FÚTBOL SALA

Ricardinho resurge del 'infierno' con la conquista del Mundial

El portugués superó una dura lesión para conquistar con Portugal el primer Mundial de su carrera a los 36 años. "Es el mejor momento de mi vida", confiesa.

0
Ricardinho resurge del 'infierno' con la conquista del Mundial

Dieciocho años en la selección de Portugal de fútbol sala dan para mucho, pero nada comparable a ganar un Mundial. Así puede resumirse la trayectoria de Ricardinho como internacional, con la conquista de una ansiada estrella que redondea una carrera casi insuperable. "Es el mejor momento de mi vida", reconoció un emocionado Ricardinho, curtido en mil batallas, en declaraciones a la FIFA tras la final frente a Argentina (1-2).

Que a sus 36 años hablase de una forma tan emotiva, siendo un futbolista que ha ganado tres Champions, una Eurocopa y seis Balones de Oro (aparte de ligas y copas), refleja el duro trabajo que ha debido superar el astro portugués para alcanzar esta cima. "Hace seis meses estaba en la cama de un hospital. Fue la operación más complicada de mi carrera. Apenas podía dar patadas a un balón posteriormente. Tuve que trabajar más duro de lo que puedas imaginar para hacerme un hueco en la convocatoria de Portugal para poder ayudar al equipo", reveló O Magico sobre la última lesión de larga duración que sufrió. Y añadió: "Hace seis meses, este momento parecía imposible. Iba a retirarme; sabía que era mi última oportunidad de ganar este trofeo con el que he soñado toda mi vida. Sabía que siempre lamentaría no ganar el Mundial. Estoy muy emocionado; estoy muy feliz".

Y el primer título mundial de la selección portuguesa también trajo consigo protagonismo individual para sus jugadores. Pany Varela, autor de un doblete en la final ante la albiceleste, se llevó el balón de plata del torneo, mientras que Ricardinho se llevó el premio más jugoso: el balón de oro del Mundial de Lituania. "He ganado tres Ligas de Campeones, 15 títulos ligueros, el Campeonato de Europa... pero este es sin duda más especial. Es el mejor momento de mi carrera, el mejor día de mi vida. Llevo mi carrera entera esperando este trofeo. Esta ha sido la mejor sorpresa de todas. Ganar el Balón de Oro lo hace todavía más perfecto. Pero esto ha sido un esfuerzo en equipo. Todos han puesto su granito de arena", resumió el luso. Ya sólo queda esperar para ver donde cerrará Ricardinho una carrera histórica, después del descenso de su equipo, el ACCS París, a segunda división por problemas económicos.