“Aspiro a valer para algo más que una carrerita y tres saltos”

Premios AS 2021

“Aspiro a valer para algo más que una carrerita y tres saltos”

PREMIOS AS DEL DEPORTE 2021

“Aspiro a valer para algo más que una carrerita y tres saltos”

Ana Peleteiro cierra un fantástico 2021 con el bronce en Tokio, la plata europea indoor, el récord de España (14,87) y dos títulos nacionales. Junto a Yulimar Rojas protagonizó en la final de triple de los Juegos el 'Momento Olímpico' por el que recibe el Premio AS.

Ana Peleteiro (Ribeira, A Coruña, 02/12/1995) transmite verdad, en la distancia corta y volando en los fosos. De un invierno duro pasa a mirar atrás el 2021 y ver un bronce olímpico, una plata europea, dos títulos nacionales y el récord de España (14,87). La mejor saltadora de la historia de nuestro país ha demostrado, a todos y a sí misma, que su máxima de trabajo, trabajo y trabajo, junto a su entrenador Iván Pedroso, es la única vía para alcanzar los éxitos pese al ruido que genera su 'filosofía de vida'. "Gusto mucho o nada por cómo actúo, vivo o lo que digo", reconocía a AS con la medalla de Tokio colgada del cuello. Verla competir es un espectáculo de sensaciones que exprimen su poderío atlético y le convierten en un 'animal' del triple capaz de sacar lo mejor de sí en los momentos más complicados y límites, como el sexto salto del Europeo de Torun o el quinto en Tokio, algo reservado para los grandes elegidos. Ahora el reto son los 15 metros que seguro tiene en sus piernas y que antes ya ha saltado en su cabeza, esa que también ha trabajado duramente.

-¡Cómo cambia todo en unos meses...! De un invierno en el que costaba todo mucho a entrar en el siguiente con un baúl de medallas...

-Acabo supercontenta. Ha sido uno de los mejores años de mi vida que como dices empezó con cambios. Al final cuando quieres llegar más lejos debes salir de tu zona de confort y de lo que estás acostumbrado a hacer. Hacer algo diferente para marcar la diferencia con lo que habías hecho hasta el momento. Yo eso lo tenía claro y no tenía miedo a equivocarme porque confío mucho en Iván (Pedroso, su entrenador). Durante todo el año estuvimos probando cosas nuevas y eso tiene su parte buena y su parte mala porque te cuesta más entrar en acción y encontrarte cómoda con esos cambios, pero cuando te afianzas 'te puedes poner muy peligrosa'. Me costó arrancar, pero luego salió todo sobre ruedas.

Ampliar

OLYMPICS-2020-ATH/W-TRPLJUMP-MEDAL

-Explique cómo de importante es Pedroso en la actual Ana Peleteiro.

-Iván apareció en mi vida hace muchísimos años cuando yo fui campeona del mundo júnior siendo juvenil y en aquel entonces yo no me veía para venir y profesionalizarme tanto aquí en Guadalajara. Cuando volvió a aparecer en 2016 a pesar de que durante esos años entre 2012 y 2016 nos vimos, hablamos y siempre mantuvimos una buena relación, yo estaba entre retirarme o empezar a entrenar con él. No me lo puso fácil porque obviamente llevaba muchos años detrás de mí y recogerme cuando estaba en un estado tan malo físico y mental era un reto para él. Se lo tomó como tal, aceptó y desde entonces empezamos a construir la Ana Peleteiro que soy hoy en día.

Ampliar

Nacional en Getafe.

-"El éxito individual es un trabajo de equipo y sin el trabajo de todos no sale", me dijo con el bronce olímpico colgado del cuello. Imagino que esa 'ayuda externa' ha sido clave para aunarlo con su trabajo, fortaleza mental y talento en el foso.

-Totalmente. Una de las mejores cosas que tengo y por la cual el trabajo está saliendo tan bien es que sé escoger muy bien a mi equipo y a la gente de la que me rodeo. Eso provoca que salgan resultados deportivos, mentales, físicos... muy buenos. Eso concierne a Iván, en lo físico al muy buen equipo de fisioterapeutas y médicos, y en lo psicológico empecé terapia con mi coach Rebeca López. Siempre hablo de ella porque si este año ha habido un cambio que ha provocado que la temporada competitiva haya acabado tan bien fue su irrupción en mi vida. Yo llevaba 2 o 3 años sin ser muy feliz a pesar de que mostrase una cara muy diferente. No acababa de encontrarme y vivía en una crisis de la que me fui dando cuenta poco a poco. No fue para nada fácil, pero si te sabes rodear de gente maravillosa que te quiere ayudar todo sale como debe de salir. Como digo, sé escoger y luego pongo mucho de mi parte en el trabajo que hacemos y eso da sus frutos. Y también quiero resaltar la importancia del papel de mi nutricionista, Roberto, que ha hecho un cambio físico conmigo brutal.

-Además de todos los mencionados está la 'familia' de Guadalajara entre los que que está Yulimar Rojas, oro en Tokio y recordwoman mundial de la misma especialidad. ¿Cómo es el día a día con ella?

-Las dos aprendemos cosas la una de la otra. Así lo pensamos y decimos las dos. Yo soy una persona muy competitiva y ella usa también entrenar conmigo para motivarse cada día y tener aún mejores resultados. Al fin y al cabo la vida es eso. Tener referentes y apoyarte en tus compañeros para mejorar. Este año con el maravilloso grupo que hemos formado Fátima (Diame), Héctor (Santos), Tessy (Ebosele), Alexis (Copello), Yulimar (Rojas) y yo estamos mejor que nunca, hay un ambiente brutal y eso se nota muchísimo a la hora de trabajar. La facilidad con la que estamos consiguiendo las cosas, lo bien que está yendo la temporada y lo bien que pinta la preparación para lo que viene por delante. Todo va sobre ruedas.

"Una de las mejores cosas que tengo y por la cual el trabajo está saliendo tan bien es que sé escoger a mi equipo y a la gente de la que me rodea".

-Precisamente con Yulimar protagonizó ese 'momento olímpico' que premia AS. ¿Qué recuerdos tiene de ese momento?

-Es curioso porque parece que fue ayer y a la vez parece que fue hace 20 años. Caló mucho en la gente porque fue 100% real. Soy una persona que no me gusta vivir del pasado porque eso lo que hace es estancarte aunque lo recuerdo con muchísimo cariño como un momento increíble, brutal, pero ya estoy pensando en repetirlo en el siguiente campeonato y ojalá se intercambien los lugares (se ríe) y así tenemos un poquito para cada una. Es una vivencia maravillosa que siempre voy a recordar y que enseñaré el día de mañana a mis hijos y a mis nietos si es que los tengo.

Ampliar

ATHLETICS-OLY-2020-2021-TOKYO

-¿Le hace ilusión el premio de AS?

-Normalmente a los deportistas nos da pereza ir a recoger premios porque te saca de tu rutina y supone un pequeño sacrificio, aunque a mí me gusta, ponerse los tacones y pasar un rato un poco fuera de tu zona de confort, pero he de decir que cuando era más joven recibí muchos premios y no los supe valorar. Por eso a día de hoy recibir me provoca mucha ilusión porque me costó mucho volver a estar en el estatus de que te reconozcan y te consideren merecedora de ser premiada por algo. Bien sea por tus resultados deportivos o los valores que dejas en la pista. Por eso este año está siendo muy gratificante. Los reconocimientos son consecuencia de ese trabajo que llevo haciendo y también un ejemplo de que has podido triunfar, te has podido hundir pero que si te sabes rodear de la gente idónea puedes reflotar el barco. Mi caso es un ejemplo de ello. Cuando me dan un premio no solo por los resultados sino por los valores y el legado que dejo en la pista aún me gusta más y este Premio AS, que reúne ambas cosas, me hace muchísima ilusión.

Ampliar

ATHLETICS-OLY-2020-2021-TOKYO

-Además de estrella del deporte es un personaje mediático y eso provoca mucho ruido en redes sociales. ¿Cómo lleva las polémicas y a los haters?

-Lo que se ve es la realidad. Me importa muy poco lo que digan de mí, no tengo miedo a la exposición pública ni a expresar mis pensamientos ni mis valores. Eso tienes sus cosas positivas y negativas. Yo prefiero ser una persona real y arriesgarme a ser un poco menos querida a ser una falsa y decir lo que otros quieren oír. Pertenezco a una generación joven que hemos crecido con las redes y eso me ha hecho entender que lo que te diga alguien al otro lado de una pantalla no tiene que importarte absolutamente nada. Te tienes que quedar con lo que te dicen las personas que te quieren y es lo que hago yo. Si alguien al que no conozco ni me conoce y con el que no he hablado nunca se queda con un titular o con un trozo de un vídeo se cree con derecho a juzgarme a mí me da igual. Si lo hace alguien que me conoce bien sí me preocupo e intento cambiarlo, mejorarlo o no volver a repetirlo.

"A mí con 16 años me atropelló el tren, me lanzó y me zapateó. Me llevé el host... de mi vida y ahora estoy disfrutando sabiendo lo que sí, lo que no, lo que puede y lo que tal vez".

-¿Cree que ser deportista de élite debe conllevar una responsabilidad de cara a la gente que le sigue y le admira?

-Los premios, las victorias... están genial. Te da muchísima repercusión, es muy importante y es para lo que yo entreno cada día, pero considero que los deportistas no somos sólo un resultado. Yo quiero hacer algo más con mi vida y no únicamente ser deportista. Cuando esto se acaba todo el mundo se olvida. La medalla la puedes aprovechar de rentas durante unos años, pero el mundo acaba dejándolo en un recuerdo pasado porque llegan otros deportistas, otros campeones... y ya está, te pasan por encima. Por eso creo que es importante dejar unos valores para que la gente te reconozca no sólo por los resultados y aquello que hacías en el foso, en el campo de fútbol, en la pista de tenis, en un circuito... sino por aquellas palabras, por aquellos valores que transmites, por las veces que te has mojado por causas sociales o por lo que has ayudado en lo que cada uno considere que debe hacer. Yo por ejemplo me mojo y hablo sobre cosas que considero que puedo aportar algo, no por cualquier cosa para dar que hablar. Hay que escoger cuándo y en qué entrometerse. Con Alberto (Suárez, su representante) lo estamos haciendo bien aunque he de reconocer que la gran parte de las cosas por las que me mojo no son planeadas. Por ahora voy a seguir haciendo las cosas así porque me llena y me gusta la sensación de que valgo para algo más que hacer una carrerita y dar tres saltos. Aspiro a más que eso.

-Recuerdo que dijo que de todos los mensajes postmedalla en los Juegos el que más ilusión le hizo fue el de sus padres. Esos valores familiares traerán recuerdos de momentos menos dulces...

-Te puedo decir más. El mejor momento del verano fue cuando volví a casa, me abracé a mis padres y vi sus caras. Yo estoy de vuelta. A mí con 16 años me atropelló el tren, me lanzó y me zapateó. Me llevé el host... de mi vida y ahora estoy disfrutando sabiendo lo que sí, lo que no, lo que puede y lo que tal vez. Soy joven, pero la vida me ha hecho aprender mucho muy rápido. Lo pasé muy mal pero a día de hoy puedo decir que tengo mucha experiencia y las cosas clarísimas.

Ampliar

OLYMPICS-2020-ATH/W-TRPLJUMP-FNL

-¿Cree que vivir esos reveses da ventaja a los deportistas que los han sufrido respecto a los que han llevado un camino más recto por así decirlo?

-Yo creo que los que venimos de recibir un par de sopapos fuertes en lo que podemos ganar un poquito de ventaja respecto al resto es que sabemos lo que cuesta llegar hasta donde estamos y tenemos armas para sobreponernos al éxito y a que te regalen los oídos personas que posiblemente ni se alegren realmente de tus éxitos. Yo lo único que quiero es volver a ganar campeonatos y medallas para seguir aumentando mi legado deportivo. Eso es por lo que yo más o menos me rijo.

-¿Cómo afronta 2022?

"Es un año que me llena de ilusión porque hay muchísimas competiciones importantes y es la primera vez que voy a ir a mitines internacionales y me van a respetar".

-Pienso que será un año increíble porque en 2021 he quitado muchas cosas de mi vida que me van a ayudar incluso a sacar una mejor versión de mí. Tengo muchísimas ganas de demostrar que aunque me vaya muy bien no me voy a acomodar porque la última vez que pasó esto sí que lo hice. Es un año que me llena de ilusión porque hay muchísimas competiciones importantes y es la primera vez que voy a ir a mitines internacionales y me van a respetar. Ahora puedo decir que soy Ana Peleteiro dentro de la pista, antes no sentía que se me tenía ese respeto por parte, por ejemplo, de organizadores de mitines. El grupo que tenemos me motiva un montón, estoy feliz y eso es lo más importante. He renunciado a muchas cosas de trabajo fuera del deporte para dedicarme a esto al 100% y que sea un año productivo pese a ser postJuegos. Lo agarro con muchísimas ganas, ilusión y con ganas de que llegue febrero para que empiecen las competiciones y dar lo mejor de mí.

-La última. ¿Dónde se ve en 10 o 15 años?

Ampliar

ATHLETICS-EUROPEAN/

-El mundo de la comunicación me gusta y voy haciendo mis pinitos en él. Me siento viva y me entretiene. Los que están dentro me dicen que no se me da mal así que continuaré con esos pinitos que al fin y al cabo son formarse todo lo posible con aquellas personas que me quieren dar su granito de arena y puedo aprender de ellas. Sí que es cierto que en el futuro me gustaría verme en ese mundo, no sé en qué ámbito ni cómo porque todo dependerá mucho de la madurez y cómo sepa enfocarlo yo. Tengo mis empresas y creo que puedo estar tranquila el día que decida retirarme, pero no quiero quedarme en mi casa porque no me llenaría. Por eso entretenerme de vez en cuando me podría apetecer, pero he decidido que para eso primero quiero seguir cosechando y aumentando mi palmarés. Soy muy joven aún y sé que puedo conseguir muchísimas medallas más. Es mi motor a día de hoy y lo que más feliz me hace. No hay nada que supere esto y esta reflexión la hice hace poco tiempo. Después de los Juegos recibí ofrecimientos de muchísimos trabajos y colocando en un lado cuán feliz soy si las cosas van bien en el atletismo y logro éxitos y cuán feliz soy estando en la televisión o grabando un programa... el deporte va ganando por goleada. Por ahora, éste es mi lugar.

Back to top