ATLETISMO | EUROPEO INDOOR EN TORUN

"Llevaba cinco años intentando hacer un último salto así"

Ana Peleteiro ha sufrido y luchado por la plata de Torun: "Tenía molestias en los isquios, la espalda, llegué a Torun con el tobillo como una bola por un esguince..."

Torun

Ana Peleteiro logró en Torun una plata de ley con un último salto de 14,52. La gallega de 26 años atendió a AS nada más terminar la competición.

-Viene de saltar 14,52 y lograr la medalla de plata hace menos de diez minutos. ¿Qué pasa por su cabeza ahora mismo?

-Que es una plata pero me sabe a oro. No me fijo ni en la marca ni en el puesto sino en lo que he sido capaz de hacer. Todo el rato con molestias musculares, en los isquios, en la espalda, con mi cabeza diciéndome que no... y yo dando la vuelta a esos pensamientos 'que sí, vamos, que sí'. Me centré en lo que tenía que hacer. Llevo cinco años intentando hacer un último salto como el que ha salido aquí y por fin lo he conseguido. Por fin he aprendido la técnica 'Iván Pedroso' que es sorprender en el último salto. Estoy muy contenta y con ganas de verano. Quedarme con este regustillo de lo que ha ocurrido aquí aún me da más ganas de atacar el verano a tope.

-Los 14 metros le estaban costando mucho este invierno y hoy ha hecho 14,52; 14,34; 14,19 y un 13,98 para empezar. ¿Ayudó estar tan cerca ya desde el inicio?

-La verdad es que no porque fue muy malo técnicamente. Lo que sí me sirvió fue metalmente ya que supe enseguida que hoy estaría por encima de los 14 metros. Ha sido un campeonato muy duro, llegué a Torun con el pie hinchado como una bola por un esguince que me hice justo antes de salir de Madrid. La pista cubierta ha sido una gran lucha este año con mucho trabajo. A quien trabaja, Dios le ayuda. No es así el dicho (se ríe), pero yo me lo invento y es una realidad. Los golpes de suerte no son para todo el mundo si no para aquellos que lo luchan hasta el final y yo hoy, más que en ningún campepeonato, he demostrado que tengo dos c..., siento decirlo así y sé que suena mal. Pegar el último salto que he logrado es tremendo. No todos lo hacen y me quedo con esa frase de mi entrenador, con una sonrisa detrás de la mascarilla y orgulloso de ver que no me hice pequeña estando fuera del podio y con un único salto por delante. Mi cabeza podía haberme derrotado diciéndome: 'Te has quedado fuera de las medallas siendo campeona de Europa'. Me he sobrepuesto para meterme de lleno y sacar la medalla de plata. Se me escapó el oro, sí, aunque por un centímetro pero he estado en mis mejores marcas y estoy muy contenta.

-Un centímetro ha impedido el oro finalmente, pero también ha llegado a esa última oportunidad en el sexto salto sabiendo que la medalla también se escapaba por un centímetro y lo ha gestionado fenomenal.

-Exacto. Era una mezcla de emociones. Rabia por estar cerca, felicidad porque estaba muy frustrada en esta competición y lo estaba soltando, nervios por ver qué pasaba... Fue como un alivio saber que lo había hecho. No revalidé el título, pero soy subcampeona de Europa y eso no se dice todos los días. Además he sentido muchísimo el cariño de mucha gente. Aún no he cogido el móvil, pero ayer por la noche ya tuve que borrar el whatsapp porque el cariño que estaba recibiendo era tan brutal que no paraban de llegar mensajes sin parar. Quería estar centrada, venía con muchos problemas y no quería pensar en otra cosa que no fuera la final. Ahora lo volveré a poner porque estoy deseando ver todo el cariño porque me siento muy afortunada de todo lo que estoy viviendo.