ATLETISMO

Contrarreloj a Tokio

"Es muy difícil, pero lo intentaré", valora María Vicente, que en este febrero competirá en dos pruebas después de trasladarse a San Sebastián hace un año.

María Vicente.
GORKA LEIZA

Sobre el suelo del Palau Sant Jordi de Barcelona, María Vicente logró el pasado lunes la victoria en los 60 metros vallas (8.41) en pista cubierta. "Llevaba buenos entrenamientos, podía haber hecho mi mejor marca pero no pudo ser", se lamentaba después, antes de ser reclamada para el control antidopaje. Así empezó un mes de vértigo de la atleta de L'Hospitalet que en marzo cumple 20 años y que no renuncia a participar en los Juegos de Tokio pese a su juventud.

Vicente competirá estos días en el Campeonato de España Sub-23. Justo después, en Madrid, tomará parte en el Campeonato de España absoluto donde espera conseguir la puntuación necesaria para acudir al Europeo de Polonia de primeros de marzo. "Participaré en el heptatlón y quiero hacer mi mejor marca", explica.

Hace justo un año, después de la temporada de pista cubierta, la catalana decidió cambiar radicalmente de lugar de entrenamiento. Dejó L'Hospitalet por San Sebastián para trabajar con Ramón Cid (ex atleta especialidado en triple salto). "Decidí que necesitaba un cambio, pero con apenas cinco días en Donosti tuve que volverme a casa por la pandemia. Seguí con las ganas que tiene alguien cuando empieza algo nuevo. Estoy muy contenta con el cambio, aprendo cosas de Ramon y de mis compañeras. La ciudad me gusta mucho y tengo ganas de disfrutar", valoró la atleta, campeona de Europa Sub-18 y Sub-20 de heptatlón, llamada a ser una referencia en su especialidad.

"Estoy muy contenta con el cambio, aprendo cosas de Ramon y de mis compañeras. La ciudad me gusta mucho y tengo ganas de disfrutar"

"La COVID-19 ha sido una desgracia, aunque a nivel deportivo que los Juegos se aplazaran un año me da margen", comentó, aunque deja claro que a día de hoy es un objetivo difícil en el que trabaja a contrarreloj. "Es muy complicado pero lo intentaré. No quiero desperdiciar ni una oportunidad, los Juegos no son cada año. Quiero intentarlo en el heptatlón".

Para poder estar en los Juegos, Vicente necesitaría mejorar su récord de España de 6.115 puntos a unos 6.300, una evolución que pasa, sobre todo, por mejorar el lanzamiento de peso y jabalina y el salto de altura. "He podido prepararme mejor", vaticina. En unos meses saldrá de dudas.