BOXEO

Jalidov mantiene la esperanza

Gazi Jalidov pasó de ronda en el preolímpico de boxeo de París. Está a una victoria de los Juegos. Melisa González y Miguel Cuadrado, eliminados.

0
Gazi Jalidov, a una victoria de los Juegos de Tokio.

Día de emocioens contrapuestas para la delegación española en el preolímpico de París (se retomaba este viernes, ya que se suspendió en marzo de 2020, a la mitad, por la pandemia). El primero en competir este viernes fue Gazi Jalidov (81 kg), quien pasó a cuartos de final tras imponerse de manera clara (los cinco jueces dieron 30-27) al belga Riad Nedam El Mohor. La única noticia positiva del día. Sin duda alguna, el retraso del preolímpico y de los Juegos le ha venido bien a Gazi, que a sus 26 años mostró una gran evolución en su boxeo. Sigue teniendo esa tremenda pegada, con la que logró una cuenta a su favor en el tercer asalto, pero también enseñó una amplia mejora en defensa. Apretó en el primero, pero esquivó y salió muy bien de la distancia en el segundo para ser preciso con sus manos y llevarse el round. En el tercero siguió probando esa nueva versión, pero cuando apretó logró esa cuenta. Grandes sensaciones las que dejó. En la próxima ronda se enfrentará, este sábado, al turco Bayram Malkan, tercer cabeza de serie del torneo. Si gana, irá a Tokio.

La nota negativa llegó por la tarde. Primero con Melissa González (60 kg), quien cayó por decisión dividida (29-28, 30-27, 30-27, 30-27 y 27-30) ante la húngara Kata Pribojszki. El pleito comenzó muy igualado. Melissa mostró un avance y gran movilidad, pero el centro del cuadrilátero y el ritmo fueron de su rival, por quien apostaron cuatro de los cinco jueces. La dinámica en el segundo acto fue la misma y en el tercero, sabiendo que iba por detrás, la española intentó apretar, pero no pudo ser. El equipo femenino se rehizo a mitad del ciclo olímpico. El aplazamiento de los Juegos permitió soñar, pero su ciclo empieza ahora. En París 2024 las integrantes del equipo llegarán en su mejor versión.

La derrota mas amarga, sin duda, fue la de Miguel Cuadrado (75 kg) ante Andrej Csemez. El eslovaco había privado a Miguelón de las medallas en el último europeo y eso lo tenía grabado el vallisoletano. Salió con todo y sorprendió. Se llevó el round para todos los jueces. Csemez reajustó cosas e igualó la pelea. El asalto fue muy igualado, con grandes acciones para ambos, pero los cinco jueces vieron mejor al eslovaco. Todo debía resolverse en los tres minutos finales. Csemez intentó trabar la pelea y fue Cuadrado el que puso el ritmo, pero los contragolpes de su oponente convencieron a los jueces, ya que los cinco le vieron ganador. Una pena, porque mereció mucho más. La amargura llega también por pensar en el futuro, y es el rival en cuartos, Lancelot Proton de la Chapelle acabó su pelea con un corte profundo y quizá no esté en condiciones de pelear. Csemez podría clasificar sin llegar a pelear.

Este sábado, además de Jalidov, será el turno para los dos españoles desplazados a París (Quiles, que ya tiene billete a Tokio asegurado, no pudo retomar el torneo por una lesión). Enmanuel Reyes Pla (91 kg) se enfrenta al irlandés Afanasev Kirill. Necesita ganar, sí o sí, sus dos próximos combates para estar en Tokio (solo clasifican cuatro). Por su parte, Gabriel Escobar piensa en el oro. Con su presencia en los Juegos asegurada, el madrileño intentará ganar para salir como cabeza de serie en la cita olímpica. Su rival este sábado será el también irlandés Brendan Irvine.