NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

LUCHA LIBRE

Una pelea con aceite de oliva con más de 650 años de historia

1 / 27

Los luchadores turcos pelean durante el 661º torneo anual de lucha libre de aceite de oliva de Kirkpinar en Sarayici, cerca de Edirne, en el oeste de Turquía. En Kirkpinar, los concursantes, desnudos hasta la cintura, están empapados en aceite de oliva de pies a cabeza y visten pantalones de cuero especialmente diseñados. Los combates uno contra uno que se organizan cada verano se parecen mucho a los primeros que se celebraron hace casi 650 años. Tres toneladas de aceite de oliva se utilizan cada año para la ocasión.

Foto:OZAN KOSEAFP

Los luchadores turcos pelean durante el 661º torneo anual de lucha libre de aceite de oliva de Kirkpinar en Sarayici, cerca de Edirne, en el oeste de Turquía. En Kirkpinar, los concursantes, desnudos hasta la cintura, están empapados en aceite de oliva de pies a cabeza y visten pantalones de cuero especialmente diseñados. Los combates uno contra uno que se organizan cada verano se parecen mucho a los primeros que se celebraron hace casi 650 años. Tres toneladas de aceite de oliva se utilizan cada año para la ocasión.

Foto:OZAN KOSEAFP

Los luchadores turcos pelean durante el 661º torneo anual de lucha libre de aceite de oliva de Kirkpinar en Sarayici, cerca de Edirne, en el oeste de Turquía. En Kirkpinar, los concursantes, desnudos hasta la cintura, están empapados en aceite de oliva de pies a cabeza y visten pantalones de cuero especialmente diseñados. Los combates uno contra uno que se organizan cada verano se parecen mucho a los primeros que se celebraron hace casi 650 años. Tres toneladas de aceite de oliva se utilizan cada año para la ocasión.

Foto:OZAN KOSEAFP

Los luchadores turcos pelean durante el 661º torneo anual de lucha libre de aceite de oliva de Kirkpinar en Sarayici, cerca de Edirne, en el oeste de Turquía. En Kirkpinar, los concursantes, desnudos hasta la cintura, están empapados en aceite de oliva de pies a cabeza y visten pantalones de cuero especialmente diseñados. Los combates uno contra uno que se organizan cada verano se parecen mucho a los primeros que se celebraron hace casi 650 años. Tres toneladas de aceite de oliva se utilizan cada año para la ocasión.

Foto:OZAN KOSEAFP

Los luchadores turcos pelean durante el 661º torneo anual de lucha libre de aceite de oliva de Kirkpinar en Sarayici, cerca de Edirne, en el oeste de Turquía. En Kirkpinar, los concursantes, desnudos hasta la cintura, están empapados en aceite de oliva de pies a cabeza y visten pantalones de cuero especialmente diseñados. Los combates uno contra uno que se organizan cada verano se parecen mucho a los primeros que se celebraron hace casi 650 años. Tres toneladas de aceite de oliva se utilizan cada año para la ocasión.

Foto:OZAN KOSEAFP

Los luchadores turcos pelean durante el 661º torneo anual de lucha libre de aceite de oliva de Kirkpinar en Sarayici, cerca de Edirne, en el oeste de Turquía. En Kirkpinar, los concursantes, desnudos hasta la cintura, están empapados en aceite de oliva de pies a cabeza y visten pantalones de cuero especialmente diseñados. Los combates uno contra uno que se organizan cada verano se parecen mucho a los primeros que se celebraron hace casi 650 años. Tres toneladas de aceite de oliva se utilizan cada año para la ocasión.

Foto:OZAN KOSEAFP

Los luchadores turcos pelean durante el 661º torneo anual de lucha libre de aceite de oliva de Kirkpinar en Sarayici, cerca de Edirne, en el oeste de Turquía. En Kirkpinar, los concursantes, desnudos hasta la cintura, están empapados en aceite de oliva de pies a cabeza y visten pantalones de cuero especialmente diseñados. Los combates uno contra uno que se organizan cada verano se parecen mucho a los primeros que se celebraron hace casi 650 años. Tres toneladas de aceite de oliva se utilizan cada año para la ocasión.

Foto:OZAN KOSEAFP

Los luchadores turcos pelean durante el 661º torneo anual de lucha libre de aceite de oliva de Kirkpinar en Sarayici, cerca de Edirne, en el oeste de Turquía. En Kirkpinar, los concursantes, desnudos hasta la cintura, están empapados en aceite de oliva de pies a cabeza y visten pantalones de cuero especialmente diseñados. Los combates uno contra uno que se organizan cada verano se parecen mucho a los primeros que se celebraron hace casi 650 años. Tres toneladas de aceite de oliva se utilizan cada año para la ocasión.

Foto:OZAN KOSEAFP

Los luchadores turcos pelean durante el 661º torneo anual de lucha libre de aceite de oliva de Kirkpinar en Sarayici, cerca de Edirne, en el oeste de Turquía. En Kirkpinar, los concursantes, desnudos hasta la cintura, están empapados en aceite de oliva de pies a cabeza y visten pantalones de cuero especialmente diseñados. Los combates uno contra uno que se organizan cada verano se parecen mucho a los primeros que se celebraron hace casi 650 años. Tres toneladas de aceite de oliva se utilizan cada año para la ocasión.

Foto:OZAN KOSEAFP

Los luchadores turcos pelean durante el 661º torneo anual de lucha libre de aceite de oliva de Kirkpinar en Sarayici, cerca de Edirne, en el oeste de Turquía. En Kirkpinar, los concursantes, desnudos hasta la cintura, están empapados en aceite de oliva de pies a cabeza y visten pantalones de cuero especialmente diseñados. Los combates uno contra uno que se organizan cada verano se parecen mucho a los primeros que se celebraron hace casi 650 años. Tres toneladas de aceite de oliva se utilizan cada año para la ocasión.

Foto:OZAN KOSEAFP

Los luchadores turcos pelean durante el 661º torneo anual de lucha libre de aceite de oliva de Kirkpinar en Sarayici, cerca de Edirne, en el oeste de Turquía. En Kirkpinar, los concursantes, desnudos hasta la cintura, están empapados en aceite de oliva de pies a cabeza y visten pantalones de cuero especialmente diseñados. Los combates uno contra uno que se organizan cada verano se parecen mucho a los primeros que se celebraron hace casi 650 años. Tres toneladas de aceite de oliva se utilizan cada año para la ocasión.

Foto:OZAN KOSEAFP

Los luchadores turcos pelean durante el 661º torneo anual de lucha libre de aceite de oliva de Kirkpinar en Sarayici, cerca de Edirne, en el oeste de Turquía. En Kirkpinar, los concursantes, desnudos hasta la cintura, están empapados en aceite de oliva de pies a cabeza y visten pantalones de cuero especialmente diseñados. Los combates uno contra uno que se organizan cada verano se parecen mucho a los primeros que se celebraron hace casi 650 años. Tres toneladas de aceite de oliva se utilizan cada año para la ocasión.

Foto:OZAN KOSEAFP

Los luchadores turcos pelean durante el 661º torneo anual de lucha libre de aceite de oliva de Kirkpinar en Sarayici, cerca de Edirne, en el oeste de Turquía. En Kirkpinar, los concursantes, desnudos hasta la cintura, están empapados en aceite de oliva de pies a cabeza y visten pantalones de cuero especialmente diseñados. Los combates uno contra uno que se organizan cada verano se parecen mucho a los primeros que se celebraron hace casi 650 años. Tres toneladas de aceite de oliva se utilizan cada año para la ocasión.

Foto:OZAN KOSEAFP

Los luchadores turcos pelean durante el 661º torneo anual de lucha libre de aceite de oliva de Kirkpinar en Sarayici, cerca de Edirne, en el oeste de Turquía. En Kirkpinar, los concursantes, desnudos hasta la cintura, están empapados en aceite de oliva de pies a cabeza y visten pantalones de cuero especialmente diseñados. Los combates uno contra uno que se organizan cada verano se parecen mucho a los primeros que se celebraron hace casi 650 años. Tres toneladas de aceite de oliva se utilizan cada año para la ocasión.

Foto:OZAN KOSEAFP

Los luchadores turcos pelean durante el 661º torneo anual de lucha libre de aceite de oliva de Kirkpinar en Sarayici, cerca de Edirne, en el oeste de Turquía. En Kirkpinar, los concursantes, desnudos hasta la cintura, están empapados en aceite de oliva de pies a cabeza y visten pantalones de cuero especialmente diseñados. Los combates uno contra uno que se organizan cada verano se parecen mucho a los primeros que se celebraron hace casi 650 años. Tres toneladas de aceite de oliva se utilizan cada año para la ocasión.

Foto:OZAN KOSEAFP

Los luchadores turcos pelean durante el 661º torneo anual de lucha libre de aceite de oliva de Kirkpinar en Sarayici, cerca de Edirne, en el oeste de Turquía. En Kirkpinar, los concursantes, desnudos hasta la cintura, están empapados en aceite de oliva de pies a cabeza y visten pantalones de cuero especialmente diseñados. Los combates uno contra uno que se organizan cada verano se parecen mucho a los primeros que se celebraron hace casi 650 años. Tres toneladas de aceite de oliva se utilizan cada año para la ocasión.

Foto:OZAN KOSEAFP

Los luchadores turcos pelean durante el 661º torneo anual de lucha libre de aceite de oliva de Kirkpinar en Sarayici, cerca de Edirne, en el oeste de Turquía. En Kirkpinar, los concursantes, desnudos hasta la cintura, están empapados en aceite de oliva de pies a cabeza y visten pantalones de cuero especialmente diseñados. Los combates uno contra uno que se organizan cada verano se parecen mucho a los primeros que se celebraron hace casi 650 años. Tres toneladas de aceite de oliva se utilizan cada año para la ocasión.

Foto:OZAN KOSEAFP

Los luchadores turcos pelean durante el 661º torneo anual de lucha libre de aceite de oliva de Kirkpinar en Sarayici, cerca de Edirne, en el oeste de Turquía. En Kirkpinar, los concursantes, desnudos hasta la cintura, están empapados en aceite de oliva de pies a cabeza y visten pantalones de cuero especialmente diseñados. Los combates uno contra uno que se organizan cada verano se parecen mucho a los primeros que se celebraron hace casi 650 años. Tres toneladas de aceite de oliva se utilizan cada año para la ocasión.

Foto:OZAN KOSEAFP

Los luchadores turcos pelean durante el 661º torneo anual de lucha libre de aceite de oliva de Kirkpinar en Sarayici, cerca de Edirne, en el oeste de Turquía. En Kirkpinar, los concursantes, desnudos hasta la cintura, están empapados en aceite de oliva de pies a cabeza y visten pantalones de cuero especialmente diseñados. Los combates uno contra uno que se organizan cada verano se parecen mucho a los primeros que se celebraron hace casi 650 años. Tres toneladas de aceite de oliva se utilizan cada año para la ocasión.

Foto:OZAN KOSEAFP

Los luchadores turcos pelean durante el 661º torneo anual de lucha libre de aceite de oliva de Kirkpinar en Sarayici, cerca de Edirne, en el oeste de Turquía. En Kirkpinar, los concursantes, desnudos hasta la cintura, están empapados en aceite de oliva de pies a cabeza y visten pantalones de cuero especialmente diseñados. Los combates uno contra uno que se organizan cada verano se parecen mucho a los primeros que se celebraron hace casi 650 años. Tres toneladas de aceite de oliva se utilizan cada año para la ocasión.

Foto:OZAN KOSEAFP

Los luchadores turcos pelean durante el 661º torneo anual de lucha libre de aceite de oliva de Kirkpinar en Sarayici, cerca de Edirne, en el oeste de Turquía. En Kirkpinar, los concursantes, desnudos hasta la cintura, están empapados en aceite de oliva de pies a cabeza y visten pantalones de cuero especialmente diseñados. Los combates uno contra uno que se organizan cada verano se parecen mucho a los primeros que se celebraron hace casi 650 años. Tres toneladas de aceite de oliva se utilizan cada año para la ocasión.

Foto:OZAN KOSEAFP

Los luchadores turcos pelean durante el 661º torneo anual de lucha libre de aceite de oliva de Kirkpinar en Sarayici, cerca de Edirne, en el oeste de Turquía. En Kirkpinar, los concursantes, desnudos hasta la cintura, están empapados en aceite de oliva de pies a cabeza y visten pantalones de cuero especialmente diseñados. Los combates uno contra uno que se organizan cada verano se parecen mucho a los primeros que se celebraron hace casi 650 años. Tres toneladas de aceite de oliva se utilizan cada año para la ocasión.

Foto:OZAN KOSEAFP

Los luchadores turcos pelean durante el 661º torneo anual de lucha libre de aceite de oliva de Kirkpinar en Sarayici, cerca de Edirne, en el oeste de Turquía. En Kirkpinar, los concursantes, desnudos hasta la cintura, están empapados en aceite de oliva de pies a cabeza y visten pantalones de cuero especialmente diseñados. Los combates uno contra uno que se organizan cada verano se parecen mucho a los primeros que se celebraron hace casi 650 años. Tres toneladas de aceite de oliva se utilizan cada año para la ocasión.

Foto:OZAN KOSEAFP

Los luchadores turcos pelean durante el 661º torneo anual de lucha libre de aceite de oliva de Kirkpinar en Sarayici, cerca de Edirne, en el oeste de Turquía. En Kirkpinar, los concursantes, desnudos hasta la cintura, están empapados en aceite de oliva de pies a cabeza y visten pantalones de cuero especialmente diseñados. Los combates uno contra uno que se organizan cada verano se parecen mucho a los primeros que se celebraron hace casi 650 años. Tres toneladas de aceite de oliva se utilizan cada año para la ocasión.

Foto:OZAN KOSEAFP

Los luchadores turcos pelean durante el 661º torneo anual de lucha libre de aceite de oliva de Kirkpinar en Sarayici, cerca de Edirne, en el oeste de Turquía. En Kirkpinar, los concursantes, desnudos hasta la cintura, están empapados en aceite de oliva de pies a cabeza y visten pantalones de cuero especialmente diseñados. Los combates uno contra uno que se organizan cada verano se parecen mucho a los primeros que se celebraron hace casi 650 años. Tres toneladas de aceite de oliva se utilizan cada año para la ocasión.

Foto:OZAN KOSEAFP

Los luchadores turcos pelean durante el 661º torneo anual de lucha libre de aceite de oliva de Kirkpinar en Sarayici, cerca de Edirne, en el oeste de Turquía. En Kirkpinar, los concursantes, desnudos hasta la cintura, están empapados en aceite de oliva de pies a cabeza y visten pantalones de cuero especialmente diseñados. Los combates uno contra uno que se organizan cada verano se parecen mucho a los primeros que se celebraron hace casi 650 años. Tres toneladas de aceite de oliva se utilizan cada año para la ocasión.

Foto:OZAN KOSEAFP

Los luchadores turcos pelean durante el 661º torneo anual de lucha libre de aceite de oliva de Kirkpinar en Sarayici, cerca de Edirne, en el oeste de Turquía. En Kirkpinar, los concursantes, desnudos hasta la cintura, están empapados en aceite de oliva de pies a cabeza y visten pantalones de cuero especialmente diseñados. Los combates uno contra uno que se organizan cada verano se parecen mucho a los primeros que se celebraron hace casi 650 años. Tres toneladas de aceite de oliva se utilizan cada año para la ocasión.

Foto:OZAN KOSEAFP