VELA | SAILGP

La Bahía de Sídney se apunta a la segunda temporada SailGP

El Sail Grand Prix de Australia se celebrará el 17 y 18 de diciembre y se convierte en la novena sede de este curso. El F50 Victoria español debutó en Sídney el año pasado.

La Bahía de Sídney se apunta a la segunda temporada SailGP
España SailGP

El circuito de SailGP sigue creciendo y este jueves se ha confirmado que la competición de catamaranes voladores regresará a la Bahía de Sídney. De esta manera, el Sail Grand Prix de Australia, que se celebrará el 17 y 18 de diciembre, será el noveno evento del campeonato. La inclusión de este nuevo Gran Premio trae buenos recuerdos al equipo español porque debutó en Sídney en febrero de 2020. Pese a sólo disponer de diez días de entrenamiento, el F50 Victoria dio que hablar al imponerse en la primera manga del entrenamiento oficial. Aquel fue el inicio de un equipo español que, en esta segunda temporada de SailGP, es líder tras la disputa de los Grandes Premios de Bermudas e Italia.

Que la Bahía de Sídney se sume a la competición es una gran noticia y Tom Slingsby, skipper del equipo australiano, constató que “presenciar la flota de ocho F50 compitiendo en Sídney será un acontecimiento espectacular para todos los aficionados. Con el calibre de tripulantes que tenemos en los barcos este año podemos esperar carreras cargadas de acción. En el evento del año pasado perdimos ante el equipo británico de Ben Ainslie, así que queremos la revancha para ganar frente a nuestro público local”. La temporada pasada, al Gran Premio de Australia, en febrero de 2020, acudieron más de 25.000 personas a presenciar las regatas por lo que hay expectación a ver la respuesta del público en diciembre de este año.

El gobierno de NSW, New South Wales, será el socio anfitrión oficial del Gran Premio de Australia y el ministro de Empleo, Inversión, Turismo y Western Sídney, Stuart Ayres, comentó que “este evento atraerá una gran cantidad de participantes y espectadores a Sídney, brindando un impulso económico a nuestra ciudad y ayudando a rejuvenecer la industria de grandes eventos de NSW tras los efectos del COVID-19. Además, el evento mejora la reputación de nuestra ciudad como el destino deportivo principal de Australia, destacando una vez más a Sidney en un escenario global internacional para visitantes y aficionados del deporte”.