Propeller Arena (Dreamcast)

Daniel Delgado

Propeller Arena, un juego de aviones de la segunda guerra mundial que incorpora una de las mayores novedades que se le pueden pedir a una consola. ¿Qué cual?... bueno, primero pongámonos en antecedentes y sepamos de que va esto.

Básicamente, si la cosa va de aviones, el objetivo es derribar a los contrarios (gran deducción). Hasta ahora en la Dreamcast solo habíamos podido disfrutar del estupendo Deadly Skies, de Konami, dentro de lo que es el genero de la guerra en el mundo de la aviación. Así que los creadores de Shenmue, AM2, pensaron que la cosa no podía seguir así y se pusieron manos a la obra. Y como genios que son en hacer máquinas recreativas, han creado un juego de aviones que tiene todo lo que hay que tener para divertir en muy poco tiempo.

Propeller Arena

Pero al contrario que en el juego de Konami, donde lo que se llevaba era derribar aviones sin parar, aquí notaremos cierta similitud con otro genero, el de los shooters en primera persona, tipo Quake3 o Unreal Tournament. La similitud se basa en que, en los combates, estaremos limitados en nuestro espacio aéreo, dentro de lo que se denomina una "arena", un recinto con unas barreras imaginarias de donde no podremos salir.

Y el juego no terminará hasta que hayamos derribado a todos nuestros enemigos, que por cierto, serán tan duros, y tendrán tanta vida como nosotros. Sin embargo, también conserva ciertos elementos de los típicos matamarcianos tipo Gradius, los ítems voladores. Cajas flotantes, a las que podremos disparar para hacernos con su contenido, que variará desde vida extra hasta armas más poderosas, pasando por el mítico aumento de la velocidad. Si puedes imaginarte una mezcla de Quake y Gradius, ya puedes ver este juego.

Propeller Arena

Acabar con la IA del juego, sin duda será muy divertido... pasar entre cañones, hacer que se estrelle contra el suelo, encañonarla desde detrás sin que pueda escabullirse... todo esto está muy bien, pero como todos sabéis, lo más divertido de estos juegos es poder machacar a los amiguetes, y para eso tiene un modo a pantalla partida con el que cuatro personas podrán enzarzarse en duelos históricos.

Y este detalle les recordó a los chicos de AM2, que la blanca de Sega tiene un precioso módem para poder jugar on line. Y dicho y hecho, pues podremos jugar a esta maravilla por Internet, con otros usuarios de Dreamcast. Aquí sí que la diversión se dispara hasta limites casi insospechados, como suele ocurrir en este tipo de juegos, destinados solo para PC.

Propeller Arena

Pero vayamos a la gran novedad que incluye Propeller Arena: el chat por voz en tiempo real. Si recordáis, hace algún tiempo, salió al mercado un micrófono para la Dreamcast, que se enchufaba en uno de los puertos del mando destinados a la tarjeta de memoria o VM. Pues con este periférico, además de mandar a nuestros enemigos a tomar por saco (con nuestra propia voz), podremos decirles todo tipo de lindezas variadas. El contrapunto es que también podrán acordarse ellos de toda nuestra familia. Pero esto es solo una tontería... el verdadero partido del chat de voz, es la estrategia.

 Si jugamos por equipos, puede volverse una herramienta imprescindible para ganar, pues podremos pedir ayuda, avisar a nuestros compañeros de que los están encañonando, o ponernos de acuerdo todos para ir a por el mismo y rodearlo. Sencillamente las posibilidades son infinitas, dotando al juego de muchísima más soltura que otros títulos similares.

Técnicamente, el juego está muy bien terminado. Los gráficos son una maravilla, como ya viene demostrando AM2 en todo lo que saca. Desde los diseños de los aviones, hasta los efectos de luz en tiempo real, pasando por la maravillosa recreación de unos escenarios de ensueño. Los controles, son muy sencillos, haciendo que el juego sea un arcade puro y duro. Los fanáticos de los simuladores de PC no encontrarán aquí su piedra filosofal, pero no solo de simuladores vive el hombre, y machacar unos cuantos contrincantes aéreos sin más complicación que la de pulsar un botón, satisfará a casi todo el mundo.

Propeller Arena

Porque poco más hay aquí: mueve el cursor para mover el avión y pulsa el botón para disparar. ¿Sencillo, eh?. Evidentemente, el realismo no es su punto fuerte, y el que nos podamos estrellar contra el suelo, será lo más realista que podamos ver. En cuanto a las vistas, tendremos la típica en tercera persona desde detrás del avión, la típica en primera persona, y otra más en primera persona, en la que veremos la cabina, las hélices, el motor, y todo lo que se ve cuando vamos en un avión. Esta última, le da un poco de realismo al asunto, pero nos resta bastante visión, muy importante a la hora de saber por donde se ha ido nuestro enemigo.

Pero como decía al principio, para celebrar este juego hay que estar en los USA, ya que allí disponen de banda ancha para jugar con la Dreamcast, y el chat de voz en tiempo real es muy fácil de hacer. Aquí, con nuestro triste módem de 33 Kbts, mucho nos tememos que no se podrá hacer gran cosa. Evidentemente, si se puede jugar al Quake 3 on line, esperamos que Sega haga un esfuerzo y optimice lo que tenga que optimizar para que podamos disfrutar de esta maravilla on line. Lo que sí es casi seguro, es que la función de chat de voz, por motivos de velocidad, no podrá ser incluida. Una autentica lastima, pues era la novedad que daba en el clavo. En fin, a esperar y a ver qué nos trae Sega.

Propeller Arena

Un juego de aviones de la segunda guerra mundial que incorpora la opción de juego online de mano, ya que las partidas serán conectados a Inet contra otros jugadores reales.
Propeller Arena