Mission: Impossible (Nintendo 64)

Yoshio

Tras un calvario seguido de otro en el proceso de desarrollo, Ethan y compañía llegan a N64 en un juego fiel a la película y cargado de aventura y acción.

La misión más imposible de todos los tiempos está a punto de aparecer en Nintendo 64, por muy imposible que parezca. Tras varios saltos de compañía en compañía, el próximo crack de Nintendo 64 aparece en el horizonte de los lanzamientos españoles.
Aunque no lo parezca, el juego tiene su historia, y es que ha estado pasando de mano en mano desde el momento de su creación. El primer grupo de programación estaba intentando hacer el imposible con el juego, dándole unas características insoñables para una Nintendo 64. Por desgracia, el poco esfuerzo de este grupo provocó el traspaso del proyecto a uno de Infogrames en Europa, donde comenzó a tomar forma, y del que salieron las primeras imágenes del juego. La primera toma de contacto con el juego coincidió con la salida al mercado de Goldeneye 007 (Rareware) y en Infogrames se propusieron superar a ese gran título. Pero, ¿qué nos ofrece este juego que no nos haya ofrecido ya Goldeneye 007?

Comencemos con las presentaciones. Tomas el control de Ethan Hunt, del IMF (Impossible Mission Force), aunque ayudando a Ethan están los agentes del IMF: Jim Phelps (el líder), John Clutter (especialista técnico), Sarah Davies (experta en contra-espionaje), Candice Parker (experta en criptología) y Jack Kiefer (el maestro del escape). Cada uno de estos personajes cumple un papel primordial en las misiones, y llegarás a controlar alguno de ellos en puntos clave, pero en muy pocos.

La longitud del juego viene marcada por sus cinco complejas misiones, que albergan un total de 20 niveles. Estas misiones están amenizadas con todo el arsenal que un título M:I puede prometer: pistolas de todo tipo (Uzi, 9mm, 7'6mm con silenciador...), minas, escáners, gafas de visión nocturna, polvos vomitivos, "creadores de rostros", y un largo etcétera. Pero todo esto no sería nada si no habláramos del gran ropero de Ethan, y es que los tiene para todas las ocasiones (en plan James Bond): trajes polares, smoking para las reuniones del embajador (del F. Rocher), etc. No te podrás quejar de del tamaño del inventario del protagonista...

¿Cómo es gráficamente? Pues en la actualidad poco se sabe de su calidad gráfica. Sólo se sabe acerca de cómo va a parecer. Y es que Infogrames todavía no se ha decidido a ofrecer imágenes extraídas de la versión N64. Todas son renderizaciones de Silicon Graphics. El aspecto que ofrecen estas renderizaciones es genial, con escenarios detallados, personajes muy bien definidos (aunque algo cuadradetes). Pero eso sí, los que ya han visto el juego en movimiento se han quejado de que la animación de los personajes es torpe e irreal, y que en ocasiones (en las que hay muchos enemigos) el framerate se pone por los suelos, y comienza a ralentizarse la animación. Los chicos encargados de la programación se han apresurado en confirmar que la versión final del juego tendrá un framerate decente y que se intentará mejorar la fluidez de los personajes. Si te digo la verdad, hay algunas imágenes en las que no podrías distinguir si son renderizaciones o imágenes de N64.

Pero, deja volar tu imaginación y piensa que ya estás jugando. El juego al que te estás enfrentando tiene poca relación con el perfecto Goldeneye 007, y es que su planteamiento es más de raciocinio que de fuerza bruta. Por ejemplo, si hay muchos guardias, en vez de disparar (con el consecuente peligro que eso conlleva) puedes golpear a un guardia y asumir su personalidad... ¡Sí! como lo has oído. Con ciertos personajes podrás hacer que tu cara y vestimenta se asemeje a las de ellos, y así pasar desapercibido delante del enemigo. Original, ¿eh?

En las fases tendrás que investigar y solucionar problemas que te surgirán conforme las completas. Tendrás que encontrar objetos que sólo aparecen cuando hablas con alguien especial, y similar. Por eso, la estrategia es fundamental en este juego.

La acción es seguida por una cámara de perspectiva aérea para cuando te mueves y por una cámara en primera persona cuando disparas. Las situaciones de disparos son poco frecuentes, así que esta vista no será muy utilizada. Por otra parte, esta última vista es la más impresionante, y con la que también puedes desplazarte (si no tienes seleccionada un arma). Las cámaras son activadas mediante el botón R. El juego utiliza gran parte de los botones del mando N64. Cada uno con su función correspondiente: B (inventario), stick (mirilla de pistola), Z (disparo), pad (mover cámara), etc. Y las acciones del personaje van desde agacharse, hablar, saltar o abrir puertas (esta última es obvia, pero acertada).

Casi un año después de que aparecieran las primeras imágenes, Infogrames ha anunciado que el juego está muy avanzado en su desarrollo y que tiene un lanzamiento previsto para comienzos del verano en EE.UU. y un posterior lanzamiento en todo el mundo (Europa, Australia, etc.).

Como conclusión, tengo que decir que estamos ante uno de los juegos que seguro será superventas estas Navidades y que nos hace pensar que el futuro de Nintendo 64, lejos de ser incierto, nos propone joyas del calibre de este Mission: Impossible. Ethan, te esperamos con impaciencia...

Mission: Impossible

Tras un calvario seguido de otro en el proceso de desarrollo, Ethan y compañía llegan a N64 en un juego fiel a la película y cargado de aventura y acción.
Mission: Impossible