VELA | COPA AMÉRICA

El Luna Rossa suma y sigue ante un Ineos UK Team impotente

El barco italiano rubrica un fin de semana perfecto con dos nuevas victorias en la final de la Copa Prada. Coloca el 4-0 y está a sólo tres triunfos de luchar por la Copa América.

El Luna Rossa suma y sigue ante un Ineos UK Team impotente
COR36 / Studio Borlenghi - Copa América

Fin de semana perfecto para el Luna Rossa. El barco italiano ha confirmado este domingo su superioridad en la final de la Copa Prada y está ofreciendo golpes de realidad a un Ineos UK Team que necesita reaccionar cuanto antes para no despedirse de manera fugaz de la lucha por alcanzar el duelo por la Copa América. El Luna Rossa logró otras dos victorias sin mostrar ninguna fisura, en la táctica ni en la navegación, y coloca el 4-0 en el marcador de la final. Ya sólo están a tres triunfos más de retarse con el Emirates Team New Zealand en la Copa América.

Mientras que el Ineos UK Team de Sir Ben Ainslie volvió a vivir un día aciago en Auckland, parece que el Luna Rossa es intratable. Las presalidas y salidas se están convirtiendo en un quebradero de cabeza para el barco británico y es que en lo que se lleva de final ha sido incapaz de colocarse en la proa de los italianos. Siempre se ha visto por detrás, controlado y en zonas con menos presión de viento. Las maniobras del barco de Bruni y Spithill fueron, una vez más, acertadísimas y apenas cometieron errores en una jornada en la que se vivieron brisas del noreste de entre 16 y 20 nudos. En la primera carrera del día, la tercera de la final, ambos barcos aparecieron en la presalida a 46 nudos y fue el Luna Rossa el primero que mostró su potencial porque controló mejor el primer tramo de ceñida y cruzó la primera puerta con nueve segundos de ventaja. Fue una manga en la que los italianos lograron una velocidad máxima de 49,12 nudos y se vieron 17 viradas por equipo. Pero sólo hubo un líder y el Luna Rossa cruzó la meta con 13 segundos de ventaja. El 3-0 escoció a Sir Ben Ainslie que buscó reivindicarse en la cuarta carrera, aunque tampoco hubo manera. Es más, sus opciones de evitar el 4-0 pareció que se diluyeran ya en la salida porque perdió el control del timón y el barco estuvo a punto de sufrir un accidente. Los británicos lograron enderezar el rumbo y levantar al Britannia del agua, pero este error permitió al Luna Rossa tomar una ventaja de 12 segundos en la primera puerta. Tras ello, los italianos controlaron, sin errores, la carrera (el Ineos UK Team llegó a ser penalizado por infringir el límite del campo de regatas antes de la tercera puerta) y vencieron por 41 segundos de diferencia.

El Britannia ahora necesita un milagro y, como mínimo, tendrá más de tres días para reiniciar y mejorar. Estaba previsto que las próximas dos carreras se disputaran el miércoles, pero como resultado del anuncio del gobierno de un bloqueo de nivel 3 en Auckland, inicialmente de 72 horas, se ha pospuesto el siguiente día de competición. Sir Ben Ainslie ‘gana’ tiempo para intentar presentar batalla a un Luna Rossa excelente.

“No estamos contentos con nuestro día, podemos navegar mucho mejor y lo necesitamos. A este nivel no puedes permitirte el lujo de cometer errores y nosotros cometimos demasiados. Así que ahora tenemos que reunirnos y prepararnos”, comentó Sir Ben Ainslie. Por otro lado, Francesco Bruni, timonel del Luna Rossa, no quiere un exceso de confianza en su equipo pese al 4-0 porque “los británicos no son fáciles de vencer. Hemos de permanecer centrados y aprovechar estos días que tenemos ahora para mejorar”. Eso sí, esto no quita que “estamos muy felices por el resultado. Además, sentimos el apoyo de los italianos. La gente piensa que en Italia sólo se sigue el fútbol, pero la vela está teniendo mucha importancia ahora mismo”. Están a sólo tres pasos de luchar por la Copa América.