ATLETISMO

El nuevo Carl Lewis

Matthew Boling (21 años) es el único atleta en la historia, tras el 'Hijo del Viento', que baja de 10 segundos en el 100, de 20 en el 200 y salta más de 8 metros en longitud.

0
El nuevo Carl Lewis

"¿Me pones un menú Matthew Boling?". En muchos Dunkin' Donuts de EE UU los consumidores degustan un café helado con espuma de caramelo salado, un wrap de clara de huevo sin queso y un donut con golosinas glaseadas para soñar con correr y saltar como uno de los futuros fenómenos del atletismo mundial. La famosa marca ha firmado un contrato de patrocinio por primera vez con un universitario y deportista NCAA y ha elegido al estudiante Georgia junto a la jugadora de baloncesto de North Carolina Deja Kelly.

Boling (20 de junio del 2000) es un portento atlético de 188 centímetros y 78 kilos que desde este fin de semana ha emulado un hito únicamente alcanzado antes por Carl Lewis. El 'relámpago blanco' es el segundo atleta en toda la historia que ha bajado de los 10 segundos en los 100 metros (9.98), de los 20 en los 200 y ha volado por encima de los 8 metros en salto de longitud. Boling tiene 9.98 en 100, 19.92 en 200 (conseguidos el pasado fin de semana en Atlanta) y 8,25 en longitud; mientras el 'Hijo del Viento' se retiró con 9.86 en el hectómetro, 19.75 en el doble hectómetro y 8,87 en el salto horizontal.

Hijo de un abogado del sector energético (Mark) y de una triatleta aficionada (Monique), y con un hermano gemelo (Michael), Matthew nació y creció en Houston (Texas) asistiendo a la escuela bautista River Oaks para pasar a la Strake Jesuit College Preparatory donde su hermano se graduó con la mejor nota de la promoción. Curiosamente, Boling empezó practicando salto de altura (2 metros es su marca personal con 15 años) y 400 metros hasta que un día le dijo a su entrenador que le gustaría probar los 100 metros... Con 18 años corrió en unos ventosos 9.98 (estudiante de secundaria más rápido de la historia), que años después logró repetir en Florida esta vez con medición de viento legal, y saltó 8,01 revolucionando y copando muchas conversaciones de los entendidos en atletismo en EE UU. Eso le entregó una beca completa en la Universidad de Georgia con la que compite actualmente como uno de los emblemas 'bulldog'.

"Si no eres el número uno no pasa nada, sigue trabajando", asegura este buen jugador de fútbol americano que ganó cuatro medallas de oro en los Campeonatos Panamericanos Sub-20 de 2019: (100, 200, 4×100 y 4×400 (con récords mundiales Sub-20 en ambas carreras de relevos para Estados Unidos. Disciplinado, extremadamente pulcro en el vestir y 'enfermo del orden' (todas sus medallas y ropa deportiva sigue un orden escrupuloso) les dijo a sus padres siendo muy niño que iría a los Juegos Olímpicos... y esa mañana de competición desayunará sus habituales huevos con bacon y tostadas.