BALONMANO

Jordi Ribera se pone al mando de los Hispanos en Sanxenxo

Este martes ha comenzado la preparación para los Juegos Olímpicos, con 20 jugadores y con Guardiola a la espera.

0
Jordi Ribera.
©Toni Ferragut EL PAÍS

Con una nómina de 20 jugadores y a la espera de Gedeón Guardiola aún en competición en Alemania, Jordi Ribera inicio hoy la cuenta atrás a los Juegos Olímpicos de Tokio, una cita grabada a fuego y sanfre en el cerebro de sus jugadores tras faltar a la de Río en 2016, donde se rompió una racha de nueve Juegos seguidos de presencia de los Hispanos.

En Sanxenxo (Pontenvedra), Ribera trabajara en esta primera etapa, con dos partidos amistosos incluidos, aunque el del domingo, ante Croacia, pertenece a la Eurocup 2022, varias veces aplazado y ya intrascendente. Y el martes, ante Egipto, partido previsto para marzo, pero que se canceló poco antes de jugarse.

Aunque el trabajo inicial sería de mentalización, no hace falta: el premio de ir a los Juegos, 14 inscritros más un suplente, ya  sirve de estímulo para un grupo muy motivado y en el que se han producido muchas mudanzas en los últimos días: Cañellas se va de Hungría a Suiza, Morros deja el PSG, Entrerríos se retira, Fernández deja el Kielce por el Barça, Sánchez Migallón sale de Logroño por el Kielce, Marchán se va al Nantes desde León, Figueras deja el Nantes por el Chartres...

De los últimos fijos de Jordi Ribera sólo faltan los lesionados Dani Dujshebaev (Kielce) y Aitor Ariño (Barça), que han pagado muy cara la irregularidad de la temporada.

Los que se entrenan ahora con Ribera son Gonzalo Pèrez, Corrales, Hernández, Rivera, Fernández, Aginagalde, Marchán, Figueras, Soler, Gómez, Migallón, Cañellas, Morros, Sarmiento, Entrerríos, Gurbindo, Maqueda, Antonio García, Goñi y Álex Dujshebaev.