PARALÍMPICOS

Susana Rodríguez, protagonista de la portada de la revista TIME

La prestigiosa publicación estadounidense muestra a la paratriatleta con un fonendo y destaca su labor durante la pandemia. La gallega es médico y trabajó en primera línea contra el COVID.

0
Portada de Susana Rodríguez en la revista TIME.
@TIME

Susana Rodríguez Gacio (Vigo, 4 de marzo de 1988) se ha convertido en la portada de la revista TIME. La prestigiosa publicación estadounidense muestra a la paratriatleta con un fonendo —retratada por Gianfranco Tripodo— y pone el foco en su labor durante la pandemia ya que la gallega es médico y trabajó en primera línea contra la COVID-19 en el Hospital de Santiago. Su misión era la atención telefónica de aquellos pacientes que solicitaban información acerca del coronavirus. Evaluaba su estado en esos primeros instantes. Era la voz que les resolvía dudas, que les tranquilizaba. También dedicó sus esfuerzos a la recuperación y rehabilitación de aquellos que superaron la enfermedad, pero arrastraban secuelas después de un largo período en la UCI.

Su historia abre un reportaje de deportistas y heroínas que se involucraron en el servicio a los demás en plena pandemia y entre las que también se encuentran Jo Brigden-Jones (kayakista y paramédico), Elena Galiabovitch (tiradora olímpica y médico), Rachael Lynch (portera de hockey hierba y enfermera), Paula Pareto (yudoka y médico) y Gabby Thomas (atleta y epidemióloga). Aunque de todas ellas, Susana es la única deportista española y paralímpica.

La gallega, que nació con una deficiencia visual grave a causa del albinismo, recuerda en TIME cómo vivió aquellos primeros coletazos del coronavirus, en los que compaginó el trabajo con los entrenamientos dentro de casa. Tres horas al día entre una máquina de remo, una bicicleta con rodillo y una cinta de correr. "El deporte me ayudó a recuperarme y volver a enfrentarme al día siguiente en el trabajo. Lo que hemos pasado me ha hecho darme cuenta, aún más, de que la salud es lo más importante, tanto para el individuo como para el colectivo. Si no tienes eso, todo lo demás está en el aire", confiesa.

Susana participó en sus primeros Juegos Paralímpicos en Río 2016 y ahora se prepara para los de Tokio donde podría hacer historia al participar en dos deportes diferentes: triatlón y atletismo (1.500 metros). Está pendiente de la confirmación. "La discapacidad me ha hecho ser una persona que ama los retos. Es una de las muchas cualidades que tengo, pero no me define. Si me gusta algo de verdad, trabajo duro para conseguirlo. La vida cambió de forma radical en marzo de 2020. Todo el mundo tenía miedo, los pacientes y también los trabajadores del hospital. El entrenamiento era ese momento del día en que me cuidaba a mí misma. Los seres humanos tenemos una gran capacidad de adaptación. La pandemia me enseñó que, hasta en las situaciones más difíciles, amaba el deporte", explica la campeona mundial de triatlón paralímpico.