NATACIÓN

Dressel y Ledecky se ponen a 200 y Hugo González sigue afinado

El estadounidense ganó los 200 libre en TYR Pro Swim Series de California y confirmó que se plantea optar a la clasificación en esta prueba y el relevo 4x200.

Caeleb Dressel, en California.
Sean M. Haffey

De este viernes al domingo la natación estadounidense, poco proclive a las competiciones de alta nivel, tiene una cita con el TYR Pro Swim Series, que se disputa en Mission Viejo, California. A dos meses de los trials, las grandes estrellas de los Juegos Olímpicos de Tokio empiezan a mostrar sus cartas con alguna que otra sorpresa, como la que no escondió Caeleb Dressel, ganador de los 200 libre con casi su mejor tiempo (1:47.57).

"No quisiera perder la oportunidad de nadar otra vez en los Juegos Olímpicos y representar a los Estados Unidos en los 200 metros libres”, dijo Dressel. "No quiero prometer nada. Vamos a mojar las pruebas", comentó el estadounidense, quien también tendría opciones en el relevo 4x200 libre, que ya ha nadado en alguna que otra competición como el Mundial de Budapest, en 2017. Dressel es el máximo favorito a ganar el oro en los 50 y 100 libre y en los 100 mariposa, así como en los relevos 4x100 libre, 4x100 estilos y 4x100 estilos mixtos. Su exploración en los 200 es, por el momento, experimental, aunque de mejorar y clasificarse podría aspirar a una salvajada de medallas en Tokio.

En una de las pruebas que ganó Dressel, los 100 mariposa, el español Hugo González volvió a pulverizar su registro personal y registró la tercera mejor marca española de la historia por detrás de Álex Villaecija y Rafa Muñoz. En la final B, nadó a ritmo de final A, con un tiempo de 52.14, a solo seis décimas del ganador absoluto, que fue el campeón del mundo con 51.61. El mallorquín, que nadará en los Juegos Olímpicos en los 100 y 200 estilos, competirá en un mes en Budapest en el Europeo.

Ledecky.

Ledecky, alejada de su familia, pero en forma

Katie Ledecky fue el otro nombre propio de la primera jornada al conseguir su mejor marca de siempre en Estados Unidos en los 200 libre, al margen de hacer el mejor registro del año. Sus 1:54.40 se acercan a los 1:53.73 que hizo en Río 2016 y que le dieron el oro olímpico. "He pasado el test", comentó la neoyorquina, que aspira también a seis medallas en Tokio. Los 200, 400, 800, 1.500 y los relevos 4x100 y 4x200 libre.

La nadadora, que se entrena en California, lleva sin ver a su familia un año a causa de la pandemia que ha golpeado con fuerza el país estadounidense: "Espero que pueda hacerlo pronto y que este tiempo valga la pena. Lo veo como un proceso y eso hace que el final resulte aún más feliz. Hablo con ellos entre dos y tres veces al día".