BALONMANO | EUROPEO

Los Hispanos disputarán una semifinal por 21ª vez

El balance en esta ronda, entre Europeo, Mundial y Juegos, es de ocho ganadas y doce perdidas. Los Hispanos aspiran a su cuarta final continental seguida.

0
Los Hispanos disputarán una semifinal por 21ª vez
@kolektiffimages RFEB

Los Hispanos han convertido lo extraordinario en rutina. Este viernes, ante Dinamarca (18:00), jugarán unas semifinales de un Europeo por sexta edición consecutiva. En total, será la 21ª vez que España dispute la penúltima ronda de un torneo. Esto es: Europeos, Mundiales y Juegos Olímpicos. Ayer, miércoles, llegaron a Budapest, sede donde se celebrará la fase final, y justo el día en el que se cumplían dos años de la última conquista continental de España con su triunfo en la final del Europeo 2020 ante Croacia. Ahora, aspira a un tercer título consecutivo que solo consiguió Suecia (1998, 2000 y 2002, fecha de su última conquista europea) y, además, sería la cuarta final seguida en el torneo, ya que España perdió la de 2016.

En esta cita de Eslovaquia y Hungría, con un gran cambio generacional y con bajas importantes por problemas físicos (como la de los hermanos Dujshebaev), España volverá a luchar por las medallas y en la cita continental nadie tiene más (ocho), y así será también tras esta edición, ya que la máxima perseguidora, Dinamarca, cuenta con seis. Será la décima semifinal de España en este torneo, habiendo superado seis de ellas (incluida las tres últimas) y las citadas ocho medallas (solo en 2012 se quedó sin metal habiendo llegado a semifinales).

En total, el balance de los Hispanos en las 20 semifinales disputadas a lo largo de su historia es de ocho ganadas y doce perdidas, y tan solo en cuatro de ellas no logró colgarse una medalla (suma 16 en su historia). Cuatro oros, cuatro platas y ocho bronces son todas las preseas que España tiene en su palmarés. Ahora, en Budapest, aspira a una más, y tendrá dos oportunidades para ello: en la final o, en caso de caer este viernes, el domingo en el tercer y cuarto puesto. Una Selección siempre competitiva.