BALONMANO | CAMPEONATO DE EUROPA

Gedeón Guardiola: "Soy el capitán y cuento batallitas"

El alicantino que actúa en el Lempo alemán sucede a Raúl Entrerríos al mando de la Selección, y encuentra que su labor es "arropar a los nuevos"

0
Gedeón Guardiola en ataque.
Recio.

En este Campeonato de Europa masculino en Hungría y Eslovaquia que arranca este jueves estrena capitán en la Selección: Gedeón Guardiola (37 años) sucede a Raúl Entrerríos, y en esta convocatoria es el segundo jugador más veterano (unos meses más joven que Antonio García) de España, y con un historial completo y superlativo: un oro Mundial y dos Europeos, y un bronce Olímpico. El líder durante una década de la defensa española jugando en Alemania, antes en el Rhein Neckar y ahora en elñ Lemgo con su hermano gemelo Isaias. De 2,02 metros, es un pivote total.

-¿Cómo lleva lo de la capitanía?

-Nunca ha sido una meta personal, pero ya no vienen Raúl, Sarmiento, Aginagalde y Morros, y me toca ese rol. Pero mi labor no es singular porque somos todos los veteranos los que ayudamos a que los nuevos y los jóvenes se sientan integrados y cómodos en la Selección. Les explicamos que juntos sufrimos y que somos un bloque. Con las dos concentraciones que hemos tenido creo que todos estamos integrados.

-¿Les cuenta batallitas?

-Pues también, claro que las cuento. A mi me gustaba cuando era joven que los veteranos me contasen las experiencias y vivencias que yo no podía ver en la tele. Son cosas que gustan, y como además tengo la experiencia de jugar en Alemania y ver las cosas desde otros prisma y ellos lo acogen bien,

-Usted parecía de los llamados a dejarlo tras los Juegos.

-Soy muy crítico conmigo mismo, y cuando vea que no aporto a la Selección seré el primero que diga que lo tengo que dejar si antes no me dice el seleccionador que no cuenta conmigo. Pero mientras esté bien como ahora, pues adelante.

-Además, ahora también le utilizan en ataque.

-En el Lemgo incluso juego en ataque y descanso en defensa. Y en la Selección, con Jordi cuando estamos Peciña y yo en el 6-0 pues juego en ataque para evitar un cambio. No soy ni Aginagalde ni Figueras, pero creo que ayudo y en ataque están contentos conmigo.

-Es usted el protagonista del anuncio de la Federación. Tengo la impresión de que están enviando un mensaje subliminal: una España en renovación que se presenta con piel de cordero para enmascar al lobo de campeón de Europa que lleva dentro.

-Pues podría ser una buena interpretación de esa metáfora, aunque de entrada la idea es mostar que somos un equipo, todos juntos, como las manadas de lobos, que van siempre en colaboración. Nosotros vamos con la idea de hacerlo lo mejor posible, y sabemos también que todos quieren ganar al campeón. Pues eso, nosotros a defender nuestro título.

-En el grupo, con la República Checa, Bosnia y Suecia, da la impresión que si derrotan a los suecos se abre el camino a la semifinales.

-Se puede perder un partido, y en el 2018 lo perdimos y fuimos campeones; en 2020 sin embargo no tuvimos derrotas. Pero en fin, es evidente que sumar todos los puntos en la fase inicial te abre muchas posibilidades. Nosotros sabemos que jugamos como un bloque en ataque y defensa y esa es nuestra alternativa a las estrellas e individualidades de otras selecciones.