Barça
28
FIN
33
Magdeburgo

BALONMANO | SUPER GLOBE

Un Barça aturullado cede el título Mundial al Magdeburgo

Primera derrota del equipo español en cuatro ediciones mal en defensa y con un ataque que se estrelló en el portero Green.

0
Fabregas no fue tan eficaz coomo de costumbre.

El Barça, que llevaba ganadas tres Super Globes de manera consecutiva y era el vigente campeón, ha entregado el título al Magdeburg tras firmar uno de sus peores partidos en los últimos años (contra el Kiel en 2020 sería el otro), aturullado en ataque, despistado en defensa, y superado en todo momento por una falta de concentración evidente: 28-33 (16-19).

Había que restregarse los ojos para identificar al Barça, que por momentos no era la apisonadora de tantos años. Ejemplo: con 22-26 en el minuto 40, necesitó ¡5 ataques! para marcar: en tres perdió el balón, un cuarto se les escapó de las manos al pivote en el lanzamiento, y a la quinta marcó Mem. Eso en la Liga española le vale, pero en el alto nivel es imposible.

En esta edición de 2021, en Arabia Saudí, el Barça no ha sido el equipo sólido de otros años. Que si el relevo en el banquillo, que si nuevos conceptos, que sí las lesiones. Pero la verdad es que jugadores infalibles en el extremo o desde la posición de penalti están ahora fuera de forma (Fernández y Gómez), pivotes con tenazas tienen ahora manos de mantequilla (Fabregas), y todo queda en el compromiso de Dika Mem (10 goles) en ataque.

Pero el problema es que el Barça defiende mal en este momento, se le supera por falta de contundencia en su 6-0, y con un 5-1 aún desentonado (Ortega lo probó con Ariño). Y si además en ataque se precipita con la impaciencia de un equipo inferior, todo se vuelve imposible, como en esta final ante un conjunto serio, rocoso, con buen movimiento de balón.