dragones y la magia.
Aidyn Chronicles: The First Mage