Karate

Raúl Cuerva: "La dimisión del seleccionador es insuficiente"

El talaverano sostiene que él no es el lider del equipo que renunció a pelear por el bronce y que espera que haya "otras salidas de la Federación"

El karateka español de kumite Raúl Cuerva, durante una competición.
Real Federación Española de Karate

El karate español vive momentos de incertidumbre y convulsos. Nunca había pasado que un equipo renunciase a pelear por el bronce (kumite masculino), y que justificase su decisión en las vejaciones de los directivos y técnicos. Es tan grave que los siete componentes del equipo podrían quedarde dos años sin competir expedientados por la Federación, con el Consejo Superior de Deportes a la espera, y con la dimisión del seleccionador Ángel Arenas, una institución en este deporte.

-¿Se acaba el caso con la salida de Arenas?

(La pregunta la contesta Raúl Cuerva, 25 años, de Talavera de la Reina. Uno de los siete implicados del equipo, que contesta "no por ser el líder, porque en este asunto los siete somos iguales, y nuestra opinión es consesuada, y soy un portavoz más", dice).

-El cambio de seleccionador era necesario desde hace un tiempo porque no se estaban consiguendo resultados. La elección de colocar a Iván Leal parece acertada porque es uno de los mejores entrenadores del mundo. Pero no es suficiente. Aún quedan personas que no deben seguir en la Federación. Hay cosas que no se pueden consentir, y por eso, a sabiendas de que puede haber represalias y que nos jugamos nuestra carrera deportiva, tomamos la decisión de manera unánime.

-No me diga que no ha oido palabras gruesas después de una derrota en el vestuario, por ejemplo.

-Si, claro, y se arregla, Son cosas del momento. Me ha pasado muchas veces, con mi entrenador, con mi hermano...Pero esto es diferente. Nosotros ya avisamos al CSD que había problemas, con tiempo, pero se dejó correr. ¡Pero es que hasta nos levantaron la mano!

-No creo que unos federativos maduros se arriesguen a llegar a las manos con unos deportistas de combate como ustedes.

-¿Y qué hacemos? ¿Les contestamos a eso? Pues entonces sería aún peor.

-¿No era mejor competir, pelear por el bronce, ganarlo y luego protestar?

-Si a ellos no les importaba la medalla como dijeron, pues qué vamos a hacer. Vendrá otro campeonato, y otro, y sin embargo esta era el de la ocasión de reivindicarnos, de intentar que algo cambie y se mejore. Por lo menos el trato.

-Dos de los siete del equipo están inscritos para ir al Preolímpico de París, Babakar e Ibañez, si no les sancionan antes. ¿Qué espera usted?

-Nosotros no pensamos más que en que nuestras carrera deportivas no pueden estar siempre en el aire. Y ahora estamos aguardando lo que resuelvan, que será rápido, para que podamos ejercitar nuestros recursos. De nomento nadie ha hablado con nosotros.