Civilization : Call to power
Civilization : Call to power
  • Plataforma PC 7
  • Género Strategy
  • Lanzamiento 06/05/1999
  • Desarrollador Activision
  • Texto Español
  • Voces Español
  • +3
Carátula de Civilization : Call to power
  • 7

    Meristation

El resurgir de la estrategia por turnos

James Kirk

Los reyes de la estrategia por turnos han sido las dos primeras partes de Civilization. Ahora nos llega otra secuela de la saga, aunque en esta ocasión no cuenta con la dirección de su creador, Sid Meier.

Los reyes de la estrategia por turnos y para muchos de la estrategia en general, han sido las dos primeras partes de Civilization. Ahora nos llega otra secuela de la saga, aunque en esta ocasión no cuenta con la dirección de su creador, Sid Meier. Activisión se ha hecho con los derechos y ha creado un producto que no defrauda las expectativas que hay puestas en un título legendario en la historia de los videojuegos.

Para quien no lo conozca, haría falta demasiado espacio para explicar con profundidad en que consiste un juego llamado Civilization. Resumiendo, se puede decir que comenzando con una o dos unidades, llamadas pioneros (o carretas en la primera parte), debemos crear una ciudad y a partir de ahí crecer hasta formar un imperio. Para ello pasaremos por todas las fases de la historia de la civilización humana. Al principio, habrá que descubrir los rudimentos del conocimiento humano, mediante avances como la fabricación de herramientas de piedra o la agricultura, y llegando a la ingeniería genética, el vuelo espacial y en esta última entrega más allá. Estos adelantos se desarrollan en todos los campos, tanto en ciencia y tecnología, como en cultura economía y política. Usando estos conocimientos tenemos la oportunidad de hacer crecer las ciudades en cantidad y calidad, con la construcción de edificios especializados en su interior y minas y regadíos en su exterior, además de una red de transportes que va mejorando con el paso del tiempo. También iremos creando un ejercito más moderno y poderoso que podemos utilizar para conquistar el mundo o para defendernos mientras nos dedicamos a hacer florecer nuestra economía.

Descripción General:
Cada una de las ciudades origina puntos de oro, que podemos acumular o traducir en ciencia, y de producción que usamos para construir unidades o edificios dedicados a diversos temas, los cuales a su vez aumentan la producción.

El sistema de juego se basa en los turnos. Cada jugador, ya sea humano o controlado por el ordenador, dispone del suyo para mover sus unidades por el mapa para explorar, para atacar o para prepararse ante una guerra inminente.

Todo esto es un esquema muy resumido del funcionamiento del juego. Hay una gran cantidad de ingredientes que lo enriquecen, como el sistema de gobierno que vamos eligiendo, la diplomacia, la felicidad del pueblo, las maravillas del mundo, el alimento de nuestra gente, la carrera espacial, y la contaminación. Lógicamente, el objetivo es ganar, y esto se puede conseguir de tres maneras: conquistando el mundo, llegando al final del juego con la máxima puntuación o llevando a cabo una gran hazaña para la humanidad, que en Call to Power es nada menos que crear un alienígena a partir del ADN obtenido a través de un agujero de gusano.

En Civilization 3 aparecen una serie de elementos nuevos que justifican la existencia de una tercera parte. Para empezar, el juego no acaba necesariamente en nuestros tiempos, se puede llegar hasta el año 3000, y esto implica que la ciencia sigue progresando con todo lo que ella conlleva. La consecuencia directa de esto es que hay dos tipos de ciudades nuevas, las submarinas y las espaciales. Con las primeras podemos explotar hasta el último metro cuadrado del planeta, y las segundas le dan una nueva dimensión al juego, ya que aparece un "segundo piso" en el mapa donde expandirse. Ambos tipos de ciudades tienen sus clases específicas de minas y granjas.

Los nuevos avances científicos, entre los que se encuentran cosas como la gravedad cero o el nano-ensamblaje, proporcionan nuevas armas como el leviatán, nuevos edificios como el centro de incubación, nuevas mejoras en el terreno como los túneles submarinos, nuevas formas de gobierno como la ecotopía y nuevas maravillas del mundo como la entidad IA.

Todo esto implica novedosos modos de hacer la guerra. Además de poder atacar una ciudad desde el espacio con los poderosos bombarderos estelares, la propia guerra espacial y todas las unidades inéditas, lo realmente original reside en las amplias posibilidades de guerra no convencional. La ciber-ninja es el no va más en espionaje, los abogados pueden paralizar la producción de una ciudad enemiga, el infectante y el ecoterrorista recurren a la guerra biológica y química, el telepredicador y el anuncio subneuronal utilizan tácticas psicológicas. Resulta especialmente graciosa la franquicia, que es un tipo sentado en una mesa y que podemos mover por el mapa para explotar económicamente a las otras civilizaciones. El guardián ecológico es el arma definitiva que borra del mapa una ciudad y devuelve al suelo su aspecto original, es más potente que la bomba nuclear y además no contamina.

Otra innovación son las obras públicas. Ahora los pioneros sólo se utilizan para crear ciudades y las mejoras en el terreno, en el mar en el espacio y en la tierra, se consiguen asignando un porcentaje elegido por nosotros de los puntos globales de producción a las obras públicas, que después usaremos cuando y como queramos para cambiar el entorno. También sirven para limpiar el terreno cuando hay contaminación, aunque el agujero de ozono y el crecimiento de la masa marítima tienen peor remedio.

La imprescindible posibilidad de jugar en red no podía faltar. Sólo he tenido oportunidad de probar el juego por Internet. Desde el propio menú principal se accede a una larga lista de servidores, en la que se ve el número de usuarios conectados a cada uno. Lo cierto es que siempre he encontrado a alguien dispuesto a jugar inmediatamente. Dentro cada servidor aparecen las partidas en juego y las que aun no han empezado. A las primeras podemos entrar si tienen activada la opción de permitir nuevos jugadores, y a las segundas podemos acceder y entrar en la pantalla de configuración, con un chat para hablar con los demás jugadores antes de la partida (casi siempre en inglés, esperemos que se difunda más por la comunidad hispana). También disponemos de la posibilidad de crear una partida nueva. El problema es que las partidas suelen ser muy largas. Se puede configurar de manera que se comience con muchos puntos iniciales y mucho oro o elegir mapas pequeños, pero solo el creador de la partida lo decide y al parecer los yankees no tienen muchos problemas con el recibo del teléfono

En resumen, creo que Call to Power es imprescindible para quien sea aficionado a la estrategia y no haya jugado nunca a un juego de Civilization y altamente recomendable para quien ya sea experto en este título.

Audio/Vídeo:
Los gráficos están en SVGA y aceptan una resolución de hasta 1024 x 768. Las unidades están animadas y se las observa deambular por el mapa de manera suave. También hay muchas otras animaciones, sobre todo en combate. Se dispone de varios niveles de Zoom que nos permiten observar las zonas con detalle u obtener una visión más general del mapa. En las batallas aparece una pantalla en la que se observa la evolución del enfrentamiento al detalle. Esto no aporta mucho, pero resulta divertido al principio. De todos modos se puede desactivar. Se pueden elegir resoluciones más bajas y eliminar las animaciones para ordenadores más lentos.

Cada vez que construimos una maravilla aparece un vídeo en formato AVI bastante curioso en el que se nos explica rápidamente la utilidad de cada una.

El sonido no representa una parte muy importante del juego, no obstante las unidades humanas hablan algo y las máquinas de guerra hacen ruido al moverse. En las batallas se oyen disparos, explosiones y gritos de dolor.

La música viene en forma de pistas de audio en el CD. Los 10 temas se repiten de manera cíclica o aleatoria, según elijamos, y no llegan a aburrir en ningún momento, dado que están muy bien pensados como música de fondo.
 

Guión
La historia de la humanidad es un poco larga para contarla aquí.
 
Estrategia y trucos:
Lo primero es ponerse con el tutorial. No es muy largo y resultará muy útil para los jugadores nuevos de Civilization. Los veteranos tendrán la oportunidad de aprender lo poco nuevo que hay en cuanto a manejo del juego.

También existe un modo trampa que se puede activar en cualquier momento y puede servir para entrenar al principio. Esta opción no está disponible en modo multijugador por razones evidentes.

En cuanto a la estrategia aconsejable, se podría escribir un libro con las tácticas a emplear en Civilization. Lo que está claro es que no hay una sola manera de afrontar el juego. Depende de cómo queramos ganarlo y de los gustos personales de cada uno.

Una manera bastante efectiva de empezar puede ser, al principio, buscar un río (suele haber uno cerca), y construir la capital. Después hay que defenderla y para ello hay que construir la primera unidad defensiva, una falange. A continuación se crea otro pionero o incluso dos, para hacer más ciudades. El siguiente paso vital es construir el granero para crecer al doble de velocidad y el mercado para tener más oro. Esto hay que repetirlo con todas las ciudades, más pioneros y más ciudades hasta tener unas 10 o 12. Después se puede ir más despacio en este aspecto. Mientras, se hacen granjas en las planicies y llanuras, minas en las montañas y redes en el mar, siempre de manera equilibrada, es mejor tener varias ciudades medias que una muy poblada y las demás semidesiertas.

Conviene llevarse bien con las civilizaciones que vayamos encontrando al principio, para crecer con tranquilidad. Ya habrá tiempo de conquistarlas si lo creemos conveniente más adelante. Para ello viene bien regalarles un poco de oro de vez en cuando o compartir los mapas, pero nunca hay que obsequiarles conocimientos científicos, ni siquiera intercambiarlos, ya que la ciencia es la clave del juego. Hay que destinar todo el oro posible a investigar desde el turno 1. La supremacía científica es la clave del éxito, aunque lógicamente también habrá que cultivar alimentos y disponer de puntos de producción, por tanto no conviene maximizar la obtención de oro ya que hay que crecer en todos los sentidos, pero sí utilizar todo lo disponible y en el porcentaje máximo permitido para más y más ciencia.

En cuanto a tipos de gobierno, creo que lo mejor es optar por la monarquía en cuanto la descubramos, después por la república y a partir de ahí ya depende de los objetivos que tengamos.

Estos trucos o consejos son los que había disponibles el 21/06/99 Si no encuentras lo que buscas, pasa por la sección de TRUCOS.

Jugabilidad:
Se puede hacer todo con el ratón de manera bastante efectiva, mediante menús y pulsando en el mapa, aunque creo que es más ágil usar el teclado para manejar las unidades. En este sentido no tiene ningún problema, pero lo cierto es que sí puede tenerlo al principio el juego en sí para quien no conozca los anteriores títulos de la saga, dada la gran cantidad de opciones de que dispone. Por eso resultará especialmente útil el tutorial para familiarizarse con el manejo y los fundamentos.
 

Comparándolo con...:
No creo que haya ningún rival para Call to Power en el mundo cada vez más olvidado de la estrategia por turnos. Solo se puede comparar con los anteriores títulos del mismo nombre.

Habrá que esperar el Alpha Centauri de Sid Meier, el creador de la saga Civilization, para ver si sigue siendo el genio que ha sido y consigue superarse a sí mismo.
 
Prácticamente todo. Es un juego largo que permite múltiples partidas con distintos niveles de dificultad, distintos tamaños de mapa y mundos configurables. Jugando solo puede dar de sí una infinidad. Por no hablar del juego en red o por Internet, que hace que los minutos se conviertan en segundos mientras estamos en ello, aunque desgraciadamente en el recibo de teléfono los minutos se convierten es horas.

Voces textos y manual en castellano. Proein no suele defraudar en este aspecto (lástima del Fallout 2)

Enlaces o Links:
http://www4.activision.com/games/civilization/

Esta es la página oficial del juego. Parece que se trata del juego estrella de Activision en este momento, ya que ocupa casi toda la portada del menú principal de la marca. Se actualiza a menudo con noticias. Entre ellas, una cuenta que Call to Power ha sido el juego más vendido en EEUU durante abril. También encontramos mapas descargables, el editor que ya he mencionado y alguna otra cosa interesante.
 
Manual:
Es de 100 páginas y explica todo bastante bien. Además está excelentemente complementado con La Biblioteca, una base de datos sencilla y amena que nos informa de lo que queramos en cualquier momento del juego. También viene con un póster con las unidades, edificios y adelantos científicos.
 
Equipo necesario:
Versión americana de Windows 95/98/NT (no sé a que se refiere con esto, pero os puedo asegurar que la mía está en español y funciona perfectamente, supongo que será incompatible con versiones japonesas y cosas así), ordenador 100 % compatible con Windows 95/98/NT, Pentium 133, 32 MB de RAM, 320 MB libres en el disco duro más 80 MB para el fichero de intercambios, tarjeta gráfica de color de alta densidad de 16 bits con un mínimo de 1 MB de RAM, CD ROM 4x, DIRECT X 6 (incluido con el juego), Tarjeta de sonido y controladores compatibles con Windows 95/98/NT.

Soporta Internet (TCP/IP) y LAN (IPX y TCP/IP). Jugar por Internet requiere un módem compatible con Windows 95/98/NT de 28.8 Kbps

Requisitos adicionales para WINDOWS NT: Pentium 166, 64 MB de RAM, Service Pack 3
 
NOTA: Inicialmente este juego tenía una nota de 9, pero tras hacer un análisis más profundo se ha rebajado a un 7 para estar más de acuerdo con lo que el título realmente ofrece.

LO MEJOR

  • Voces textos y manual en castellano. Proein no suele defraudar en este aspecto (lástima del Fallout 2)
  • Prácticamente todo. Es un juego largo que permite múltiples partidas con distintos niveles de dificultad, distintos tamaños de mapa y mundos configurables. Jugando solo puede dar de sí una infinidad. Por no hablar del juego en red o por Internet, que hace que los minutos se conviertan en segundos mientras estamos en ello, aunque desgraciadamente en el recibo de teléfono los minutos se convierten es horas.

LO PEOR

  • La razón fundamental por la que no he puntuado con 10 a Civilization, Call to Power es que existen Civilization 1 y 2. Aunque en estos tiempos en que la originalidad brilla por su ausencia y los títulos de estrategia en tiempo real siguen siendo, salvo honrosas excepciones, clónicos de aquel gran Dune 2, no es poco que se coja una idea ya usada y se lleve al máximo. Precisamente a los fanáticos de la ETR les puede parecer un poco lento el juego al principio, en que da la impresión de que pasa el tiempo y no ocurre nada, y en fases más avanzadas cuando se observan los movimientos de los contrarios sin poder intervenir, aunque si se juega contra la máquina esto se puede desactivar.Por ponerle otra pega, se puede añadir que el juego se para durante aproximadamente un segundo cuando se cambia de pista musical en el CD.También hay que reseñar que la opción de editar el juego (no la configuración del mundo inicial que se hace con el ratón en un momento) viene muy poco desarrollada. Se trata de cambiar unos archivos de texto y resulta más que engorroso. Parece que en Activision han sabido arreglarlo rápidamente y en su página web hay un editor de mapas de 1.6 MB que podemos bajarnos. También existe un parche muy reciente que resuelve algunos problemas que yo no he experimentado y añade algunos elementos al juego. Por desgracia ni uno ni otro es aplicable a la versión en castellano. Mientras tanto, en la página de la distribuidora, Proein, nos hablan del editor pero no aparece por ninguna parte (al menos yo no he sido capaz de encontrarlo). Un 10 para Proein por la excelente traducción, un 0 por la ausencia del editor. Espero que me hagan tragarme mis palabras y estén dedicados a adaptarlo a la versión en castellano. El parche es del día 19 de Mayo, todavía no han podido tener tiempo de adecuarlo.
7

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.