The World is not enough (Nintendo 64)

Alonso Moreno

Basado en la película del mismo nombre estrenada el año pasado, el espía más sigiloso y efectivo de su majestad la Reina de Inglaterra va a emprender la misión que le ha sido encomendada esta vez.

El nuevo juego del agente secreto más famoso del mundo está levantando cada vez más expectativas. Ya sabéis cómo era GoldenEye: shoot'em up subjetivo con mucha acción y muchas situaciones que resolver. En este caso, esta entrega se puede considerar como una segunda parte de ese exitoso juego, pero esta vez está desarrollado por Eurocom (junto con EA) en lugar de Rare, ya que la compañía que estuvo detrás del GoldenEye no pudo usar la licencia ya que MGM se la cedió a EA.

Este juego se caracterizará entre otras cosas por la gran cantidad de detalles curiosos que le darán un ambiente más real. Por ejemplo, una detonación nos puede sorprender en mitad de un pasillo de inocente apariencia y hundir parte del suelo de forma espectacular. Y hablando de explosiones, éstas tendrán unos efectos muy curiosos: se desprenden unas ascuas del estallido principal y unas nubes de humo vas ascendiendo así como el polvo se va asentando lentamente. Los escenarios tendrán extintores, carteles de "Prohibido fumar" y "Salida", una piscina, tumbonas, sombrillas... detalles no le van a faltar (a ver si aprenden los de ID Software y le ponen más "adornos" a los Quake).

La inteligencia artificial parece que va a estar bastante cuidada y que va a tener una serie de matices que no se habían visto antes en juegos como Perfect Dark. Estos inteligentes enemigos se refugiarán debajo de algún techo o saliente para evitar sufrir daños como la lluvia de cristales rotos de las ventanas. Las animaciones de los enemigos no han sido menos cuidadas: retroceden balanceándose hacia atrás cuando han sido alcanzados por un impacto o se van cayendo poco a poco hasta que mueren.

Pero para acabar con tanto enemigo nos van a hacer falta unas potentes armas que iremos encontrando, como de costumbre, a lo largo del juego: Wolfram P2K, Raptor, Magnum, Deutsche M45, el Watch Stunner, la D5K, lanzacohetes, accesorios como paralizantes, gafas de visión nocturna y nuestro reloj láser entre otros. En total 40 armas y accesorios. Ahora el momento de la recarga de la munición es mucho más real: parecido a la manera de quitar el cargador gastado y poner uno nuevo que vimos en Perfect Dark.

El modo multijugador será, por supuesto, mucho más avanzado que el de GoldenEye. Personajes como el mismísimo Bond, Elektra, Christmas Jones, Renard y los demás villanos se enfrentarán en un deathmatch que promete ser mejor que el de Perfect Dark (que ya es decir).

Los escenarios serán variados, por supuesto, con persecuciones en la nieve incluidas. Estarán presentes algunas escenas sacadas directamente de la película representadas con los personajes poligonales. Así como los aliados de la película permanecerán, el juego también incluirá nuevos adversarios. Los argumentos estarán bien trabados y seguirán el de la película. No faltarán los puzzles. Todo ello metido en diez mundos con sus respectivos niveles.
Cualquier cosa que se acerque a la acción de GoldenEye y a su forma de juego es de esperar que sea muy bueno, y este TWINE estamos seguros de que no va a ser una excepción. Ya veremos qué pasa cuando probemos la versión final.

007: The World is not enough

Eurocom tiene la difícil misión de enmendar el segundo malogrado trabajo de Pierce Brosnan en la cuarta generación de consolas. Para ello ha creado un motor gráfico de lujo, se ha inventado nuevas opciones multijugador, y lo que es más importante, ha seguido fidedignamente el argumento de "El mundo no es suficiente".

007: The World is not enough