VELA | COPA AMÉRICA

El Luna Rossa gana la Copa Prada y competirá por la Copa América

El barco italiano vuelve a demostrar su poderío este domingo y, tras ganar las dos carreras, le endosa un 7-1 en la final al Ineos UK Team. “Muy buen día en la oficina” dijo Spithill.

El Luna Rossa gana la Copa Prada y competirá por la Copa América
COR36 / Studio Borlenghi - Copa América

El Luna Rossa disputará la 36ª edición de la Copa América ante el Emirates Team New Zealand. El barco italiano se ha ganado este prestigioso derecho tras mostrarse casi infalible en el golfo de Hauraki y endosarle un contundente 7-1 al Ineos UK Team en la final de la Copa Prada. El Luna Rossa volvió a demostrar su poderío en un domingo ‘perfecto’ al vencer las dos carreras. “Buen día en la oficina”, comentó un James Spithill, co-timonel del Luna Rossa, que también quiso dejar claro que es “es un gran día para nosotros y para Italia. Fue una final dura y nos espera una muy buena pelea en la Copa América”. Este es un nuevo éxito para Italia porque, hasta la fecha, sólo lo había logrado en dos ocasiones: en 1992 con el Moro di Venezia y, precisamente, con el Luna Rossa en el 2000.

La jornada de este domingo se inició con nervios en Auckland, pero también con una ilusión y ambición tremendas por parte del Luna Rossa para tratar de dejar sentenciada ya la final de la Copa Prada. Necesitaba dos victorias para proclamarse campeón y dejar en la lona al Ineos UK Team y no le dio opción. Su ritmo y decisiones en carrera fueron más efectivas que las del barco británico e incluso no necesitó lucirse en las salidas para cruzar primero la línea de meta. En la primera carrera, con vientos de no más de diez nudos, el Luna Rossa fue marcando territorio en cada puerta y acabó con un minuto y 45 segundos de ventaja. Golpe de autoridad que dejó sin respuestas a un Sir Ben Ainslie que necesitaba un milagro para tratar de darle la vuelta a la situación. Fue misión imposible y es que, pese a que los italianos iniciaron la octava, y definitiva, carrera con una penalización y por detrás de su rival, se acabaron imponiendo con 56 segundos de margen. Cada ceñida del Luna Rossa fue mejor que la anterior y pese a que la táctica del Ineos UK Team parecía muy buena, no fue suficiente.

“Bien hecho a Luna Rossa y bien hecho a Italia. Es muy importante volver a entrar en la Copa América para Italia, así que felicitaciones al equipo, a Jimmy y Checco y a todos los chicos. Navegaron de manera brillante y merecen llevarse la final. Nos quitamos el sombrero ante ellos, obviamente estamos decepcionados por no haberlo logrado, pero debemos irnos, analizarlo todo y ver qué podemos hacer”, explicó Sir Ben Ainslie.

Tras disfrutar de unas horas de celebración por conseguir la Copa Prada, el Luna Rossa ya se pondrá a pensar únicamente en la disputa de la Copa América, que arranca el 6 de marzo. Será la tercera vez en la historia que un barco italiano pelea por hacerse con la Jarra de las Cien Guineas y buscará devolver este trofeo a Europa. Hasta el momento sólo ha sucedido una vez, precisamente con una victoria en Nueva Zelanda, en 2003, cuando el Alinghi suizo superó al Team New Zealand (5-0) y llevó la Copa América a Valencia.

En menos de dos semanas arrancará la 36ª Copa América y, además, lo hará con un claro aliciente para el Luna Rossa. Porque 21 años después, el barco italiano intentará tomarse la revancha ante el Emirates Team New Zealand. En la edición del 2000, también en Auckland, el equipo neozelandés, que estaba liderado por Russel Coutts, dejó sin aliento a los italianos porque el resultado fue de 5-0.