NATACIÓN

Nico García y Jimena Pérez, iconos de un singular Gredos

El club madrileño llevará a dos jóvenes olímpicos a Tokio. Es el segundo que más aporta en total al equipo español tras el Sant Andreu.

Nico García y Jimena Pérez, iconos de un singular Gredos
Eric Alonso Getty Images

De Buitrago del Lozoya, un pueblo de la sierra de Guadarrama de Madrid con apenas 1.800 habitantes, a Tokio, la segunda ciudad más poblada del mundo (40 millones). Esa es la gesta que ha ido labrando año a año el Club de Natación Gredos San Diego, que ha metido a dos nadadores en el equipo olímpico. Después del CN Sant Andreu, que contará con cuatro integrantes (Jessica Vall, Lidón Muñoz, África Zamorano y Joan Lluís Pons), el club madrileño es el más representativo del panorama acuático.

Jimena Pérez es el icono de la entidad. Campeona de Europa júnior, se quedó a las puertas de los Juegos de Río hace ya cinco años. Logró la mínima a los 19 en los 800 libre, pero Mireia Belmonte y su compañera de equipo María Vilas consiguieron mejores marcas y el cupo de nadadores por país es solamente de dos en cada prueba. Entrenada desde entonces por el técnico francés Fred Vergnoux, la madrileña siguió con un alto ritmo de entrenamiento hasta que logró clasificarse para los Juegos en dos pruebas, los 1.500 y los 800 libre.

Junto a ella, Nico García, de 18 años, quien sorprendió en el pasado Meeting Internacional de Castellón al conseguir la mínima en los 200 espalda contra todo pronóstico. El joven nadador se mostró en aquel momento “sorprendido”, pues este billete no entraba en sus planes al mejorar su marca personal en cuatro segundos. Después de ese éxito, Nico no ha podido nadar por debajo de esa marca pero a su edad le queda mucho margen de mejora.

El CN Gredos San Diego es un colegio en el que la natación se practica de manera paralela y se intenta inculcar tanto a alumnos como olímpicos. Tiene otros recintos distribuidos por Madrid, como en Moratalaz o Las Rozas, donde se entrenan habitualmente la mayoría de nadadores. En Buitrago es donde se organizan estadías de los conjuntos nacionales, como habituales concentraciones de la Selección júnior de natación artística o el Campus Alevín de la RFEN. Ahora, además, todos sus alumnos cuentan con dos iconos.