HOCKEY PATINES

El Liceo, un gallego en busca del trono en el imperio catalán

El Deportivo Liceo, campeón de invierno y colíder, es el único equipo de fuera de Cataluña en la OK Liga. El viernes se juega medio título con el Barça.

La plantilla del Liceo y Juan Copa, su entrenador, posando para AS.
Jesús Sancho (Sanchofoto)

Todo el mundo conoce esa pequeña aldea gala de Uderzo y Goscinny que resiste indomable al poder del imperio romano. Algo parecido, pero actualizado al siglo XXI, es lo que sucede con el Deportivo Liceo. Su aldea es A Coruña, y el imperio no es romano, es catalán. Y es que en la OK Liga, la máxima categoría del hockey sobre patines, el conjunto gallego compite contra 15 equipos de Cataluña. Los verdes, ahora un poco más blanquiazules desde que hace poco más de dos años firmasen un convenio con el Depor, resisten el arrollador dominio catalán en el hockey. Además, lo hacen con éxito. Campeones de invierno, colíderes junto el todopoderoso Barcelona después de ceder solo una derrota y un empate en 17 partidos y firmar la mejor racha de victorias consecutivas de su historia (12).

La hazaña del club coruñés tiene todavía más mérito en estos tiempos de pandemia, en los que los viajes, sobre todo en deportes modestos, son todo un calvario. El Liceo tiene que hacer quince desplazamientos a Cataluña esta temporada. Todos sus rivales, uno a Galicia. El resto para ellos son, como mucho, viajes en autocar dentro de su comunidad. La sensación de olvido se torna casi en abandono ante una federación que, como se puede suponer, está dominada por catalanes. Por ejemplo, no ayuda a los gallegos económicamente por su clara desventaja territorial. O lo sucedido la Liga pasada, suspendida por el Covid y dando campeón al Barça, líder en ese momento. La decisión indignó tanto que el Liceo llegó a meditar emigrar a la liga portuguesa ante el desamparo que vivieron.

El milagro gallego lo comanda el coruñés Juan Copa, técnico del Liceo desde hace tres años y que como jugador fue el primer capitán de la selección española junior que no había nacido en Cataluña. Para el técnico liceísta, el secreto del éxito viene del “año pasado. Pusimos unos cimientos y lo que pintaba bien se ha convertido en un bloque. Tenemos una idea y vamos todos a la misma. Eso se une a que somos un equipo muy fuerte físicamente y que ha dado un paso adelante en solidez, en esa faceta nos faltaba alto. Además, estuvimos atentos al mercado, en el que estamos en desventaja con el Barça y los equipos portugueses, que se manejar como lo que son, clubes de fútbol”.

En cuanto al hecho de ser el único equipo no catalán Juan Copa resalta que el “Liceo lleva toda la vida luchando en desigualdad, y ahora con el Covid, más. Además del tema económico, hay un tema físico. El tiempo que pasamos en los aeropuertos, cómo son los viajes con la pandemia… Ninguno de nuestros rivales en la OK Liga tienen este desgaste. Lo bueno, que todas esas horas juntos nos hace competir como una familia”. El entrenador coruñés prefería que hubiese “más equipos de fuera de Cataluña, pero también digo que los que están lo hacen por méritos propios”. Para destacar “el respeto que siempre hay hacia el Liceo, saben el esfuerzo que hacemos para pelear cada año. Nos tenemos que estar reinventando constantemente. Algo haremos bien, siempre estamos ahí. Volvemos y volvemos”.

Unas vitrinas con 42 títulos

La aventura del club verdiblanco nació en A Coruña en el colegió Liceo la Paz en 1972. Poco a poco el hockey caló en la cuidad y el equipo ascendió a la máxima categoría en la temporada 1978-79. En su estreno en ‘primera’ acabó séptimo y los títulos no tardaron mucho en llegar. Fue con un triplete espectacular al conquistar en 1982 Liga, Copa y Copa de la CERS. Solo cinco años después los verdes ganan su primera Copa de Europa, a la que acompañan con la Intercontinental. Su palmarés, con 42 títulos, es impresionante: Liga (7), Copa (9), Copa de Europa (6), Supercopa de Europa (6), Intercontinental (5), Recopa (2) y CERS (7). Sus años de gran gloria fueron sobre todo los 80 y los 90, pero no ha dejado de sumar éxitos en ninguna de las últimas décadas. Esta temporada su reto es volver a ganar la Liga tras siete temporadas consecutivas de dominio del Barcelona y convertirse en un rey gallego dentro del imperio catalán.

Este viernes tendrán la oportunidad de aproximarse un poco más al trono con un partido en todo lo alto. El Barça, colíder junto a los gallegos, visita A Coruña en un partido que puede ser casi definitivo para el desenlace de la OK Liga. En la ida en el Palau se impusieron los gallegos (3-4), por lo que será un partido de cuatro puntos al entrar en juego el golaverage. Juan Copa, lo tiene claro: “La trayectoria que llevamos uno y otro habla de lo que nos jugamos. Hemos cedido solo una derrota y un empate y aun así estamos empatados. La pasada temporada el Barça ganó 24 partidos seguidos hasta que perdió con nosotros. Es el mejor equipo del mundo, pero nosotros nos lo creemos. Lo vamos a preparar como una final. La gran lástima es jugar ese partidazo sin gente”.