GIMNASIA

Néstor Abad: "Llegué a pensar que me estaba muriendo"

El gimnasta español más completo de la última década se recupera en Alcoy "como un jubilado" de una miocarditis que le tiene apartado del deporte

0
Nestor Abad en Alcoy.

Acaba de cumplir 29 años y Néstor Abad, casado y con dos hijos, es el gimnasta más veterano del equipo nacional. Tras disputar la final olímpica del concurso completo en Tokio, mantenía el sueño de llegar a París, pero ahora su objetivo inmediato sólo es uno: "Recuperarme lo antes posible, aunque sé que el año lo tengo perdido, ni Europeo ni Mundial, y son clasificatorios; habrá que confiar en el equipo y verlo por la tele". Lo dice en Alcoy, con su familia, lejos del CAR de Madrid donde estaba entrenándose hasta que llegó el momento en el que no pudo más y por fin los médicos detectaron que sufría una miocarditis.

"El problema es que no daban con lo que tenìa porque la miocarditidis se presenta con otras patologias asociadas que no se daban en mi caso", reconoce Néstor, que ofrece todo lujo de detalles todo un carrusel de malestar físico porque le faltaba el aire, cada vez más acusado, sus idas y venidas por las consultas médicas hasta que un día "pensé que ya me moría", relata: "Estaba en el gimnasio, haciendo estiramientos, y en un momento noté que no podía respirar y que me estaba desmayando".

Antes ya había visto como el proceso se iba acelerado "y los médicos decían que podía ser por ansiedad, luego por la alergía..." Incluso que en los primeros examenes tampoco daban mucho crédito a lo que señalaban las máquinas. "Incidian mucho en la ansiedad, pero no era mi caso; estaba en una etapa muy estable y tranquila tras los Juegos Olímpicos, pero es que toda la analìtica es perfecta", asegura en su retiro.

-¿Y qué vida lleva ahora?

-Hasta que han dado con lo que sufro han pasado tres meses. He dejado Madrid por ahora, porque me pasaba el tiempo descansando, todo el día en la cama. Y ahora a esperar a ver cómo evoluciona. Vamos, hago una vida de jubilado prácticamente.

-¿Es un gimnasta o un exgimnasta?

-Sigo siendo un gimnasta y sueño con recuperarme, pero no voy a hacer locuras porque me he informado y sé que estamos hablando de una enfermedad del corazón y que es grave. Si tengo que dejar de competir sí me veo como entrenadorm siempre cerca de la gimnasia, que es lo que me apasiona.