MONTAÑISMO

Txikon corta el ascenso y regresa al campo base del Manaslu

Junto a Iñaki Álvarez, Chhepal Sherpa, Gelum Sherpa y Namja Sherpa, durmió la noche de este jueves a viernes a 6.600 metros de altitud y, como había anunciado, de madrugada partieron hacia la cima, pero cerca de los siete mil metros se han dado la vuelta.

0
Txikon corta el ascenso y regresa al campo base del Manaslu
BOIKO COMUNICACION DIARIO AS

Alex Txikon y su equipo han regresado directamente este viernes al campo base del Manaslu (8.163 metros), al que ya han llegado tras darse la vuelta en la ascensión y bajar dos mil metros de golpe, según indica el "race-tracker" (el aparato que marca su posición).

Txikon, junto a Iñaki Álvarez, Chhepal Sherpa, Gelum Sherpa y Namja Sherpa, durmió la noche de este jueves a viernes a 6.600 metros de altitud y, como había anunciado, de madrugada partieron hacia la cima, pero cerca de los siete mil metros se han dado la vuelta.

El motivo se desconoce aún, pero presumiblemente ha sido el cambio del tiempo que anunciaban los partes meteorológicos, que ya hicieron que el italiano Simore Moro optara por quedarse en el campo base sin subir.

El propio Txikon dijo ayer que tenía que analizar minuto a minuto la situación y la decisión ha sido bajar de una tacada al campo base, a 4.846 metros, es decir, más de dos mil metros de un tirón. Ahora falta por saber si habrá un nuevo intento de ascender a la cima, para lo que quedan pocas fechas, o finaliza la expedición. 

Txikon aseguró tras bajar al campo base del Manaslu que la decisión de descender rápidamente
desde los 7.050 metros de altitud que habían alcanzado este viernes era "lo más sensato" porque corrían "un alto riesgo de no regresar". "Las condiciones en la montaña son duras. Hay que pelear mucho y abrir huella continuamente y hay una zona que puede tener peligro de avalancha", explicó Txikon. El fuerte viento que han encontrado cuando encaraban la rampa del Campo 4 ha sido el motivo que ha empujado a los montañeros a emprender ese rápido descenso de más de dos mil metros de desnivel hasta los 4.846 del campo base, donde descansan ya antes de analizar la situación.

El parte meteorológico de estos días "está siendo muy cambiante" y aunque el pronóstico marca que los próximos diez días "hará muy mal tiempo", los expedicionarios lo valorarán "día a día" para decidir si realizan o no un tercer intento antes de la fecha tope del 28 de febrero.

"Estamos contentos con el trabajo hecho. La pena es que cada vez se nos va acotando más el margen de estancia en el Manaslu, pero vamos a aprovechar hasta el último cartucho", finalizó Txikon.