NBA Jam 2001
NBA Jam 2001
  • Plataforma GBA 6.2
  • Género Deportes
  • Lanzamiento 28/11/2000
  • Desarrollador DC Studios
  • Texto Inglés
  • +3
Carátula de NBA Jam 2001

El público se ha puesto en pie

David Aguilera

El público se ha puesto en pie, aplauden fervosamente la marcha triunfal de los jugadores y aclaman a su capitán para mantearlo. Lástima que hayas errado el último tiro libre y echado al traste las esperanzas de tus compañeros...

El público se ha puesto en pie, aplauden fervosamente la marcha triunfal de los jugadores y aclaman a su capitán para mantearlo. Lástima que hayas errado el último tiro libre y echado al traste las esperanzas de tus compañeros...

La saga de NBA Jam surgió en plena época dorada de los 16 Bits, en medio de un encasillamiento casi frustrante de los juegos baloncestísticos y con la difícil tarea de arrebatar el puesto de honor al por el momento infumable Live de EA Sports.

Recuperando gran parte de la fórmula que popularizó Rare años atrás con Arch-Rivals, el juego de Acclaim consistía en remachar todo tipo de jugadas haciendo saltos estratosféricos y quemando las redes del aro en una pista donde la gravedad brillaba por su ausencia y tan solo tomaban parte en el partido dos jugadores de los equipos más importantes de la Liga por antonomasía de Básquet.
A parte de lo original que resultaba el mero hecho de romper la monotonía de un partido sumido en tácticas y estrategias, la jugabilidad que el cartucho traspasaba al jugador hacían de él una de las piezas más adictivas que se crearon hasta la fecha.

Un lustro después, Acclaim ha explotado todas las plataformas por explorar, ha dado vueltas de tuerca a la misma pauta, y sin mucho que demostrar, regresa a la portátil de Nintendo, la única que atestiguó el nacimiento de la antología antes de ver fenecer a las consolas que le dieron vida.
La verdad es que tan solo conectar la portátil sabes que no será ni de lejos el juego que debería ser; la culminación de todos estos años de aprendizaje y laboriosa entrega del equipo, para remozarlo y condensar todo lo mejor en 16 Megas de arcade puro.
La base de datos, repleta de detalles, estadísticas individuales de los jugadores que tomaron parte la temporada pasada de la NBA, al igual que apuntes acordes con sus cualidades, se añaden a la casi treintena de equipos, campos y ambientaciones reales, así como múltiples opciones para retocar a tus anchas como se desarrollará el siguiente encuentro. Un sinfín de opciones que, sin embargo, han quedado empañadas por la desafortunada resolución gráfica y auditiva. 

  g  r  á  f  i  c  o  s
 
El apartado más descuidado de todo el sistema. El esfuerzo que require plasmar en pantalla a 4 jugadores de un tamaño descomunal sin perder ni gota del framerate es, probablemente, el intento más gordo y desesperante de los que se deben haber encontrado los desarrolladores de Acclaim. Y es que el paso de cuadros por segundo deja tanto que desear, como los movimientos tan armoniosos que ha caracterizado siempre un juego de esta índole. El error se deja entreveer a los 5 segundos de partida, donde ya se habrá podido comprobar el salto por la pelota del saque inicial donde el jugador adopta la forma de tabla dejando suelto el brazo, o el momento de la recepción del compañero de equipo. Impresión que a medida que empezamos a desmenuzar movimientos y jugadas al ritmo de nuestros progresos va acrecentando. Los mates espectaculares con llamaradas, flashes y parafernalias de todo tipo, dejan paso a un deportista que se eriza, se encoge y suelta el balón antes de reventar la tabla.

Idem para la reproducción de campos y ambientación pública. Como único detalle se podría destacar la impregnación del típico aire que desprenden las canchas de todos los tándems. El color de la grada amarillenta de los Lakers, o el escudo del lobo con una serralada a sus espaldas de los Minnesota. Amén de ello, en contadas ocasiones se mimetizan jugadores con el resto del decorado, aunque no deja de ser un problema producido por la limitación de la paleta de colores y apenas interviene en el apartado que más podría resentirse de ello, la maniobrabilidad. Claro que se podría haber solventado con el uso de una pequeña máscara alrededor del cuerpo.

  m  ú  s  i  c  a

Aunque en todo juego deportivo el apartado músical pasa desapercibido, en la versión 2001 de NBA Jam no, y eso es malo. Temas machacones reminiscentes al hip-hop y hasta pequeñas dosis de techno, pero que en realidad, sufren innecesariamente y se hunden en una reproducción paupérrima y sin mucho sentido. Desordenadas y sin ton ni son, lo que te llevará al menú de opciones y eliminarla para siempre.

  s  o  n  i  d  o   f  x

El botar de la adherente pelota sobre la superfície encerada de la cancha, la gritería desgarbada de un público sin ganas, choques contra el resto de jugadores, y un extraño efecto que recuerda más al crepitar de una lija que una red siendo golpeada violentamene por un balón. Con todo, un desastre de la que sobresale algún que otro destello imprevisto.

  j  u  g  a  b  i  l  i  d  a  d

Acclaim pudo vanagloriarse antaño de haber creado la jugabilidad más perfecta e intuitiva de cuantas han sido utilizadas en un juego de baloncesto. Un control sencillo y pragmático, que tan solo utiliza los dos botones de la consola para llevar a cabo todas las chulerías que Kobe Bryant o Steve Garnett saben efectuar. Si bien es cierto que el escaso paso de cuadros por segundo merma el control de los jugadores, la facilidad de combinación entre los mismos intenta maquillar lo que podría haber sido una decepción catasotrófica.

Mientras tan siquiera has hecho un par de partidos, ya tendrás en la cabeza ese montón de opciones que te quedan por explorar o retocar, a la par que cavilas cual es tu próximo rival de la CPU, o simplemente si vas a jugar con un amigo. ¡Eso es!, echar unas partidas en presencia humana es lo mejor que se le podría haber ocurrido a Acclaim, regocijo y goce de todos los que no tengan rival controlado por la consola. No cabe duda de que el multiplayer alargará casi hasta el infinito la mecha del juego... en realidad no más de lo que soporten las desgastadas pilas de Game Boy.

  c  o  n  c  l  u  s  i  ó  n

Lamentablemente se ha perdido todo el sabor del original. NBA Jam '95 iba destinado a todo tipo de jugadores, sean o no seguidores del deporte más televisado en los Estados Unidos, pero que a su enésimo paso en la portátil de Nintendo ha dejado con igual o más indiferencia a los que se inhiben del espectáculo de altos vuelos que supone un partido de baloncesto. El juego podría haber sido una auténtica joya si Acclaim se hubiera esmerado mucho más en depurar deficiencias demasiado carentes a nivel técnico y mejorado las partituras y recreación musical.

Evidentemente la penúltima obra de DC studios está orientada casi por obligación a los acérrimos seguidores de Shaq Attack y compañia... aunque tampoco hay que ser demasiado optimistas, NBA Pro de Konami tiene una base de datos, que si bien está más desfasada, el relleno deja en evidencia a la última incursión de Jam en la 8 Bits.

6.2

Correcto

No es lo último ni lo más original, tampoco cuenta con la mejor ejecución, pero puede divertir si te gusta el género. Bien, pero mejorable.