GOLF | TOUR CHAMPIONSHIP

Rahm va a por el Gordo en la final del PGA Tour

El vizcaíno aspira desde este jueves a ser el primer campeón español de la FedEx Cup y un premio de 15 millones de dólares (12,6 de euros). "La misión está clara", afirma.

0
Rahm
Scott Taetsch USA TODAY Sports

"Ahorraría e invertiría de manera responsable. No me compraría nada extravagante. Es extraño escuchar algo así de boca de una persona que está ante la oportunidad de ganar 15 millones de dólares (12,6 de euros), pero eso es lo que asegura Jon Rahm antes de salir hoy (19:50, desde as 20:00 en Movistar Golf) en el Tour Championship, la final del PGA, que pone en juego semejante botín.

"Es un bonus que está fenomenal porque asegura que mi familia no va a tener problemas en el futuro, pero ya he dicho que no compito por dinero. Por suerte, he ganado más de lo que jamás pensé que ganaría", añade Rahmbo, que lidera la lista de ganancias del circuito este año con 7,7 millones de dólares (6,5 de euros). Sencillo pese a todo, con los pies en la tierra.

Llega East Lake (Atlanta, EE UU), penúltima parada de la temporada de su vida. La de los positivos en el Memorial y antes de los Juegos que le arrebataron una victoria casi hecha y una medalla casi segura, sí. Pero también la del nacimiento de su hijo Kepa y la de su primer major, ese US Open que le coloca ya de pleno derecho entre los grandes. Tras este torneo ya solo quedará la madre de todas las batallas, la Ryder Cup (del 24 al 26 de este mes).

En Georgia, donde solo están los 30 más regulares de la temporada, el vizcaíno partirá con -6, gracias a su cuarto puesto en la clasificación, y "mucha confianza". DeChambeau será su primer aliado en la misión de cazar a Patrick Cantlay, el hombre que precisamente derrotó al estadounidense en el BMW. Cantlay arrancará en -10. "Está muy clara cuál es la misión esta semana. Salgo a cuatro golpes de Cantlay. No es mucha distancia, hay que recortar uno por día, aunque ya sabemos que en golf una ventaja de cuatro golpes puede durar muy poco", advierte Rahm.

A las 17:50 será el turno de Sergio García, autor de una remontada sensacional la semana pasada para colarse en esta cita por primera vez desde 2017. Él es 28º, por lo que comenzará al par como su compañero de partido, el sudafricano Van Rooyen. Opciones más remotas pero mismo objetivo que Rahm: ser el primer campeón español del circuito. Y, en su caso, otra meta extra. Terminar de convencer a Padraig Harrington, si es que no lo ha conseguido ya, de que el mejor europeo en la historia de la Ryder tiene que estar dentro de tres semanas en Whistling Straits.