COPA DEL REY

Unos cuartos sin sorpresas

Atlètic-Barceloneta ante el Sabadell y CN Terrassa frente al CN Barcelona, las semifinales de una Copa del recuerdo repleta de nostalgia.

Granados, en la semifinal Mataró-Barceloneta.
RFEN.

La Copa del Rey de waterpolo arrancó este viernes con unos rutinarios cuartos de final, donde los favoritos sudaron pero mantuvieron siempre una clara ventaja hasta los instantes finales. La piscina Pere Serrat del CN Sant Andreu guardó un minuto de silencio en todos los encuentros por el fallecimiento del ex presidente del club Agustí González y de Agustí Cánovas, histórica personalidad de 101 años del Atlètic Barceloneta que falleció esta semana. Un comienzo lleno de historia y nostalgia.

Para abrir boca, el Atlètic-Barceloneta, favorito al título, se desayunó al CN Mataró por 14-4. Un encuentro muy coral de los de Chus Martín, quienes la semana anterior consiguieron mantenerse en primera posición de la Champions en la segunda burbuja celebrada en Budapest (Hungría). Un parcial de 7-0 al descanso encarriló un duelo sin demasiada historia debido a la diferencia de presupuesto y de plantilla entre ambos conjuntos.

Le siguió un partido más vibrante, con alternancias, aunque finalmente resuelto por el CN Sabadell, otro clásico, vigente campeón de la Supercopa. El CN Catalunya, que celebra sus 90 años de vida, logró irse solo 3-4 abajo al descanso, pero finalmente acabó sucumbiendo por 10-4 después de los seis tantos que anotaron en total Ubovic y Cabanas, los dos artilleros de un Sabadell que espera plantarle cara al Barceloneta este sábado.

Para surrealista el tercer encuentro en el CE Mediterrani y el CN Terrassa. Los barceloneses llegaron al último cuarto ganando 5-7, pero acabaron perdiendo 11-7 después de un parcial de 6-0 de los egarenses. El Medi se quedó sin gas en los últimos minutos, un derrumbamiento que aprovecharon De Lera y Víctor Gutiérrez para poner tierra de por medio con tres tantos cada uno. El Terrassa se medirá en la otra semifinal al CN Barcelona, que se impuso por 5-11 a los anfitriones.