NATACIÓN

La nadadora ‘trans’ Lia Thomas, más rápida que Ledecky

Después de superar el récord universitario en las 500 yardas de Ziegler, la que fuera plusmarquista mundial, ahora revienta un récord en el último 50 de los 200.

AStv / Alberto Martínez

Cada vez que compite, la prensa especializada en natación estadounidense pone los focos. La actuación de Lia Thomas, la nadadora transgénero que está revolucionando los debates sobre el deporte y sus regulaciones, es noticia por exhibiciones como la de esta semana en la Ivy League, una competición que aúna a las ocho mejores universidades del noroeste del país. Thomas dio dos mordiscos y superó marcas de campeonas olímpicas y plusmarquistas mundiales en edades universitarias.

El último récord demuestra sus capacidades y su fuerza. En los 200 yardas, prueba que ganó con un tiempo de 1:43.12, que no es el mejor de la temporada que posee ella misma, sorprendió con un último 50 que según Swimming World Magazing es el mejor en una carrera de 200 de la historia en campeonatos universitarios, por delante de campeonas olímpicas y estrellas mundiales como Missy Franklin o la propia Katie Ledecky. Thomas completó el último 50 en 25.04, por 26.93 de la nadadora que quedó en segunda posición, Samantha Shelton de Harvar, que hizo 1:45.92. Le sacó casi dos segundos en 50 yardas, una diferencia abismal.

Este título viene acompañado del que consiguió en la primera jornada en las 500 yardas, cuando logró el récord de la piscina y superó a Katie Ziegler, olímpica y plusmarquista mundial de los 1.500 libre hace 15 años. Su tiempo fue de 4:37.32.

La NCAA la puede coronar como campeona estadounidense

Aunque distintas asociaciones, como la que encabeza la ex campeona olímpica Nancy Hogshead-Makar, han intentado que las regulaciones para permitir que transgéneros con un nivel elevado de testosterona participen, USA Swimming ha decidido no aplicar las nuevas regulaciones (que bajan el umbral de diez a cinco) hasta la próxima temporada, por lo que en marzo Lia Thomas competirá en los campeonatos universitarios de la NCAA y podrá proclamarse campeona estadounidense.